jueves, 25 de agosto de 2011

Persuasión coercitiva


Con ocasión de los comentarios vertidos en defensa de Carmen Hernández, nos parece importante recordar dos notas de la persuasión coercitiva:

"Peyoritivización" y denigración de disidentes: El carácter despectivo con el que es teñido todo lo ajeno al movimiento y la denigración constante de los que lo abandonaron o no desearon ingresar, es también un elemento clave para el reforzamiento constante de ese sentimiento de elegidos y privilegiados, a la vez que va generando fobias hacia el posible abandono del movimiento en cuestión.

Respuestas simplistas y maniqueas: Toda pregunta que el sujeto a influenciar pudiere hacer, son evacuadas con respuestas simplistas, reduccionistas, que no llevan más de veinte palabras y, en consecuencia, son fácilmente memorizables. Estas respuestas también se caracterizan por su fuerte contenido maniqueo y dialéctico, dividiendo radicalmente al mundo en dos: todo lo bueno está dentro del grupo, y todo lo malo, fuera de él."




38 comentarios:

Anónimo dijo...

A los kikos todos todo los confirma

¿critican de fuera?: confirma
¿De dentro?: confirma
¿De enmedio?: confirma
¿Muchas vocaciones? : confirma
¿pocas? : confirma
¿Los obispos callan como párvulos asutados ante Kiko?: confirma
¿Los obispos regañan a kiko?: confirma
¿El papa manda llamar a un obispo japonés?: confirma
¿manada que os vayáis de japòn? : confirma
¿el papa da estatutos? : confirma
¿corrige la mitad? : confirma
¿os llama un párroco (kiko)?: confirma
¿os echan de Filipinas? : confirma

Así no es posible. Hay que moderar las críticas porque estamos entre hermano, vale...pero ¿hay que aceptar el victimismo ridículo de quien no admite la menor crítica a algo que es visible y obvio? Es qe no se puede hablar ni decir nada...

Tulkas dijo...

El camino neocatecumenal es una secta con estrategias de control mental, o pseudoconfesiones publicas, que se llaman escrutinios.

Un escrutinio no tiene nada que ver con lo de los estatutos.

Te aniquilan la intimidad.

Lo se por testimonio de sacerdotes. Que estuvieron en la secta y huyeron.

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

Es fundamental para entender una estructura sectaria la comprensión de que las formas, en una organización social donde la categoría relación es decisiva, son tan importantes como el contenido. O mejor, que las formas hacen al contenido. La heteropraxis es una forma de heterodoxia. Hay que desterrar la fantasía de la organización ortodoxa en moral y dogma e irregular en su praxis.

Miles Dei dijo...

"La heteropraxis es una forma de heterodoxia."

¿Y por qué no al revés? Dado que se vive en la heterodoxia se manifiestan heteropraxis.

Es que no creo que tales cosas caigan del cielo. Ni tampoco que sean aprobadas. Sin embargo si creo en la relajación de costumbres y deformación de conceptos del dogma que dan lugar a aplicaciones heterodoxas.

Pioquinto dijo...

Esas técnicas de sujeción mental no son nada nuevas. He tenido muchos encuentros con los testigos de Jehová y conozco más o menos como operan. Los van aislando poco a poco de los parientes y amigos no testigos y les crean un microcosmos donde todo es Atalaya. Si son solteros, deben de casarse con una testiga de Jehová. Deben de leer religiosamente las publicaciones, asistir dos o tres veces al salón del Reino, no pueden leer material ajeno al culto, los miembros del cuerpo gobernante nunca se equivocan, "somos lo mejor de lo mejor", son capaces de dejar morir a sus hijos por falta de una transfusión, yo creo que esa es la máxima prueba del daño que puede hacer una de estas sectas. Y el camino Kikal parece que ve en esa senda, con toda la parafernalia judía de menoras, el Domus Galilea, la veneración de la Torah, los mantos, las palabras "Shema" me viene a la mente.
No dudo que un día ocurra un cisma y formen su chiringuito aparte.

Anónimo dijo...

Peyoritivización, ¡vaya palabro! La pedantería del Horronin es una plaga.

Yolanda dijo...

Vais a tener que poner un poquito de orden en esto del anonimato, infocaóticos, eh...

A ver, el comentario de las 12:38, el primero que aparece, alguien anónimo lo ha recortado y pegado de uno que hice yo en donde LF. Pero no he sido yo quien lo ha traído de allí.

De acuerdo que no vamos a andar en esto sitios con derechos de autor, pero si alguien lo lee allí, pensará que también soy yo el anónimo de las 12:38. Y no he sido yo quien lo ha repetido aquí.

No es que sea muy grave, está en la red y, bueno, cosas que pasan. Pero quien lo haya copiado sin decir que lo recortó de un lugar donde estab firmado por mí tiene la ética de un chimpancé bonobo.

Pioquinto dijo...

Ya sabemos que en otros tiempos Masiá, Küng y cía., habrían sido excomulgados y hasta quemados en la hoguera como herejes. Hoy se les homenajea, se les mima y se les dan cátedras en las mejores universidades ¨católicas¨.

A los que tratan de ser fieles a la doctrina de siempre, se les margina, se les castiga, se les bloquea, se les martiriza y hasta se les excomulga.

Como para un tema de Salvador Dalí. Y la redacción tiene para rato , con los trolls infoneocónicos que se van a seguir colando. Pero enseguida se les ve el penacho.

Y de acuerdo con Yolanda. Es un pecado hacer plagios, por lo menos citad la fuente.

Jordi Morrós dijo...

Para Pioquinto.

A mí me da que a Hans Küng desde 1979 no le dejan enseñar teología en ninguna universidad católica.

Para todos en general.

Conozco poquísimo al movimiento de los neocatecumenales, y encima sólo de oídas a través de terceras personas. Sobre el tema sectario yo no sé si sería tan categórico. ¿Creéis que los neocatecumenales son tan distintos en este aspecto de lo que pueden ser el Opus Dei o los legionarios de Cristo, por citar sólo a otras dos conocidas asociaciones de la Iglesia Católica?

El tema es que si no cometen ningún delito de los tipificados en el código penal, y hay personas que se encuentran realizadas personal y espiritualmente allí dentro, pues poco más hay que añadir.

Juanito dijo...

Bueno, Jordi. Todos los neomovimientos primaverales son sectarios y caen en estas heteropraxis. Y dado que son sectas que se creen con el monopolio de los medios de salvación de la Iglesia, son profundamente anticatólicos. Aunque sus simpatizantes no se lleguen a dar cuenta.

Un ronin católico dijo...

Aún así hay distinciones visibles entre unos y otros. En los neocatecumenales es claramente visible el tema de la fractura litúrgica con la Iglesia en aras de una iluminación propia.

Normalmente el nacimiento de los ritos diversos y modos litúrgicos había sido siempre al revés, como difusión de la liturgia de la Iglesia, pero aquí aparece al contrario, condensación de unos elementos que se introducen con calzador en la tradición litúrgica.

La lex orandi queda ya así viciada de principio propiciando el ambiente sectario.

Juani dijo...

En cuestiones litúrgicas, si Ronin me permite (que no lo va a hacer), podríamos hablar de una derecha y una izquierda dentro de los movimientos primaverales:

A la izquierda, estarían Sant'Egidio y los Focolares. A la derecha CeL, los LC/RC y el OD. En el centro Schoenstatt, MCC, IVE y otros. Con los Arautos en la ultraderecha y los Carismáticos en la ultraizquierda.

Pero en todos ellos predomina lo sectario, la competencia (entre ellos y con la Iglesia tradicional), el mesianismo respecto de sus fundadores, su desconfianza hacia la Jerarquía, su continua necesidad de legitimarse hacia afuera, el autobombo hacia adentro, etc.

Un ronin católico dijo...

Evidentemente no se lo permite Benedicto XV, porque todos son cristianos católicos. Errados en cierto proceder moral pero católicos, mientras no se demuestre lo contrario.

En lugar de dividir en facciones al modo de la política mostremos las diferencias accidentales o esenciales.

Un ronin católico dijo...

La desconfianza a la jerarquía es fruto de la oposición tenaz que han tenido casi todos en su nacimiento. A la vez es paradójico el amor utilitario que profesan hacía los que consideran amigables.

Nicolas Chardonnet dijo...

Don Jordi: alguien de su pedigree nacionalprogresista-catalanista-modernista no acaba de encajar aquí. Sin menoscabo del pluralismo. Estoy convencido que en Església Plural le recibirán con los brazos abiertos.

Y, sí, habiendo sido testimonio de un sacerdote tradi intentando convertir a kikos, se les puede llamar sectarios con todas las letras.

Pioquinto dijo...

Jordi, ya Hans Kung está viejo, pero dañó a mucha gente. Pero hay legiones de heterodoxos que enseñan en el sistema del novusordo, seminarios incluídos que reciben todo el veneno modernista y al fina vienen perdiendo la fé.

Y a mi me valen todos esos movimientitos inventados por iluminados, toda la gama de mini-sectas protestantitas, con ritos inventados y que sólo conservan el barniz de católicos. Si el Opus siempre lo veo con desconfianza. LOs legionarios ya hemos visto en lo que han venido acabando. A falta de contenido proteínico doctrinal, Roma nos da un dulce para entretenernos, mientras la cosa sigue rodando a la cuesta abajo, Hasta cuando se querrán dar cuenta ? Lo único que hacen es acelerar el descenlace fatal.

Tulkas dijo...

Ningún otro sprint movie tiene un proceso grAdual de avance en el mismo que tiene que ser ratificado por el resto de los miembros de la secta y por el catequista-lavador-de-cerebros de turno en función de una violación sistemática y periódica de la conciencia intima.

En los kilos la secta se pone a juzgar conciencias, derecho que yo creo solo de cada individuo sobre si mismo y de Dios.

VAMOS, PERFECTAMENTE DIABOLICO.

Y Rouco queriendo nro. ate une alisar hasta a su propia madre. Quizá se le hayan abierto los ojos.

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO dice: Pero siguen Vds. siendo injustos con los movimientos. Es el vacío dejado por la desarticulación de la gran Iglesia lo que provoca su crecimiento como sustitución de lo que debería haber y no hay. Arremeten contra un efecto y no estudian la causa que le provoca.

Miles Dei dijo...

Una pregunta: ¿Se podría considerar Taize de algún modo dentro de la dinámica de estos movimientos?

Jordi Morrós dijo...

Para Juanito.

Caramba, tu valoración parece casi la de un progresista exacerbado.

Pues ahora disparo yo. Tengo un amigo que es catedrático de Sociología en una universidad de aquí Barcelona, y aunque católico no es precisamente alguien afín al tradicionalismo. Dedicó unos cuantos años a hacer una investigación sociológica sobre el Opus Dei (OD), y al final me confesó que no se atrevía a afirmar que el OD fuera una secta.

Si tenéis curiosidad aquí podéis encontrar el estudio.

http://es.scribd.com/doc/37408151/Estruch-Joan-Santos-y-Pillos-El-Opus-Dei-y-Sus-Paradojas

Nicolas Chardonnet dijo...

Estruch, por Dios. Prefiero John Allen.

Sobre la Obra: masonería blanca. Ya está todo dicho.

Genjo dijo...

Jordi:
tu referencia a Estruch es interesante, porque él algo debe conocer sobre el tema. De todos modos fíjate en que si "confesó que no se atrevía a afirmar que el OD fuera una secta", se entiende que no niega que tenga rasgos que induzcan a pensar que lo es.

Martin Ellingham dijo...

Pedro Hispano:

La crítica justa a los movimientos supone al menos dos cosas: que lo criticado se ajusta a la realidad y que los criticados, como todo ser humano, son redimibles y capaces de mejora.

Insiste Ud. en que la causa del problema de los movimientos está en la autoridad. No estoy del todo de acuerdo. La autoridad puede tolerar muchas cosas en determinado momento histórico, sin embargo los miembros de los movimientos tienen la doctrina de la Iglesia y una conciencia moral para rectificar. Lamentablemente, cuando hay usos sectarios, la conciencia tiende a cauterizarse; pero de ahí no se sigue que sólo la autoridad jerárquica, por propia iniciativa, pueda iluminar las conciencias.

Pongo un ejemplo: los kikos tienen una práctica de "confesión pública" de pecados, a instancia de los "catequistas". Es muy fácil que semejante práctica degenere en la denominada "manifestación de conciencia inducida", que viola la intimidad de los fieles, prohibida por el Derecho canónico y desaconsejada por la Iglesia. Frente a esta práctica caben tres posibilidades:

1) que las víctimas tomen conciencia de que esto es un abuso y lo denuncien ante la autoridad;
2) que la autoridad investigue por propia iniciativa;
3) que se cree un movimiento de opinión pública dentro de la Iglesia para advertir a los desprevenidos, favorecer la toma de conciencia sobre estos abusos solapados y animar a los directamente afectados a que denuncien.

La solución de los problemas de los movimientos no va darse sólo por iniciativa de la autoridad. Y no simplemente por la desistencia de la autoridad –que existe, como fenómeno post conciliar- sino porque en todo gobierno hay un orden de prioridades. Y si la autoridad tiene otros asuntos en los que concentrarse -a veces, cuestiones de mayor gravedad objetiva- entonces no es razonable pretender que se ocupe de otros temas de menor importancia. Y así, para la autoridad puede ser objetivamente más urgente ocuparse de la pederastia en Irlanda que de algunas excentricidades de los kikos. Pero la tolerancia de hecho con estas excentricidades, no impide que se señalen públicamente, para que se corrijan.

Saludos.

Redacción dijo...

Jordi:

Pues su amigo deberá rehacer su tesis. A la Cofradía del Marquesado de Peralta le hemos dedicado 5 entradas exclusivas para analizar sus características sectarias esenciales, lo cual podríamos resumir así:

1) Considerarse iglesia particular cuando no lo son.

2) Hablar de una "vocación a la Opus" superior a la vocación de estado de vida.

3) La "vocación a la Opus" como presupuesta.

4) La dirección espiritual corporativa en violación de la tradición multisecular de la Iglesia.

5) El supuesto "designio divino" como justificación de todo lo que se hace dentro.

Genjo dijo...

Martin:
Me parece un acierto tu expresión "manifestación de conciencia inducida". He buscado por ahí y sólo la he visto empleada por tí. Sería interesante ver cómo se realiza la "inducción" en los que recurren a ella y ver donde se realiza (tú has señalado el Opus Dei y el Camino Neocatecumenal).
Por otra parte, de acuerdo con tu observación a Pedro.

Miles Dei dijo...

No creo que Roma de un dulce. Creo que es que no tiene otra cosa donde apoyarse como consecuencia del desastre conciliar. Por eso es tan importante la incorporación de nuevas realidades eclesiales capaz de iluminar el quehacer tradicional de la cura de almas.

Martin Ellingham dijo...

Genjo:

En una página en italiano que está en los enlaces del blog se lee un testimonio de manifestación de conciencia inducida.

Que una persona manifieste la intimidad de su conciencia a un director espiritual (que sabe guardar el secreto en el marco de los principios tradicionales) puede ser un medio para su santificación personal. Pero debe ser una manifestación espontánea: plenamente libre, sin presiones, coacciones, amenazas, engaños, restricciones mentales, etc. El dirigido debe saber de antemano que su intimidad estará protegida por un muy riguroso secreto.

Otra cosa es que se induzca a un católico que experimenta el fervor de una conversión reciente a que cuente sus pecados, no en confesión, ni tampoco ante un director espiritual, sino ante un grupo de catequistas y otros miembros del movimiento, que no se sabe si son conscientes de la obligación de guardar el secreto, o si están enterados de que no deben usar esa información en perjuicio de quien la revela, y que todo se haga en el marco de una “ceremonia” con mucho “entusiasmo”. En ese contexto, el peligro de presión psicológica es muy alto. Y el testimonio es revelador de la insistencia de los catequistas sobre la pobre mujer para que cuente su pecado.

Nadie tiene derecho a aprovecharse del celo excesivo de los conversos, ni de la inexperiencia religiosa de los demás, para penetrar indiscretamente en el santuario de la conciencia personal. Es muy peligroso inducir a las personas a que cuenten en público sus pecados. Por algo existe el sigilo del sacramento y el secreto de la dirección espiritual.

Saludos.

Miles Dei dijo...

Esa ceremonia es otro arqueologismo falso, pues en la Iglesia antigua jamás se dio la confesión pública de pecados, sino la penitencia pública. El penitente decía los pecados auricularmente al obispo y este le imponía penitencia en una ceremonia pública, pero los pecados quedaban a salvo y con ello la intimidad de la conciencia.

Tulkas dijo...

Martin:

La clave esta, como bien dices, en que esa pseudoconfesion publica de los pecados y de la vida entera adquiere para esa secta el caracter de ceremonia ritual. Casi se trata de un rito de la Iglesia, pues como esta en los estatutos, y esta aprobado, y es bueno en consecuencia... Pues resulta que los escrutinios se convierten de facto en un rito de la Iglesia.

Es una ceremonia requisito para avanzar en el proceso de neocatecumenado. Es decir, para la secta es un requisito de avance en la vida eclesial, en la santidad y quien sabe si también enla deificación. Pues para ellos el Neocat es la Iglesia.

Total, una barbaridad...

Tulkas dijo...

Y que conste que yo RECONOZCO Y DOY GRACIAS a la Fuente de todo Bien por los indudables frutos de conversión y santidad de la secta kika.

Pero así no... Así no... Con comportamientos sectarios no, pelase.

Anónimo dijo...

Todo esto de los nuevos movimientos y de las JMJ pienso que no es más que un sueño de opio, una cortina de humo para encubrir el fracaso posconciliar. Mucho baile, mucho canto, mucha algarabía. Pero la modestia y el regimiento brillan por su ausencia. Vi la foto de un sacerdote , sentado en sotana, rodeado de muchachas en tank-tops y pantaloncitos ajustadísimos., que no acertaba hacia adónde mirar.
Modestia, modestia y modestia, tanto en los hombres como en las mujeres. Y lo que que pienso es que son dos Iglesias en conflicto, en lucha a muerte.

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

El relato público de intimidades es un clásico de las organizaciones sectarias de cualquier confesión. Produce un efecto de despersonalización, de pérdida de individualidad en los adeptos que facilita el control social.

Miles Dei dijo...

Peor fue otro sacerdote que dejó a mi familia perplejo. Cuando le pilló la cámara estaba bailando con unas jóvenes y haciendo unos pases de baile mientras con la mano hacía sin parar el gesto de la bendición ostentosamente, pero era un baile. Cuando se dio cuenta que la cámara le estaba pillando paró inmediatamente.

Eso es el ambiente entusiasta del neomesalianismo. Ellos simulaban disparar flechas a los demonios mientras bailaban este simula dar bendiciones. Una herejía rediviva en sus modos.

Coronel Kurtz dijo...

Ojo, que unos estatutos estén aprobados por la Santa Sede, no quiere decir persé nada. Al aprobar unos estatutos, la Iglesia no canoniza nada.

Además muchos de estos neomovimientos fueron aprobados "ad experimentum" y aún se encuentran en esa etapa. En muchos otros casos, están plagados de irregularidades canónicas, pero por falta de tiempo, interés de las autoridades, por creerse que no se hace tanto daño, etc., las correcciones se dilatan.

La historia está llena de congregaciones, órdenes, etc. que en su momento fueron aprobadas, alabadas, etc., y años, décadas o siglos después, terminaron suprimidas y olvidadas en el retrete de la historia. 40, 50, 60 años no son nada en la historia de la Iglesia.

No deberíamos escandalizarnos de más.

Como siempre, recomiendo estudiar la historia de la Iglesia (la seria, no la rosa), nos ayuda a poner las cosas en su contexto... y a tener esperanza.

Pioquinto dijo...

La esperanza siempre la tenemos, pero mientras son peras o son manzanas, la Iglesia sufre. Tenemos la promesa de que las puertas del infierno no prevalecerán, pero mientras tanto, cuantas almas andan en peligro. En muchos casos, los pastores que habrían de cuidarlas andan como lobos feroces predando en la grey. La Iglesia sobrevivirá. Pero cuántos habrán de sufrir!

En otra nota, ya más en broma, no deja de maravillarme la cara de horror de msr. Rouco, de la foto de abajo de los expertos intérpretes de la realidad . Papa súbito!! jo jo jo jo.

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO a MARTIN: Gracias por sus aclaraciones.Trataré de explicarme bien. No afirmo que la crítica constructiva de los movimiento sea inútil. Todo lo contrario. El problema es más bien:¿qué se puede ofrecer como sustitución a esos movimientos a toda la gente desengañada de ellos y que quieran vivir una vida cristiana HOY, encontrar colegios católicos para sus hijos, encontrar sacerdotes de fe ortodoxa, ambientes sanos en los que sus hijos se puedan relacionar con otros jóvenes católicos, etc, etc, etc cuando la gran Iglesia está desarticulada y se refugia en castillos de fuegos artificiales para disimular una situación de decadencia que sus jerarcas no quieren afrontar? ¿Aun siendo graves los defectos de los movimientos no deberían pensar en que para maucha gente mientras no se realice una restauración del Catolicicismo es eso o nada?
A Mons.Lefebvre le propusieron no sé en qué ocasión que hiciera una declaración urbi et orbi sobre la nocividad de la nueva misa y se negó aduciendo el caso de paises como Bolivia donde no había ni una sola Misa tradicional. Por los problemas de conciencia sin salida práctica que se iban a crear. Sé que no es lo mismo pero me parece que va en la misma linea. La consecuencia es que hay que ir a la raiz que está más allá de los movimientos.

Martin Ellingham dijo...

Pedro Hispano:

En la práctica, no hay que dejarse entrampar por la dialéctica binaria del todo-o-nada. Bien informado, uno puede decidir, buscando siempre el mejor bien posible en las circunstancias en las que está. Si el mejor confesor disponible para mí es un cura de un movimiento criticado, porque los demás curas son como Hans Küng, yo me confesaré con el cura del movimiento. En mi ciudad hay jóvenes que van a las actividades que organiza un movimiento neconservador, porque no tienen mejores opciones. La mayoría de los muchachos saben muy bien que en algunas cosas tienen que tener cuidado con el grupo, porque los padres se lo han advertido, y porque han visto ya casos de amigos o conocidos que sufrieron las malas prácticas institucionales.

Por supuesto, coincido con Ud. en que es menester que se vaya a la raíz. Una vez le leí al obispo Fellay: lo que se destruyó en 50 años tomará otros 50 para reconstruirse...

Saludos.

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO a MARTIN: Muchas gracias. Quizá esa actitud de "examinar todo y quedaros con lo bueno" sea la única realista. Y en ese sentido podría sugerirse a REDACCIÓN el análisis de las facetas positivas de esos movimientos SOBRE TODO por la características de la actual situación de la Iglesia.