jueves, 12 de abril de 2012

No son judaizantes...

Reproducimos en esta entrada una carta abierta a un miembro del Camino NeocatecumenalSuele estigmatizarse a los críticos del CN como tradicionalistas gruñones, devotos del Rito Gregoriano, etc. Sin embargo, notarán nuestros lectores que el autor confronta las costumbres kikas con las normas litúrgicas post-conciliares y no argumenta desde una posición tradicionalista. El CN despierta merecidos reparos en diversos sectores de la Iglesia.

Estimado miembro del CNC:
En primer lugar, aquí nadie discute si hay que poner lecturas del A.T. o del N.T., eso ya lo resolvió de una vez para todas el concilio de Trento en el s. XVI. En segundo lugar, no soy “hermanito” de nadie, solo tengo un hermano y no suele escribir en estos sitios; el resto de los seres humanos son sólo "hermanos" en plural, en sentido genérico, hermanos en la fe o como quieras llamarlo. No me has pedido permiso para un trato de tanta confianza, así que te agradecería que cuando te dirijas a mí, lo hagas con un respeto y con educación, igual que ahora mismo hago yo contigo. He de suponer que te dirigías a mí, porque fui yo quien afirmó que sois judaizantes a no poder más. Y me mantengo en ello, a no ser que me lo demuestres contestando a mis preguntas de un modo razonable.
Utilizáis en las eucaristías elementos judíos de ornamentación y les dais catequesis y todo, y vais y ponéis un candelabro de 7 o de 9 brazos, algunos de diseño propio, otros de diseño judaico, porque están traídos de allí. Mi pregunta es ¿por qué lo hacéis, cuando las normas litúrgicas no lo prescriben? Se necesitan nada más que dos velas para celebrar la Eucaristía, 4 para la adoración menor del santísimo (en la PÍXIDE) y 6 para la adoración mayor (en la CUSTODIA). Como veréis los rituales litúrgicos son muy detallados en lo que se refiere a la utilización de la luz en el altar. ¿Por que añadís 7 o 9 luces más, con un candelabro claramente judaico?
En algunos sitios he visto como utilizáis el "talid" hebraico, o paño para la oración, que los judíos se colocan sobre la cabeza cuando oran, y lo hacéis a modo de cubre ambón, o cubre atril, para la palabra. En primer lugar, ¿es que no tenéis otra manera de adornar el ambón? Pero si en cualquier tienda te encuentras telas mucho mas bonitas; o tenéis gentes que se dedican a bordar esos tres paños monotemáticos que tenéis ¿por qué empeñaros en utilizar el talid? Me parece una falta de respeto muy grande ante los judíos ¿qué pensaríais si otras religiones adquiriesen cálices cristianos o patenas para utilizarlos con otros fines de su propia religión, o si adquiriesen casullas y vestimentas litúrgicas para utilizarlas de mantel o qué se yo?
Y las fundas del talid, unas bolsas cuadradas decoradas con motivos hebraicos como las tablas de la ley, la corona de la torah u otras cosas, las utilizáis a menudo como fundas para la Biblia... no sé, creo que estamos en lo mismo.
Pero la cosa no se queda ahí, tomáis cantos propios de la liturgia hebraica y los traducís, o la manía de cantar el Ave María en arameo ¿no os parecen elementos fuera de lugar?
Pero hay más, en el libro hecho por los arquitectos del camino, "Espacios litúrgicos celebrativos" (Ed. EGA) cuando te presentan la forma en la que diseñan el sagrario, te ponen como ejemplo el armario de las sinagogas donde se guarda la torah, y qué curioso, que los diseños de kiko son muy similares; la única diferencia es que debajo del lugar reservado a la Biblia, hay una puertecita para guardar al Santísimo Sacramento de la Eucaristía, pero hay otra puerta, que al cerrarla, cierra también el sitio donde están las Escrituras, de manera que al hacer la genuflexión ante el Señor -los que la hagáis del CNC que sois bien pocos- también te arrodillas ante la Biblia. Esto no me parece nada cristiano ni católico. La Biblia es palabra de Dios cuando se lee en la liturgia cristiana, cuando se reza, lo que quieras, y al libro ciertamente se le tiene un respeto, pero de ahí a la adoración hay muy poquito, y ni mucho menos se puede equiparar un libro al Santísimo sacramento de la Eucaristía, que es el mismo Cristo que se da a comer, Presencia de Dios; la Biblia sólo cuando se lee es presencia de Dios, no cuando se guarda: NO SOMOS UNA RELIGION DEL LIBRO, y no tenemos por qué guardar la Biblia en el Sagrario, eso me parece muy gordo, por mucho cariño que le tengamos a las Sagradas Escrituras. Son PALABRA DE DIOS y PALABRA DEL SEÑOR sólo cuando se leen, y ciertamente CRISTO ES LA PALABRA, pero CRISTO NO ES LA ESCRITURA, esto lo dejó bien claro el Concilio Vaticano II en la Const. Dogm. DEI VERBUM. La Palabra es Dios mismo, la escritura un medio para transmitir la palabra, como la voz que lo lee.
Os empeñáis en cantar SHEMAS y escribir SHEMAS en hebreo por todos lados, y hacéis cuadritos muy bonitos y todo lo que queráis, y vais y los colgáis al lado de la puerta, en un lugar donde se vean, etc. ESO ES UNA NORMA JUDIA, nosotros no tenemos por qué rezar el Shema varias veces al día, ni tenemos por qué tenerlo al lado de la puerta, y ni mucho menos en hebreo, en una lengua que no conocemos, nuestro shema, por así decirlo, Cristo lo cambió por algo mejor, el Padre Nuestro, que incluye todo lo que pueda incluir el Shema y más aun, nos lo dio Dios mismo en persona, cambiando lo anterior, no hace falta tenerlo inscrito en las puertas, llaveros, en las filacterias y lo que queráis, sino que es una Ley para llevarla a todas partes escrita en el corazón, y así es como nos recompensa el Padre que ve en lo secreto.
No me digáis que no sois judaizantes, con toda la significación alegórica que queréis darle al pan ácimo de la eucaristía, que si pan de la esclavitud del pecado, que si vino de la libertad del pecado, que si éxodo para adelante y para atrás, que si maná del cielo, que si, que la alegoría ayuda, pero que una vez consagrado ese pan ya no es pan, ni ese vino es vino, son el Cuerpo de Cristo y la Sangre de Cristo, Dios mismo en presencia, y ante Dios toda alegoría empobrece, oculta, e incluso ensombrece su presencia, eso que os quede bien claro. Así, no me extraña que muchos de vosotros al entrar al templo para celebrar la Eucaristía, pasáis por delante del Santísimo y no hacéis la genuflexión ante el Señor. Me gustaría veros reaccionar cuando alguien entrase en una de vuestras casas y ni os mire a la cara.
Pero vamos, si hasta en las páginas no oficiales del camino ponéis cosas del mundo judío, y si no echadle un vistazo a esta

Y no me digáis que no sois judaizantes, que cuando hacéis una capilla grande del sagrario la llamáis YESHIVÁ o Casa de la Palabra, y reclinatorios no ponéis, porque eso de rezar arrodillado delante del Señor, o de arrodillarse en la Eucaristía no os va, porque es postura del penitente y no de la asamblea de resucitados bla, bla, bla, aunque esté mandado por la Santa Madre Iglesia y por el Papa en los rituales litúrgicos, pero ponéis dos hileras de tronos y escritorios uno enfrente del otro, delante del sagrario con la Biblia encima de donde esta Señor, como ya os he descrito. Bueno, estas YESHIVAS son idénticas a las YESHIVAS de las SINAGOGAS JUDIAS, nada, comprobadlo en las capillas de los Redemptoris Mater o de vuestros centros neocatecumenales, que tenéis muchos.
Bueno, y la de veces que he tenido que escuchar a la Srta. Carmen Hernández decir tonterías acerca de la concepción judaica de la sexualidad, que si los baños para la purificación de las mujeres cuando tienen la regla... todavía me acuerdo cuando hicieron leer a todo el mundo "Las aguas del edén" en 1991 (Ed. DDB), valiente rollazo judaizante... que si la concepción judía de la vida, que si los judíos cuando rezan, que si los judíos esto, que si lo otro. Mira, yo no me creo mejor que los judíos ni peor que ellos, pues Jesús, la Virgen y los Apóstoles fueron judíos, pero no me considero de religión judía por muy predecesores del cristianismo que sean. Bien pronto se separaron los Apóstoles de las costumbres religiosas judías para llegar a todo el mundo conocido, y mezclarse con otras culturas, así, el cristianismo sirve para todos, y toma de todos lo que puede tomar para santificarlo. No, no me gusta que me llamen hijo de Israel, porque no me considero tal, aun cuando nuestra fe hunda sus raíces hasta Abraham, y este sea nuestro padre en la fe, todo lo que tú quieras, pero ya san pablo habla de esto y lo deja muy clarito.
Prefiero ser hijo de María, que creyó sin dudar, creyó con más FE que Abraham, el cual no daba crédito a la promesa y tuvo a Ismael. La Virgen creyó, y dio a luz a Dios mismo hecho hombre. Ella es nuestra madre en la Fe. Ella es la verdadera hija de Sión, madre de todos los creyentes en Cristo, imagen de la Iglesia, que también es nuestra madre, que también cree con una fe igual a la de la Virgen Maria.
Si, por la gracia de Dios, soy Hijo de la Iglesia, Hijo de la Virgen María, Hijo de Dios en Cristo, y por eso, como Cristo, puedo llamar al Padre con su oración "Padre nuestro...", esto es imposible para un judío, un escándalo, una blasfemia.
Me quedo con lo nuevo, sí, que lo viejo ya ha pasado, TODO ES NUEVO, por eso hay que sacar de las arcas lo nuevo y lo viejo, y de lo viejo, lo que no sirva tirarlo, y lo que sirva hacerlo nuevo.
¡¡¡ASI QUE POR FAVOR, SI QUIERES DECIRME QUE NO SOIS JUDAIZANTES HAZLO DE UN MODO CONVINCENTE Y ARGUMENTADO, NO DICIENDO TONTERIAS!!!
Un saludo.
 K.


N. de R.: Para conocer más sobre el significado y uso de varios de los elementos judíos citados en este testimonio pueden verse los siguientes vídeos: 


http://www.youtube.com/user/koltuvsefarad?feature=watch


Las imágenes de los objetos litúrgicos neocatecumenales se encuentran en el sitio de un kiko-shop:


http://www.caal.it/

13 comentarios:

Miles Dei dijo...

Simplemente los catecumenales confunden el fariseismo del Nuevo Testamento con la tradición apostólica a la cual acaban corrigiendo y suplantando.

Es un gran error que les lleva a todo esto que vemos y que viene de las lecturas de autoridades universitarias de Kiko y Carmen en los años posconciliares y que es algo que he comprobado repetidamente en tantas personas tan bienintencionadas como poco instruidas a los que los hábiles embaucadores del realismo fantástico bíblico seducen con sus camelos.

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

No se pierdan el último artículo de Arráiz, que, soslayando los textos conciliares, se recluye en un durisimo ultramontanismo eclesiológico digno de los peores filolefes.
Leyéndolo, dan ganas de hacerse progre, es muy curiosa la sensación.

Anónimo dijo...

Llámenme friki conspiranóico, pero yo creo que esta obsesiva liturgia judaizante, las frecuentes menciones de Kiko al Talmud, articulitos como éste, Domus Galilea, el hecho de que tomen partido agresivo en el conflicto palestino, o que el segundo apellido de Kiko sea Wirtz no son simples casualidades de la vida. En la añorada Edad Media por una décima parte de esto eras seguro pasto de la hoguera.

(Comento como anónimo para salvar mi reputación, pues sé que estas cosas no están bien vistas y dan mala imagen incluso aquí...)

Anónimo dijo...

Por lo que conozco yo del CNC (que es bastante), puedo decir que es gente muy inteligente y sabe como actuar en cada lugar. En una Misa abierta a todos actuarán como la Iglesia prescribe, en sus "Eucaristías" (privadas) no cabe la menor duda que todo lo anterior era un teatro.

Esto se puede comprobar con la gente 'menos culta' que habla libremente y se oyen unas barbaridades de cuidado (sobre todo con lo relacionado en los años preconciliares).

En fin, paciencia y que el Santo Padre actúe en consecuencia (también con los Cardenales traidores).

Miles Dei dijo...

Palabras de Carmen en la convivencia de catequistas a final de 2011:



Esto que es muy importante, ya con el Concilio y más tarde se ha visto cómo no es suficiente ni siquiera la Biblia, sino las tradiciones de la Iglesia, los targum que tiene Israel que son importantes.

En otro lado de ese mismo mamotreto nos muestra más claramente como identifican el rabinismo con la Tradición, que en el mamotreto viene con mayúsculas tal como lo transcribo.

Y dice la historia, la Tradición de la Iglesia, dice el Talmud, dicen los rabinos, que
inmediatamente se presentó ante él el Ángel de la misericordia, porque David dijo:
¡Es verdad, soy un canalla, soy un pecador! Y compuso este salmo.


Y vemos como vuelve Carmen sobre el tema que el Concilio ha recuperado la Tradición, o sea: el judaismo para explicar la fe católica.

O sea, no es solamente conocer las Escrituras sino también todas las tradiciones y los targum hebreos, que también eso ya lo ha dicho el Concilio, que estaba bastante perdido.
Entonces, con el latín de las Escrituras la gente ni entendía la Palabra ni nada, y el Concilio ha recuperado toda la Tradición de la Iglesia, que ha sido una cosa impresionante con toda la Iniciación cristiana y con el Bautismo. O sea, que no somos hijos del Kiko ni del kikianismo, sino de la Santa Madre Iglesia. Pues eso quería yo decir.


Y este es Kiko:

El Camino no existiría sin la Palabra. Independientemente del sentimiento, de sentir o no sentir, está el poder de la
Palabra, eso lo saben muy toda la Tradición de la Iglesia. Y Dios ha encargado al Camino esto: la Palabra. Pensad que casi había desaparecido de la Iglesia católica, no existe una Celebración de la Palabra en sí, estamos nosotros recuperándola para
la Iglesia. Ahora, en este momento que vamos a vivir es mportantísima la Palabra.


Ese poder de la Palabra ¿que es? ¿El poder personal de Cristo como Dios y hombre verdadero y Verbo del Padre o un poder que se atribuye supersticiosamente a un libro y a unas letras al modo del judaismo?

La falta de formación para distinguir en la analogía entre la materialidad de la Revelación y la Sagrada Humanidad de la Segunda Persona de la Santísima Trinidad (no es lo mismo el Ipsum Esse que emerge en el cuerpo de Nuestro Señor, persona divina, que el esse comun que se da en lo material de la revelación en un papel o un libro o un pensamiento humano inspirado o cualqueir otra especie) es un tema por el que se abre paso a grandes deformaciones. Se llega a pensar que una Biblia tiene poder por sí misma y muchas más cosas. Por eso es tan importante como la Eucaristía y se la pone sobre ella en cuasi adoración en lo que es una clara simbología herética similar a la de las rosas sobre la cruz.

Esta es la formación que reciben los catequistas y que transmiten a las comunidades y en la que juega un gran papel el autoengaño y la buena intención unida a una pésima formación.

Martin Ellingham dijo...

Arráiz están ahora enfrascado con lo del "instrumento". No sé si entiende bien algo de la causalidad instrumental.

Saludos.

Miles Dei dijo...

Pues cuando lo metas en la formalidad de la gracia (causa formal) no te extrañe que acabe o luterano o pelagiano.

Miles Dei dijo...

Mira que si en un futuro la FSSPX se incorpora canónicamente y los Kikos se rebelan en cisma ante una futura condena-reforma de su liturgia. ¿Qué sería de los infocatólicos y sus informaciones caóticamente ordenadas?

mic dijo...

Queridos Amigos,

gracias a vosotros!

In Domino

Anónimo dijo...

Recomiendo echar un vistazo a este blog español crítico con el Camino:

http://cruxsancta.blogspot.com.es/

Se hacen eco de esta entrada y tiene otras informaciones interesantes.

Pedro dijo...

Y digo yo, ¿pésima formación, buena intención, autoengaño...? Dice el Evangelio por sus frutos los conocereis. Solo hay que ver el número de hijos de cada matrimonio, la duración del matrimonio, los hijos en la Iglesia y muchos de ellos seminarista, la alegría de vivir de la resurreción de Cristo, los Redemptoris Mater etc. etc. etc.

ME DA LA SENSACION DE QUE HAY MUCHA ENVIDIA DISFRAZADA DE BUENA INTENCION...

Redacción dijo...

Pedro: el argumento de los frutos y la envidia se usó para defender a Marcial Maciel silenciando críticas.

Anónimo dijo...

Se nota que quien escribió este artículo no conoce para nada el camino. Yo hago camino y participo todos los domingo de la eucaristíadel camino, como también participo de las eucaristías diocesanas. Me confieso frecuentemente, me acompaña espiritualmente un sacerdote diocesano, participo de las peregrinaciones de mi arquidiócesis, soy catequista y coordinador de la pastoral juvenil de mi ex liceo, en fin. El camino es un itinerario al servicio de la iglesia.
El tema de los signos judíos, ¿Qué tiene de malo? Que la biblia esté junto al Santísimo, ¿Qué tiene de malo? En mi parroquia no está junto el santísimo con la biblia, pero siempre tiene flores. Creo que no tendré arrodillarme más frente al santísimo porque estaría adorando las flores.¡Que absurso!
La paz contigo, hermano. Que el Señor te regale un corazón humilde.