lunes, 22 de agosto de 2011

El «éxito» de las JMJ.


Desde la mentalidad barroca se intenta enfatizar que la Iglesia es una sociedad visible, tan exterior como España, Francia e Italia. Se desea que lo sobrenatural sea lo más visible posible. Y se reduce lo mistérico a ideas claras y distintas.

El precio de esta mentalidad es hacer de la Iglesia una comunidad humana, tal vez demasiado humana. Para una mentalidad barroca, las JMJ serían un éxito superlativo. Ni los indignados, ni los frikis, ni el calor, ni los excesos de los jóvenes, podrían empañar semejante apoteosis de la cantidad. Los números cantan, dos millones son abrumadores, por más que las formas externas no sean las del siglo XVII.

Lo más importante de la Iglesia, sin embargo, es la presencia de Cristo, que llama hacia él a sus miembros, que participan de la gracia. Ese don divino, corazón íntimo, Misterio, que se manifiesta a través de los sacramentos y de la estructura exterior. Desde esta perspectiva, el éxito en convocar multitudes tiene un valor instrumental: se subordina a la acción de la gracia.

¿De qué nos alegramos? Sobre todo, del bien sobrenatural que tiene primacía, pues hay más gozo “…por un solo pecador que se convierta, que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse” (Lc. XV, 7). Además, en general, por todos los bienes implicados en las intenciones de Terzio, en la medida en que se hayan logrado.

¿No hay nada criticable de las JMJ? Claro que sí. No tenemos por qué negar la realidad. En entradas sucesivas, Deo volente, volveremos sobre el tema. 

42 comentarios:

Lucanor dijo...

De seguro que algún filolefebrviano ha dicho esto en el blog de Luis Fernando,


Me gustaría denunciar la apropiación por parte del OPUS DEI de la JMJ:
- un numerario del IESE, Yago de la Cierva, director ejecutivo
- un sacerdote de la prelatura, Javier Cremades, director de los actos centrales
- como siempre, un numerario, Ignacio Vicens, hizo los escenarios [por cierto, resultaron un desastre ante la tormenta del sábado]
- los servicios de protocolo los acapararon personas de la Universidad de Navarra, que daban todas las órdenes
- la escuela Fuenllana, de la Obra, acaparó todo el catering que se sirvió en la Nunciatura
- Javier Echevarría, el dirigente máximo del Opus, en sitio preferente en todos los actos. Otros, a la última fila o a buscarse la vida.
- numerarios y supernumerarios de centros del Opus Dei fueron ubicados en los mejores cuadrantes en la Vigilia
- plaza de toros cubierta de Vista Alegre para las tertulias del miércoles con el prelado de la Obra: ¿una activídad más de la JMJ? ¿Entonces porqué no fue abierta? Sólo miembros del opus. Cesión gratuita que NO PAGÓ EL OPUS DEI.


Pero a mí me ha dado una gran alegría. Yo pensaba que la mejor institución de la Iglesia Catolica, el Opus Dei, no había podido tener participación alguna, y resulta que el gran éxito de estas jornadas lo debemos precisamente y sobre todo al magnífico trabajo de (los hombres y mujeres de) la mejor institución de la Iglesia: el Opus Dei. Ahora me explico el extraordinario éxito de las JMJ 2011. Magnífico.

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO dice: una línea de sana crítica podría ser el que esta JMJ afianza una característica del catolicismo actual que sería importantísimo desapareciera cuanto antes. Hay en él al menos dos lineas paralelas que avanzan sin jamás cruzarse. 1) Los macroeventos y 2) el dia a dia. Cabe también preguntarse si los responsable de que el dia a dia sea lo que es pretenden legitimar su acción -o su inacción- con los macroeventos como argumentos. Finalmente me permito sugerir se incluya esto en el análisis: ¿Tienen perdón de Dios aquellos que habiendo quedado patente su capacidad de convocatoria y organización toleran que llevemos más de 40 años sin un catecismo decente?

Anónimo dijo...

Guenon tiene un libro titulado "El reino de la cantidad". Le vendría bien leerlo a los entusiastas de la JMJ.
El marqués de Dos Aguas

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO añade: No hacerse ilusión alguna de un debate serio y racional con los hooligans de este y otros macroeventos. Es imposible. La razón pueden verla Vds. en las palabras con que comienza uno de los exultantes artículos de la cigüeña de la torre: "No tengo palabras. Sólo emociones". Y tiene toda la razón: "Sólo emociones". La situación actual en España al respecto es muy similar a la vivida a raiz de la muerte de Diana Spencer. También en aquella ocasión sólo había emociones. Hasta el punto de que alguien muy inteligente y con frecuencia brillante como Antonio Mingote presentaba en uno de sus dibujos a la adúltera repetitiva y derrochadora notoria equiparada nada menos que a Teresa de Calcuta de cuya mano se disponía a entrar en la Gloria. "Sólo emociones". Así que preparémonos a recibir todo tipo de insultos pero que se haga el análisis por el bien de la Iglesia.

maribel dijo...

Huy! no me digas que Luis Fernando de infocatolica tambien te va hechar si no hablas bien de la JMJ!
:/ Es un drama la JMJ, pero muestra lo que es la mayoria de los que se dicen catolicos: cínicos, calculadores/estadistas, recaudadores de fondos, y gente hueca y sperficial.

Jordi Morrós dijo...

En este mundo postmoderno en el que vivimos todo se gestiona a partir de las emociones (la promoción mediante anuncios de las marcas comerciales, los macroeventos católicojuveniles, el voto en las consultas electorales, y dejo la lista de momento abierta).

A mi de todos los eventos de la JMJ sólo me ha impresionado ver a través de cadena 13tv a algunos jóvenes rezando en silencio durante los intermedios de las jornadas. Ahí ya entramos en el "misterium fidei", y ante eso pocas disquisiciones se pueden hacer.

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO aclara: Yo defiendo la sana crítica constructiva que no tiene nada que ver con el chismorreo sobre la mayor o menor presencia de uno u otro movimiento, con la utilización de argumentaciones partiendo de autores como Guenon o con las lenguas de víbora como la de esa ignorante que escribe hechar por echar.
Si la Redacción no está muy atenta lo que podría ser una excelente y oportuna aportación va a degenerar miserablemente. Y va a ser, además, totalmente ineficaz.

Un ronin católico dijo...

El tema de las cifras es claro que es la más clara demostración de que la Iglesia es laodiciana. Término que me gusta aplicar a este modo mundano y triunfalista, peligrosamente cercano al naturalismo pelagiano en premisas o conclusiones, de entender la Iglesia.

Hermenegildo dijo...

Yo no sé qué tiene la JMJ de barroca; en el Barroco se hubieran horrorizado de esas pintas de "hippies" que presentaba la mayoría de los jóvenes e incluso no pocos sacerdotes.
Barroco eran las imágenes y los pasos que participaron en el Via Crucis de Recoletos. Las procesiones que se formaron a continuación con estos pasos fue, con diferencia, lo de mejor gusto de toda la JMJ.

Un ronin católico dijo...

Insisto en el hecho del XXXV Congreso Eucarístico Internacional que contó con similar participación a pesar de encontrarnos en una época donde los desplazamientos no eran tan fáciles como hoy día.

Es interesantísimo el analizar el radiomensaje de su santidad Pio XII a tal evento. Las partes similares a los mensajes de Benedicto XVI y la parte esencial en la que insiste Pio XII que posibilita todo el evento. Destaco esta cita que une a la parte humana muy vistosa con una frase propia para mostrar la fuente más allá de lo mero humano y visible "Nos deseamos mucho más":

España y Barcelona, o, mejor dicho, el trigésimo quinto Congreso Eucarístico Internacional, pasará al Libro de Oro de los grandes acontecimientos eucarísticos por su perfecta preparación y organización, por la amplitud y acierto de sus temas de estudio, por la brillantez y riqueza de las Exposiciones y certámenes que lo han adornado, por la imponente concurrencia presente, por el sentido católico que lo ha inspirado, especialmente recordando los hermanos perseguidos, y por el contenido social que se le ha querido dar, tan en consonancia con Nuestros deseos. Pero Nos deseamos mucho más: Nos queremos proponerlo como ejemplo al mundo entero, para que al veros —tantas naciones, tantas estirpes, tantos ritos — «cor unum et anima una» (Act 4,32) pueda comprender dónde está la fuente de la verdadera paz individual, familiar, social e internacional;

Antes había hecho lo mismo el Pontífice con el tema de la paz del mundo, lema del congreso eucarístico, mostrando la fuente sobrenatural de la misma que sólo se puede obtener en la Eucaristía.

Son modos muy distintos de entender la Iglesia aquellos que se fijan sólo en lo visible y aquellos que unidos a la mente papal van a lo esencial. Al verdadero éxito que no se ve y que es el que hay que buscar.

Un ronin católico dijo...

Por barroco creo que al autor del artículo entiende la exaltación de lo sensible, de lo visible, de lo humano. Algo que sin la gracia de Dios que lo anticipa, lo mueve y lo acompaña para finalizarlo, resulta en poco menos que vacuidad y que cuando se hacen mera estructura aparte de la gracia son poco menos que una farsa de lo que es la Iglesia.

Anónimo dijo...

¿Pero este artículo no postponía las críticas y se dedicaba a alegrarse por los aspectos positivos?

¿No habéis visto nada digno de gozo y júbilo cristianos?

Ya os odéis ahorrar los artículos de crítica.

Un ronin católico dijo...

Como ven, ni siquiera entienden lo que se quiere decir. Es una concepción netamente a medias entre pelagiana y mesaliana, como demuestra este último concepto "ver júbilo y gozo cristiano".

O sease: el tranplante del calvinismo al catolicismo, un calvinismo que no es sino la consecuencia necesaria de ser coherentes en el fuero externo con las premisas que Lutero ponía en el fuero interno.

Cougar dijo...

Ayer presencié como una persona, tras pasar la noche del sábado sin dormir por acercarse a la JMJ en Madrid, ya de regreso a su lugar de origen, paró en el pueblo en el que veraneo, fue a Misa dominical de 12 y, antes de recibir la Eucaristía, fue abroncada por el párroco:

-"¡Que sea la última vez que lo haga...! La próxima vez le negaré la Comunión..."

Los feligreses que estábamos en la parte delantera de la cola para comulgar quedamos sorprendidos. ¿Qué había hecho el pobre hombre?

Pues arrodillarse para comulgar. ¡Terrible!

Si saliera algo bueno de la JMJ, no hay que preocuparse: lo eliminarían de tal forma que parecería que nunca hubiera existido.

Antes de que alguien me diga que soy un cínico, le pediría que hiciera las próximas diez comuniones de rodillas en la boca. Y que después volviera aquí y nos contara qué es lo que ha vivido en sus propias carnes...

Mientras tanto, en homenaje al neogallego que nos promete a los españoles una educación en inglichpitinglich pero no en español, ése que ahora va haciendo promesas al Papa (parole, parole, parole), permítanme repetir las palabras del avatar de John Donne, pero esta vez referidas a las JMJs en general y a la de Madrid en particular: "much ado about nothing".

O como me dicen en el bar de mi pueblo cuando me pongo a ayudarles:

"Eres como el vuelo de la mosca: No haces nada pero te meneas más que un flan en manos de la tía Paca (es la cocinera, que sufre párkinson pero que se ríe de la jocundia de su nieto mayor...)".

La JMJ pasará, pero las broncas a los feligreses que sigan arrodillándose para comulgar, quedarán. Y si alguien no está de acuerdo conmigo, me apuesto con él un bocadillo de jamón y una caña de cerveza en la barra del Palacio del Jamón, en la Gran Vía de Madrid...

¿Se anima alguien a apostar...?

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO a COUGAR: Totalmente de acuerdo con Vd. ¡Por desgracia! ¡Qué más quisiera yo -y pienso que todo católico- que la JMJ significaran algo realmente importante EN EL DIA A DIA! Pero no podemos cerrar los ojos a la realidad ni confundirla con nuestros deseos. ¿Qué en la JMJ ha habido conversiones, que se ha rezado mucho...? ¡Sin duda! ¡Sólo faltaba eso: que después de esa movilización oceánica nadie hubiera salido beneficiado! Pero a COUGAR y a un servidor lo que nos preocupa es el dia a dia de la Iglesia. Y creemos -y por desgracia comprobamos constantemente- que sigue tan perenne después del macroevento. ¿O no? ¿Alguien tiene argumentos y datos para afirmar lo contrario? PORQUE ME ENCANTARIA NO TENER RAZON. ¿O van a echar de la Curia a Fisichella, o a negar la Comunión a la Cospedal, o a poner de patitas en la calle a la monja abortista, etc, etc, etc? Claro que es un pregunta retórica.
Esa es la razón de la inanidad fundamental de esos macroeventos: que se pueden comparar a una línea que avanza en paralelo con la otra linea de la vida diaria -la real- sin mezclarse jamás con ella. Que incluso puede servir de coartada ficticia a quien, por poner un ejemplo, no se atreve con las profanaciones de Entrevías para pensar que lo está haciendo bien. Un servidor ha leido vidas de grandes misioneros populares -el P.Esteban de Adoain OFMC, por ejemplo- y ha tratado largamente con otros -como el P.Patricio Gutiérrez S.I.- y todos coinciden en algo tan de cajón que daría hasta verguenza recordarlo si no fuera por la exaltación insensata de los JMJeros y neocones en general: Que aquellos dias de intensa evangelización de masas eran realmente fecundos cuando los párrocos eran buenos.

Wanderer dijo...

Hermenegildo: Probablemente los barrocos se hubieses horrorizado de los jóvenes con pinta de hippie, tanto como usted y yo, y otros más, nos horrorizaríamos de las calzas que usaban los barrocos que insinuaban groseramente sus vergüenzas y los escotes más que provocativos de sus mujeres.
Detrás de esta discusión se esconde la tentación fácil de maldecir por mundanas a las JMJ. Cuidado, que las concentraciones del pasado eran iguales, o peores. ¿O ustedes creen que las marejadas de peregrinos a Santiago, o a Tours, o a Chartres, o Montserrat, venían todos piadositos rezando el rosario y cantado el kyrieleison de Angelis?
Basta estudiar un poco para darse cuenta de que no era así. Veamos el ejemplo cercano del Llibre Vermell de Montserrat. Los monjes cambian las letras profanas, e incluso lascivas, que los peregrinos cantaban en el templo y sus alrededores cuando terminaban su marcha, por otras religiosas, conservando las melodías. Y mejor no preguntemos de qué modos los peregrinos festejaban el fin del largo peregrinaje: no era, precisamente, con kyrieleison.
La naturaleza humana siempre es la misma. No hay muchos cambios. Lo cual no implica que el reinado de la cantidad se evangélico.

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO sigue: No estoy tan seguro de esto otro y por eso lo someto a la crítica de otros comentaristas y de Redacción. Y es que los que sí salen beneficiados de todo esto son los movimientos. Opus, Kikos, Regnum Christi, Focolares, Carismáricos, etc, etc, etc...en cuanto que reciban nuevas adhesiones. Y por mi perfecto. ¡Que les aproveche a los movimientos! ¿Pero eso es la Iglesia Católica como tal o un sector de ella que a veces no es tan maravilloso? Es el fiel de a pie, aquel que tiene el Bautismo, la Fe, los Sacramentos, es decir todo lo que en principio debe bastar para santificarse en su propio estado sin tener que pertenecer a movimiento alguno el que sigue después de la JMJ con la misma desprotección que había antes de ella por el vacío de gobierno en la Iglesia que es precisamente a los más débiles a quienes más afecta.
Por eso la crítica -la sana crítica- de la JMJ provoca la reacción airada de tantos interesados. Que sin duda lo hacen de buena voluntad porque no ven -o no quieren ver- el problema actual. Y como a ellos les va de cine...
Pues adelante con la sana crítica -la sana ¡ojo!-. Ladran, luego cabalgamos

Anónimo dijo...

WANDERER no generalize. Ya que alguien ha hablado del Congreso Eucrístico de Barcelona le diré que una de sus formas de entroncarse con el dia a dia fue precisamente la construcción de una barriada para gente humilde. Que se llamó "las viviendas del Congreso" No serían perfectos pero no se daba el divorcio entre el castillo de fuegos artificiales y el dia a dia posterior. Y supongo que se promoverían más obras similares para el post -congreso.
PEDRO HISPANO

Anónimo dijo...

En tiempos de Cristo, todo el Imperio Romano no tenía más de 10-12 millones e habitantes.

Las "cantidades" son proporcionales a la población y acordes con los medios materiales.

Pioquinto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pioquinto dijo...

Gracias a Dios. ha pasado este desfiguro, sin pena ni gloria. Mañana ya nadie se acordará de él.
Los ganones fueron los del opus night, donde la plata habla y el superkiko, que atrapó 5000 incautos y 3200 incautas para su secta judaizante, con el ajo de kikizar la China. Pues que los manden a la China cuanto antes, con todo y el anuncio ambulante de Adidas, KArmen.

Tulkas dijo...

El altar al estilo benedictino en la Almudena dur'o una Misa, sin embargo, las pintadas de kiko est'an all'i a perpetuidad.

El cotarro eclesial (de la Nueva Iglesia, que dir'ia alguno aunque yo no me atreva a tanto) lo manejan los movimientos sectario/mafiosos, los inertes rectores de los seminarios (enti'endase inerte de inercia), los curas con insuficiente formaci'on y muchas ganas de deformar, la deforma lit'urgica de Montini y los obispos politiqueros.

El problema no es que llevemos 40 a;os sin un catecismo decente (el de Juan Pablo II es por lo menos ortodoxo) sino que llevamos 40 a;os sin una misa decente.

Anónimo dijo...

¿Alguien sabe por qué los kikos realizan su propia celebración aparte del resto?

Anónimo dijo...

Pues supongo que ser'a para hacer manifiesta la unidad de la Iglesia... igual que la pretendida concelebracion de Loyola.

Dos misas en Loyola muestran la division de la Iglesia, pero el chiringuito de los kikos, por su parte, manifiesta su unidad, no??

Un ronin católico dijo...

Cuidado, que las concentraciones del pasado eran iguales, o peores.
-------------------------------------

Aunque concedo la mayor en la comparación, lo hago con un importante distingo, wanderer. La mundanidad de un evento de hoy es muy distinta en un mundo secularizado que la que pudiera haber en un mundo ordenado civilmente por el cristianismo, como podían ser los de la europa del siglo XII-XVIII.

Y en ese punto una peregrinación barroca, con toda su mundanidad, es netamente superior a cualquier peregrinación de hoy día mediatizada por mass media sin Dios y sin patria.

La fe mundana del pueblo era así en cierto modo ordenada a sus fines superiores por la misma inercia social. Algo que se nota, por ejemplo, en las reparaciones de sacrilegios y profanaciones, que eran auténticamente públicas y grandiosas en muestras de penitencia. Algo que hoy es impensable ya que donde no se ve gozo y júbilo (neomesalianismo) parece que no hay cristianismo.

En este caso la progresión del mundo occidental ha sido a peor regresando a tiempos de los bárbaros, sólo que ahora sin referente en la gracia tan necesario para evangelizarlos de nuevo.

Un ronin católico dijo...

Lo del camino neocatecumenal ha sido un acto de oportunismo. Pero claro, las oportunidades están para los que pueden y saben tomarlas. Quieran que no, esa cifra de personas que se toman en serio servir a Dios es encomiable. ¿Pero de quien es obra? He ahí el problema de la Iglesia de estos tiempos.

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO dice a WANDERER: ¿Qué pasa con su blog. que está abandonado hace tiempo?

David dijo...

Sobre el tema de la comunión de rodillas, decir que creo que igualmente falta que las personas a las que nos la nieguen denunciemos cuanto antes la situación al Obispado. No una, sino 100 veces. Y luego a Roma.

Un ronin católico dijo...

Mejor una al obispado y 100 a Roma si hace falta.

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO a DAVID: Tiene Vd. razón. Su propuesta, si encuentra el eco necesario que tiene que ser mucho eco,no es más que la aplicación de la parábola de la viuda y el juez inicuo. Yo vengo prácticándolo hace tiempo aunque, a decir verdad, sin mucho éxito. Se ve que el juez inicuo es muy muy inicuo y necesita una sobredosis. Pues vamos a dársela. Cuente conmigo.

Hermenegildo dijo...

Wanderer: pienso que esos escotes a que Vd. se refiere son cosa de películas; no creo que en aquella época de Cristiandad, la forma de vestir de las señoras fuera tan provocativa.
En todo caso, ¿para ser católico y joven es necesario mostrar las pintas de "indignados" que tienen todos los participantes en la JMJ, con "piercings" incluidos? ¿Es admisible que la mayoría de las peregrinas llevaran pantalones por la ingle mostrando todo el muslamenm, sin cortarse ni siquiera ante la presencia de sacerdotes y obispos?
Yo pienso que alguien relajado en el vestir no puede dar la talla como católico.

Un ronin católico dijo...

Wanderer: pienso que esos escotes a que Vd. se refiere son cosa de películas; no creo que en aquella época de Cristiandad, la forma de vestir de las señoras fuera tan provocativa.
-------------------------------------

No se que decir. En la España de los austrias se tapaba a las mujeres más que en Europa, pero el pueblo llano era otra cosa, como refleja la altura de la picaresca y el mismo Quevedo en sus obras jocosas -¿recuerdan lo que abunda en Madrid y empieza con p?-

http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Frans_Hals_008.jpg

Juancho dijo...

Pregunta de Juancho el lego acerca del barroquismo:

Veo que los comentaristas definen lo barroco como aquella tendencia a la exaltación de lo humano en la Iglesia, en desmedro de lo sobrenatural.

Pregunto yo: que me dicen de Chesterton, que veía en lo "humano", en lo "encarnado" del Cristianismo su gran "motivo" para creer? Esa exaltación que hace, por ejemplo, de Santo Tomás, de su realismo, de su apego a lo real sensible, en una cierta oposición contra Agustín.

¿Es que Chesteron era "barroco"?

Juancho.

Wanderer dijo...

Que yo diga que no pensemos que las indecencias de las JMJ son cosa nueva, no signifique que las apruebe. Me parecen tan condenables como las barrocas o las medievales. Simplemente, digo lo que digo: no son nuevas.
En cuanto al blog, no encuentro, por ahora, nada importante para escribir, o se me fue la inspiración o, si lo quiere más moderno, ya no me divierte.
Pero todo es reversible.

Anónimo dijo...

TULKAS cuando hablo de catecismo "decente" me refiero al de formato popular. El que se estudiaba en las escuelas y catequesis parroquiales. Aquí se le llamaba CATECISMO NACIONAL. Y desapareció después del concilio. Es decir, que llevamos más de 40 años sin un catecismo popular decente. Porque el Nuevo Catecismo es un plomo que de popular nada. Aparte que merezca otras reservas.
PEDRO HISPANO

Flipper dijo...

Cosas buenas de la JMJ:
-Se ha acogido a gente en las diócesis, no se sabe si presionados por los obispos locales o por el Pontificio Consejo para los laicos. Que vean que España es algo más que la diócesis de Madrid. Un desierto que necesita ser regado.
-Impecable organización logística y promoción publicitaria;

Aspectos negativos:

-La fe no es un entusiasmo humano, ni se basa en la emotividad, como se ha dado a entender estos días por todos los medios y participantes;

-La Iglesia real no es una imagen que se quiere dar; no es joven ni entusiasta: es vieja, cada vez más consciente de sus límites, y más de vuelta de estos montajes. Durante los domingos del año no hay jóvenes, no hay casi niños tampoco, los viejos están demasiado cansados para ayudar en las parroquias y todo se va muriendo. No hay quien eche una mano en nada y los obispos se alienan mirando hacia estos eventos. Menos samba y más trabajar día a día, que es lo que les dicen a los curas.

Cesar Augustus dijo...

Lo que dice Flipper y han dicho más comentaristas antes, es bastante importante.

Que la Fe sea algo de todos los dias y no solo cuando hay un gran evento, llamese JMJ, peregrinación, procesión, etc.

También lo de la confusión Fe= entusiasmo, emoción.

A veces se asumen unos subidones de adrenalina como experiencias religiosas.

Flipper dijo...

Por cierto, no somo slos únicos que nos quejamos. Yo no estuve allí, pero esta persona que se queja en infocatólica: http://infocatolica.com/blog/cartadirector.php/1108231059-errores-de-organizacion-en-la
, curiosamente no tiene ningún comentario a su artículo. ¿Por qué será?...

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO dice: Veo que aquí, al referirse a las deficiencias del dia a dia con respecto a este y otros macroeventos, hay una que nadie señala hasta ahora. EL VACIO DE GOBIERNO. No basta con que el Santo Padre ponga 7 candelabros -o 70- en su altar si luego los infractores de la Liturgia van a seguir haciendo lo que les da la gana, si pecadores públicos -como la Cospedal- presiden actos religiosos y comulgan en ellos, si Sistach sigue de arzobispo de Barcelona manteniendo allí al cura que se jacta de haber pagado abortos. Y la lista podría prolongarse indefinidamente. Por desgracia. Ni con esta JMJ ni con 40 como ella se puede compensar el vacío de gobierno en la Iglesia.

Anónimo dijo...

FLIPER he visto el artículo de Infocatólica. Realmente impresionante la acumulación de deficiencias organizativas que señala. Me sorprende gratamente que lo hayan publicado. Habrá que ver qué hacen con los 14 comentarios que esperan "moderación"

Un ronin católico dijo...

Pregunto yo: que me dicen de Chesterton, que veía en lo "humano", en lo "encarnado" del Cristianismo su gran "motivo" para creer? Esa exaltación que hace, por ejemplo, de Santo Tomás, de su realismo, de su apego a lo real sensible, en una cierta oposición contra Agustín.
-------------------------------------

Se pierden en el dedo que señala el sol.

La gnosis es la sustitución de la palabra de Dios por palabra humana. ¿Los que ensalzan lo humano cuando se vuelven gnósticos? ¿Qué elementos son los propios de una gnosis que ya sólo conserva la frase hecha "por la gracia de Dios" como una mera coletilla al plano puramente horizontal en que se mueven.

¿Cuantos que creen que son realistas y muy humanos han conservado la recta doctrina de la gracia sin caer en el semipelagianismo común y burdo que se profesa en la mayoría de católicos fruto de una predicación deficiente?

¿Cuantos que creen que viven la alegría y el júbilo de la gracia, desconocen los dogmas de Trento y que lo que realmente viven es un puro psicologismo de la gracia propio del mesalianismo y totalmente ajeno a la tradición humanista de la Iglesia?

El problema no es lo humano, sino el formalismo en el que rápidamente caemos. Un ejemplo es esta frase de la JMJ: todo es un derroche de gracia estos días. Todo es gracia. Y si llueve (recordando la novela que hace poco citaba un artículo) es que llueven bendiciones, dice el Papa. Da igual que haya habido heridos y que se haya quedado un millón de personas sin comulgar (falta objetiva de gracia por falta de sacramento) sino que todo es bendición de Dios (afirmación subjetiva de gracia ignorando la economía sacramental que es la propiamente humana)

Al barroco lo salvan los doctores místicos, que se centran en los medios ordinarios de la gracia como camino de perfección: la oración y los sacramentos. Mientras que en lo externo la devoción popular camina por un lado y las altas reflexiones formalistas de la neoescolástica, natura pura en ristre, caminan por otro. Caminos que al final se dan la mano en esta concepción moderna de la Iglesia como un evento humano, popular, mediatizado por lo divino, donde la afirmación subjetiva de la gracia de Dios es lo más importante contraviniendo todo el camino con el que se había llegado hasta Trento.

Basta meditar atentamente los decretos sobre la reforma de las distintas sesiones de ese concilio para ver en qué se ha ido separando el curso de la vida eclesial de la perfección a la que aspira y como en la práctica nada se ha avanzado desde entonces, sino que se ha retrocedido.

Esperanza dijo...

17, 17 comentarios que esperan moderación entre otros el mio, que copio ahora. En este blog se ha comparado este macroevento con otras peregrinaciones de tiempos pasados. Bueno, pues en la jmj también hay timos, faltaría plus.

Y lo peor, la indefensión y el triunfalismo. Indefensión, porque los cientos de miles de personas víctimas del "overbooking" no tenemos (o yo no he encontrado) un triste espacio en la web jmj para quejarnos. Pienso escribir una carta de protesta a la fundación jmj, porque por lo visto, en medio del triunfalismo oficial, tampoco podemos esperar ni una triste disculpa...Aquí va el comentario que espero que me publiquen en infocatólica:

"Carlos Perea, me alegro de que te hayas decidido a escribir esta carta tuya (y también de que te la hayan publicado), en medio del triunfalismo general. Porque está muy bien que se haya llenado cuatro vientos, pero ¿qué hay de las víctimas del "overbooking" de peregrinos acreditados?. Subrayo lo de acreditados, con lo que eso supone desde un punto de vista económico (55 euros mínimo, según la opción escogida). Mi grupo y yo hemos sido víctimas de este timo de las acreditaciones, porque el sistema de acreditaciones te crea una confianza de que todo está organizado y que tienes acceso a un sector delimitado. Llegar con 3 horas de antelación a tu puerta de acceso (según indicaban los planos de la organización) y que te den con la puerta en las narices, me parece lamentable. Y más cuando te enteras de que entre la zona sin acreditación y la zona de acreditados no había barreras ni control y claro, la gente fue pasando y se llenó. ¿para qué hicieron acreditaciones, si iba a funcionar el criterio de "aforo completo"? ¿para recaudar?.
No me parece de recibo. Y a nosotros nos dijo la policía de que ya estaban cerrados todos los accesos, que se abriría el 4, tal vez. Así que con ese planazo, no nos podíamos quedar en una zona sin agua ni servicios, y ya con la tormenta encima, tuvimos que marchar.

Vamos, que el sistema de acreditaciones ha sido un timo y que, en mi opinión, roza la estafa.

Y encima nadie de la organización se ha disculpado.
Así que nos quedamos sin vigilia ni misa del Papa, porque ¿para qué volver si en la Cope decían que por favor, no fuera nadie más que no se cabía?. Si no es por el via crucis y posterior procesión (maravillosos e inolvidables), no hubiéramos participado de ninguna celebración de la JMJ.