jueves, 17 de octubre de 2013

Los decretos de Creonte no tienen ningún valor

El caso Priebke ha dado lugar a un interesante debate en la entrada anterior. Es un hecho que tres estados (Alemania, Italia y la Argentina) le niegan a los familiares del difunto la posibilidad de darle sepultura. Cosa que, desde los tiempos de Antígona, es revelador de tiranía. Dice el Vaticano II que la Iglesia puede “dar su juicio moral, incluso sobre materias referentes al orden político, cuando lo exijan los derechos fundamentales de la persona”. El Concilio no dice que no ha de emitirse juicio moral cuando resulte políticamente incorrecto. Porque no sólo es cuestión de caridad sino también de justicia natural.
En cuanto a denegación de las exequias en casos de pecadores públicos, el tema admite un debate al que queremos contribuir con el texto que reproducimos a continuación. Lo tomamos del comentario exegético al Código de Derecho Canónico editado por EUNSA. En nuestra opinión, el comunicado de la FSSPX demuestra que en este caso ha actuado conforme al espíritu del derecho vigente. 
1. La denegación de exequias eclesiásticas.
a) La denegación de exequias eclesiásticas no excluye, desde luego, la posibilidad de ofrecer sufragios y oraciones en favor de cualquier persona difunta sea o no creyente, puesto que la norma se refiere únicamente en sentido específico a las exequias eclesiásticas, que como es sabido, difieren de los sufragios, y éstos, a su vez, son siempre posibles en favor de cualquier difunto.
Por otro lado, se trata de una materia delicada, como indican los autores, que supone una excepción al principio general del c. 1176, y que por ello ha de interpretarse estrictamente (c. 18). La sensibilidad del pueblo cristiano y el propio legislador favorecen la generosidad, y por ello se ha eliminado del CIC, de entre las penas canónicas, la privación de sepultura eclesiástica, por demasiado dura e ineficaz.
b) La privación de exequias responde, por una parte, al respeto a la voluntad de aquellos bautizados que no desean continuar en la comunión de la Iglesia, y así lo manifiestan de palabra o con actitudes claras, y, por otra, a la coherencia doctrinal y disciplinar de la Iglesia.
Se atiende, además, y se respeta cualquier manifestación de arrepentimiento hasta el último momento de la vida cesando en tal caso la denegación: «a no ser que antes de la muerte, dice el texto, hubieran dado alguna señal de arrepentimiento». Se entiende como señal de arrepentimiento, a modo de ejemplo, el pedir la confesión sacramental, pedir perdón a Dios de forma manifiesta, u otras actitudes de respeto religioso como insistir en la formación cristiana de los hijos, etc. En casos de personas gravemente enfermas, se considera suficiente el testimonio de algún testigo fidedigno de esas señales, pues se trata de una actitud que no causa perjuicio a terceros.
c) Esta interpretación, que era también norma de la legislación anterior, responde al espíritu de benignidad del Vaticano II, y en este sentido se pro nunciaba, antes del CIC, la SCDF por la circular Complures Conferentiae y el Decr. Patres Sacrae Congregationis, de 1973. Con ello atendía la Congregación a la súplica de muchos Obispos y Conferencias Episcopales en favor de peca dores públicos, accediendo a la posible concesión de sepultura eclesiástica, a pesar de la prohibición del c. 1240 del CIC 17 entonces vigente, y en especial a favor de los fieles que habían fallecido en circunstancias de matrimonio irregular. También otros anteriores documentos pontificios habían mitigado sucesivamente esta disciplina.
Esta concesión suponía, sin embargo, haber permanecido en la adhesión a la Iglesia, haber mostrado alguna señal de arrepentimiento y evitar el escándalo de los fieles. Escándalo que puede atenuarse, se añade, principalmente explicando a los fieles el sentido auténtico de la sepultura eclesiástica, y el recurso a la misericordia divina, así como a la razón de testimonio de fe en la resurrección, y divulgando también las señales de arrepentimiento que haya habido.
2. Casos de denegación de las exequias. Después de prolongada deliberación por la Comisión revisora, la norma actual prescribe la denegación de exequias en los tres casos concretos del canon, que explicamos brevemente (…) 
c) En cuanto al tercer supuesto, «los demás pecadores manifiestos», se establecen dos condiciones necesarias para la denegación: manifiesta situación de pecado, y producción de escándalo público de los fieles en caso de autorizar las exequias. Por tanto, si no se produce escándalo no habría lugar a la denegación, como tampoco si la situación de pecado no es manifiesta. 
d) Pero a pesar de todo, no resulta fácil, a veces, determinar estas condiciones, y de ahí surge la situación dudosa. Porque, por una parte, la situación objetiva de pecado no siempre coincide con la conciencia subjetiva de la persona, que puede encontrarse en circunstancia irreversible y de buena voluntad y no afectada entonces de culpabilidad. Y, por otra parte, la razón de escándalo es susceptible de atenuación, ilustrando adecuadamente a los fieles.
Por esto el legislador en caso de duda, establece la oportuna consulta al Ordinario, aplicable también en los supuestos anteriores, y el deber de atenerse a sus disposiciones. Con esto queda aliviada en el párroco la decisión de determinar quiénes son los pecadores públicos a quienes se han de negar las exequias. 
e) Otros supuestos sugeridos durante los trabajos de revisión del CIC, no fueron incorporados en el texto definitivo porque no resultaban esclarecedores, sino que engendraban más bien nuevos interrogantes (así, p. ej., excomunión notoria, adscripción a asociación adversa a la Iglesia, vida totalmente contraria a la práctica cristiana). También se omitieron, por las mismas razones, otras alusiones a asociaciones masónicas y ateísticas, suicidio y otros casos, de los que se ocupaba la legislación anterior.
Señalemos, finalmente, que sobre casos dudosos se habían ido produciendo con anterioridad diversas declaraciones, además de las citadas, que bajo ciertas condiciones resolvían las situaciones con sentido de benevolencia. 


36 comentarios:

Miles Dei dijo...

Dejando de lado lo de las exequias, el que el Pastor de la diócesis no proteste cuando dejan a uno de sus diocesanos insepulto y encima el mismo contribuya a esa crueldad impía es para correr a dicho pastor.

¡Salve, Francisco I el impío!

Ἰουστινιανός dijo...

Un síntoma de cómo está la sociedad, y de cómo están las mismas jerarquías eclesiásticas, más atentas a complacer al mundo que a velar por la salvación de las almas.

Y mientras, en la misma Roma, hace unos meses hicieron el funeral a un director de cine porno (!) en una iglesia, dándose la Comunión a públicos pecadores... y no pasó nada.
http://opportuneimportune.blogspot.com.es/2013/01/tanta-poesia.html

Kyrie eleison

Anónimo dijo...

Une solution proposée par le directeur du Centre Simon Wiesenthal, Efraim Zuroff : « la solution la plus efficace pour qu’il ne reste aucune trace d’un criminel nazi comme Priebke. Le cadavre de Hitler a été brûlé, et cela s’est révélé la solution la meilleure, parce que cela permettait la destruction de tout ce que le nazisme avait représenté », a-t-il déclaré au quotidien italien La Stampa.

Anónimo dijo...

"El 23 de marzo de 1944, miembros de la resistencia partisana del Partito d'Azione (Partido de Acción) mataron a 33 soldados alemanes pertenecientes a una compañía de la policía militar de las Waffen-SS con una bomba oculta en un carro de basura mientras marchaban en formación por la Vía Rasella de Roma volviendo del campo a su cuartel tras realizar maniobras; en esa acción también murieron dos civiles italianos"
PEDRO HISPANO: Este aspecto del tema parece no interesar a nadie. Es curioso.

Redacción dijo...

Anónimo 16:44:

La entrada anterior enlaza a una biografía de Erich Priebke cuyo primer apartado explica la "Masacre de las Fosas Ardeatinas" y recuerda que fue "condenado por graves crímenes". Estas entradas tratan sobre otras cuestiones vinculadas con Priebke.

Miles Dei dijo...

Como si fue el mismo anticristo... Dejar un cadáver insepulto es cosa de seres inhumanos, impíos. La cosa no depende de la historia personal del difunto, aunque el hecho de haberse acogido a la fe católico lo convierte además en un pecado más grave para los que lo niegan u OMITEN la debida voz.

Miles Dei dijo...

Lo que los griegos sabían y Francisco no hace aparece hasta en la página de la Santa Sede en un documento de la comisión teológica internacional:

La idea de que existe un derecho natural anterior a las determinaciones jurídicas positivas aparece ya en la cultura griega clásica con la figura ejemplar de Antígona, la hija de Edipo. Sus dos hermanos, Eteocles y Polinices, se han enfrentado por ocupar el poder y se han matado el uno al otro. Polinices, el rebelde, ha sido condenado a permanecer sin sepultura y a ser quemado sobre la hoguera. Pero, para cumplir con el deber de la piedad respecto al hermano muerto, Antígona apela, contra la prohibición de la sepultura establecida por el rey Creonte, «a las leyes no escritas e inmutables».

CREONTE: Y así pues, ¿te has atrevido a transgredir mis leyes?

ANTÍGONA: Sí, porque no ha sido Zeus quien las ha proclamado, ni la justicia que habita con los dioses de regiones inferiores; ni él ni ella las han establecido entre los hombres.

Yo no creo que tus decretos sean tan poderosos para que tú, mortal, puedas transgredir las leyes no escritas e inmutables de los dioses.
Ellas no existen desde hoy ni desde ayer, sino desde siempre; nadie sabe cuándo han aparecido.

Yo no debo por temor a la voluntad de un hombre arriesgarme a que los dioses me castiguen.


http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/cti_documents/rc_con_cfaith_doc_20090520_legge-naturale_sp.html

Favila dijo...

En este caso se cumple la condición de que podría producirse un escándalo público, como de hecho estamos viendo. El Vicariato de Roma le ofreció desde un primer momento exequias privadas, pero el abogado de Priebke las rechazó. Este señor parece más interesado en producir escándalo que en dar cristiana sepultura a su defendido. Además Priebke ha grabado un vídeo a modo de testamento en el que se jacta de su actuación y niega las matanzas de judíos (ya no hablo de holocausto, porque no creo en ese dogma). No parece, pues, que haya ningún arrepentimiento.

Lo de la sepultura se lo niega en todo caso el ayuntamiento de Roma o la autoridad civil correspondiente, no la Iglesia. Parece comprensible que los italianos no quieran albergar a un ocupante y asesino de italianos. Y en esto coinciden también algunos fascistas. En ningún momento la Iglesia le ha negado las exequias; sólo le ha dicho que, por el más que probable escándalo público, las haría en privado.

Ya lo que faltaba es que Miles le eche la culpa a Francisco de esto, cuando no depende de él directamente. ¿Acaso Benedicto habría obrado de otra forma?

Martin Ellingham dijo...

Favila

En cuanto a negar a los familiares una sepultura me parece una profunda y notoria injusticia, contra la que nadie dice nada. Ni siquiera la diócesis de Roma, en la que falleción Priebke.

La información sobre las exequias tiene contradicciones. Leí que la diócesis de Roma negó cualquier clase de exequias. Y que la FSSPX admitió sólo exequias privadas que no pudieron realizarse por los disturbios. En todo caso, los requisitos del CIC deben darse de manera conjunta y la ocasión es propicia para explicar a los fieles que también Priebke será juzgado por un Juez justo y misericordioso.

Saludos.

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO a FAVILA: Puestos a precisar lo que Vd dice: "albergar a un ocupante y asesino de italianos" no es exacto por dos motivos. 1) Asesinos de italianos lo serían en todo caso tanto Priebke como los partisanos, que, además de los 2 de la Via Rasella, mataron a otros en otros lugares de Italia. 2) No se trata de "albergar" sino de enterrar, que no es exactamente lo mismo. Albergado ya lo estaba en Roma hacía años y todo el jaleo ha surgido a partir del entierro.

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO a FAVILA: Por ejemplo el caso de Rolando Rivi, seminarista de 14 años asesinado por los partisanos.

Favila dijo...

Martin, le dejo la nota del Vicariato de Roma:

Nota in merito alle esequie del signor Erich Priebke

In merito alla celebrazione dei funerali del signor Erich Priebke è necessario precisare quanto segue. La richiesta è stata presentata al parroco non dai familiari del defunto, ma da una signora a nome dell’avvocato del signor Priebke, nella mattina di sabato 12 ottobre.
L’autorità ecclesiastica, considerate tutte le circostanze del caso, ha ritenuto che la preghiera per il defunto e il suo affidamento alla misericordia di Dio – finalità proprie della celebrazione delle esequie religiose – dovessero avvenire in forma strettamente privata, cioè nella casa che ospitava le spoglie del defunto. Pertanto, nel rispetto della legge della Chiesa, non è stata negata la preghiera per il defunto, ma è stata decisa una modalità diversa da quella abituale, riservata e discreta. La proposta è stata rifiutata dall’avvocato del signor Priebke.
Pertanto, nel rispetto della normativa canonica, tutti i ministri cattolici, nella diocesi di Roma, si atterranno alle disposizioni stabilite dall’Ordinario.

14 ottobre 2013


http://www.vicariatusurbis.org/?p=2894

Parte del testamento de Priebke, donde se puede ver su nulo arrepentimiento y su perfecta imbricación en la maquinaria de propaganda neonazi:

http://www.blogdln.it/?p=544

Vengo siguiendo este asunto y creo que el abogado de Priebke está enredando todo lo posible para glorificar a su defendido y enfangar a la Iglesia y a la FSSPX, cosa esta última que podría haber conseguido. Comprendo perfectamente los buenos sentimientos que mueven a los participantes de Infocaótica en torno a esta cuestión, pero creo que los neonazis nos están queriendo utilizar a los católicos.
No digo esto por interés sectario, ya que incluso soy partidario del Eje en la IIGM.

No veo claro que los italianos deban hacerse cargo del cuerpo. Lo más lógico sería que se hiciese cargo Alemania o en segunda instancia Argentina, donde residió Priebke 30 años y donde reside actualmente su hijo. Pero ambos países se han negado. Por otra parte, en Italia hay multitud de grupos neonazis -y de aquí excluyo a los fascistas- que pretenden hacer de Priebke un mártir y convertir la tumba en un lugar de peregrinación. Estos neonazis son mayoritariamente paganos y anticristianos, aunque intentan infiltrarse en ambientes católicos.

La chusma que ha ido a impedir el funeral de Priebke es enemiga nuestra, pero también lo es Priebke y sus acólitos. Que descanse en paz Priebke y ya Dios le juzgará. Ojalá que sus restos reciban cristiana sepultura cuanto antes. Pero no creo que debamos preocuparnos demasiado por este asunto. Priebke ya ha tenido su funeral tridentino, lo que ya es bastante más de lo que probablemente nosotros disfrutaremos cuando fallezcamos. La Iglesia, aunque movida en parte por ciertos respetos humanos, no ha obrado mal, o desde luego no tan mal como se viene pintando.

Favila dijo...

PEDRO HISPANO: por supuesto que los partisanos que realizaron atentandos de esa naturaleza son también asesinos. No he negado tal cosa. Y también soy consciente de que los partisanos se cebaron con los religiosos, al igual que en nuestra Guerra Civil. La diferencia fundamental es que esos partisanos serían italianos, con lo cual es lógico -porque no queda otra- que sean enterrados en Italia. El único vínculo de Priebke con Italia es que estuvo allí de fuerza ocupante. Enterrarlo en Italia es un asunto muy delicado, como explico en mi anterior mensaje. Por mí que lo entierren en Italia, pero hay razones para que los italianos vean con malos ojos esa idea.

Hermenegildo dijo...

Priebke no ha muerto arrepentido; por el contrario, justifica sus crímenes en un vídeo póstumo:

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/10/17/internacional/1382032478.html?a=d2087677e36cb31e4f06785a369e370d&t=1382045561&numero=

Hermenegildo dijo...

Redacción: si aquí se está debatiendo sobre la licitud de negar las exequias y la sepultura a Priebke, ¿por qué no me publican un comentario en el que demuestro que este señor no murió arrepentido porque justifica sus crímenes en un vídeo póstumo? ¿Acaso este extremo no está directamente relacionado con el tema de esta entrada? ¿Se pueden celebrar exequias por un pecador público que no demuestra arrepentimiento alguno de su pecado?

Miles Dei dijo...

El tema es que se le niega no sólo la exequia (cosa que como he dicho se puede discutir) sino que además se le niega la sepultura, lo cual es un acto ihumano ante el cual el ordinario del lugar calla. Y no sólo se niega la sepultura, se pide la destrucción del cadáver.

En cuanto a su nulo arrepentimiento, los neocones son expertos en el arte de aducir: "obediencia debida" ante sus crimenes espirituales, que son mil veces más horrendos que un acto de represalia a los crímenes partisanos (contemplados como tales en las convenciones internacionales) en una guerra.

Además, si la conciencia no le acusa, no tiene que arrepentirse de nada. Apúntense a la doctrina de Francisco manifestada recientemente como refuerzo del principio moral clásico de que no se puede obrar contra conciencia.

No creo que sea cosa de abogados, sino de los abogados del diablo que justifican en todo la impiedad de lesa humanidad que tenemos en la Santa Sede.

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO a HERMENEGILDO: Se han celebrado muchas exequias, incluso presididas por el Ordinario, por pecadores públicos que no han demostrado, que se sepa, arrepentimiento alguno. ¿Por qué esta excepción?

Blas dijo...

Hermenegildo Ud toma como falta de arrepentimiento los 47 segundos de una entrevista donde Priebke explica su vision de los hechos del atentado de los partisanos?
Priebke en los últimos años comugaba frecuentemente y tení un confesor, no de la FSSPX unosecular. Porque duda de un sacerdote católico?
Hermenegildo Ud desea que Priebke vaya al infierno?
Ud nunca ha rezado "por las almas que màs necesitan de Tu misericordia"?

Anónimo dijo...

¿sería pecado si estaba cumpliendo una orden de un superior? disculpen si estoy preguntando algo inconveniente desde mi ignorancia.

Anónimo dijo...

Algo del comentario de Miles del
17 de octubre de 2013 17:59
me trajo a la memoria a el pleito entre Satanás y San Miguel Arcangel con el cadáver de Moisés. Pero que curioso porque no alcanzo a ver la relación. Tal vez alguno de ustedes me ayude a ver.

Martin Ellingham dijo...

Hay dos responsabilidades en los hechos. Una, es la jurídico-penal. La cuestión es si la obediencia debida al superior o el miedo a ser ejecutado eximen de responsabilidad penal; o si la prescripción por el paso del tiempo hace inaplicable la pena, etc. Otra, es la responsabilidad moral, ante Dios. Es posible que Priebke defendiera su inocencia jurídica (cosa discutible), pero estuviera moralmente arrepentido y se hubiera confesado de los hechos en cuanto pecados.
Saludos.

Miles Dei dijo...

El problema es que no somos nadie para juzgar el interior de una persona y menos el de quien ha pasado por el sacramento de la penitencia. Punto y final. Hacerlo es muestra de no ser cristiano.

Hay un afán por perseguir con saña el cadáver de un difunto y no sólo ya su memoria. Es algo horrendo y repugnante. El concilio cadavérico redivivo.

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO: Yo me despido de este tema porque considerar que sea no digo ya justo o injusto sino simplemente cuerdo lo de negar a quién sea la sepultura es algo que me saca de tino. ¿Qué la citada sepultura puede convertirse en lugar de "peregrinación"? No sé muy bien de quién porque me parece que los presuntos "peregrinos" surgirían de grupúsculos cuya poquísima entidad les hace más bien inofensivos. Y también podría decirse que si hay riesgo de "peregrinación" lo hay más de profanación. El caso es que a Priebke, como en su dia a un servidor de Vds. y a todos y cada uno de Vds., habrá que enterrarnos. Afuera no nos van a dejar.
Y desde luego lo que es irritante es el completo olvido o incluso la benevolencia con respecto a los crímenes de esos llamados partisanos o maquis. Que fueron numerosísimos -los crímenes- y en más de un caso atroces tanto en Italia como en Francia. Le dejo con una muestra que traduzo rápidamente: "...el pozo de Foras, cerca de Aubenas, donde en 1944 los maquis arrojaron unas 60 victimas, entre ellas una anciana religiosa del hospicio de Villeneuve-de-Berg que había cometido el crimen de curar a los heridos alemanes que le habían sido conducidos alli»…
De la revista Ecrit de Paris, noviembre 1969, Xavier Vallat, página 33.
ADIOS A TODOS

Favila dijo...

Miles: Las exequias no se le han negado, ni por parte de la Iglesia ni por parte de la FSSPX. Priebke ha tenido su funeral con rito tridentino, que es probablemente más de lo que nosotros tendremos. Y unos cabezas rapadas han hecho guardia velando sus restos hasta que se los han llevado las autoridades.

La cuestión de su enterramiento escapa por completo a la Iglesia y depende sólo de las autoridades civiles. La Iglesia no tiene la culpa de que que esas autoridades (italianas, argentinas y alemanas) estén obstaculizando su enterramiento, ni ha influido en tal sentido.

El abogado de Priebke es un agitador que está más preocupado por producir impacto mediático que por dar cristiana sepultura a su defendido. De ahí que desde un primer momento rehusase las exequias privadas. Si no las hubiera rehusado, probablemente ahora Priebke ya estaría enterrado y no se habría montado todo este escándalo.

Miles Dei dijo...

Existe el pecado de omisión. Y la omisión del pastor ante la crueldad de la justicia civil figura hasta en el catecismo actual.

Y que yo sepa exequias no ha llegado a tener. Porque estas concluyen con el entierro cristiano, no con el secuestro del cadáver.

Miles Dei dijo...

La misericordia de Francisco es un cuento. Mucha voz para Lampedusa y nada para uno de los fieles de su diócesis al que han dejado insepulto.

Y no escapa a la Iglesia la cuestión de su enterramiento que perfectamente podía poner fin a la injusticia (O no enterraron a un jefe mafioso en San Apolinar porque les dio la gana y lo pagó bien)

Venga, venga... que da verguenza humana hasta leer ciertos mensajitos.

Anónimo dijo...

Algunas apostillas:
1) Al que mandó este enlace hay que agradecerle, primero, semejante testimonio del fallecido capitán; pero más, reforzarle la comprensión del texto que, aunque en italiano, no es tan estrambótico como para darlo vuelto como lo ha hecho el corresponsal de las 23:03, quien afirma que Priebke habría manifestado su "nulo arrepentimiento y su perfecta imbricación en la maquinaria de propaganda neonazi". Es un disparate: Priebke lo que hace es explicar su situación personal y negar los crímenes de que se acusa a Alemania. Estos "adliadófilos" -que encima creen justificarse diciendo que en general estarían de parte del Eje- son de lo peor, porque dan por sentado hechos que, como muy bien indica el centenario interlocutor del reportaje (no es ningún "testamento"), deberían haber sido materia de prueba y nunca lo han sido, pese a contar los Aliados con todos los medios a su alcance para hacerlo.
Recomiendo la lectura atenta de este reportaje de quien bien podría ser el último testigo vivo de aquellos tiempos, y que, ante la inmimencia de su tránsito y el nulo interés en su situación terrenal futura (¡100 años de edad!), difícilmente mienta por cálculo o interés. Habría que ser un carrillo cualquiera para mentir ante las puertas de la muerte.
1) Los partisanos comunistas eran asesinos, simples y puros asesinos. Poca gente sabe que la primera verdadera "resistencia" italiana estaba formada por católicos, socialistas y monárquicos, que poco a poco, fueron desplazados por los comunistas con apoyo de los Aliados. Cuando el desplazamiento no era suficiente, recurrían al simple asesinato. El hermano del inmundo pseudodirector de cine Pier Paolo Pasolini, Guido Pasolini, fué asesinado por los partisanos comunistas que operaban en el Friul en febrero de 1945, casi seguramente por instigación aliada, a fin de cumplir con el pacto diabólico cerrado con el guerrillero yugoeslavo comunista Tito y con "Koba" Stalin, de entregar el Friul a los comunistas y, territorialmente, a los yugoslavos. Como los partisanos italianos no permitirían el desmembramiento del territorio italiano, fue preciso convencerlos o eliminarlos. Y así sucedió.
LO cual prueba:
a) el movimiento partisano comunista italiano o francés, igual que lo hiciera dos años en Yugoeslavia, atentaba contra los soldados alemanes para provocar que éstos lanzaran represalias contra la población y así, retener tropas de ocupación y permitir el triunfo soviético.

Anónimo dijo...

b) Muchos jefes alemanes, particularmente en Francia e Italia, totalmente conscientes de su próxima derrota, intentaron negociar con los movimientos partisanos no comunistas (ex oficiales de los Ejércitos locales) la entrega de los respectivos territorios para impedir que cayeran en manos comunistas o, eventualmente, aliadas. En París, el plan fué un éxito completo e impidió que EE. UU. fundara el "gobierno de ocupación" que ya tenía preparado y en camino con personal proveniente de su estado de Luisiana. Al liberarse París y entregarse la ciudad a los resistentes franceses (un coronel francés) la rápida instalación del general De Gaulle sorprendió a los norteamericanos que ya no pudieron reaccionar ni derrocarlo.
En Italia la situación era distinta por que ya había un gobierno pro-Aliado, de manera que había que negociar la rendición de los alemanes a ese gobierno, pero como la zona norte de Italia estaba en manos de la resistencia, los alemanes no pudieron negociar directamente con ellos, sino a través de los pocos cuerpos de ejército republicanos (de la República de Saló) que aún quedaban en pie. O bien, directamente con los norteamericanos, que permitieron a más de 100.000 soldados alemanes evacuar Italia hacia Austria con armas y bagaje. Ya los matarían después, en los famosos "campos" de Eisenhower.
c) Francia e Italia inmediatamente antes y enseguida después de la derrota alemana, presenciaron una auténtica "guerra civil" entre comunistas y anticomunistas, que costó a ambos países casi tantos muertos como la misma guerra.
d) Por eso, hablar de estos asuntos es más bien aventurado, si no se conocen los detalles más celosamente guardados por los vencedores, y de los cuales Priebke era consciente y, probablemente, herramienta, por su cuidadosa educación.
Y por eso, esta venganza "post mortem" es tanto más repugnante por lo hipócrita en los que debieran saber estas cosas, y torpe, por parte de quienes no las saben.
Gracias por leerlo. No podía dejar que este gran soldado dejara este mundo difamado.

Favila dijo...

Miles y el último participante me habéis convencido al final: Erich Priebke es un santo varón y Francisco es el diablo; los campos de concentración eran parques recreativos; el revisionismo es parte del credo católico. Gracias.

Favila dijo...

Miles y el último participante me habéis convencido al final: Erich Priebke es un santo varón y Francisco es el diablo; los campos de concentración eran parques recreativos; el revisionismo es parte del credo católico. Gracias.

Anónimo dijo...

Favila hágase cargo de sus propios inventos, interpretaciones o fábulas. No se la endilgue a otros.


Erich Priebke es un santo varón y Francisco es el diablo; los campos de concentración eran parques recreativos; el revisionismo es parte del credo católico.



aquí nadie, exepto usted, afirmó esto.

Anónimo dijo...

madre Yvonne-Aimeé, conocida mística francesa del siglo XX, cuyos extraordinarios dones y carismas sorprendieron enormemente a todos aquellos que la conocieron. Uno de ellos era el de saber en el corazón
cuándo alguien había profanado una Sagrada Forma.
Cosas de santos
Aquellos que deseen saber más pueden consultar:
http://www.augustines-malestroit.com/




A continuación les transcribo una Carta datada el 31 de marzo de 1923, que en su día hizo llegar a un sacerdote llamado Padre Crété. La misiva dice así: “Querido Padre: […] Anoche, mi Señor Jesús me dijo que fuera a buscarle a la casa de una persona que, desde el sábado, le tiene de forma incorrecta encerrado en su hogar. Dicha persona recibió la Sagrada Forma durante una misa, pero nada más regresar a su banco, la sacó de la boca y la escondió en un pañuelo con la intención de profanarla. […]


Esa misma noche, siguiendo las instrucciones de mi Señor Jesús, me encaminé a la casa de tal persona. Ella misma me abrió la puerta y comprobé que su hogar era señorial y de muy alto nivel económico. Le dije que había acudido a recoger la Sagrada Forma; palideció y me invitó hacia el salón, en donde tomó una cajita de la que sacó la Sagrada Forma. ¡El Señor estaba ahí!
La tomé en mis manos y, siguiendo la inspiración de mi Señor, dirigí unas palabras a esa pobre mujer, quien comenzó a derramar grandes lágrimas de arrepentimiento.


(Desgraciadamente desconocemos las palabras con las que la madre Yvonne-Aimeé tocó el corazón a esta alma). Luego regresé a mi residencia, cargando cuidadosamente a mi Amado. Mientras caminaba con mi Señor, Él me dijo: ‘Guárdame hasta que yo te diga lo que deseo que hagas conmigo’”. La madre Yvonne-


Aimeé recibió la orden de su director espiritual de consumir ella misma esa Sagrada Forma.


Esta anécdota se repitió en muchas ocasiones a lo largo de su vida y no siempre los profanadores la trataron con indulgencia. A veces llegaba a su residencia con moretones, heridas o arañazos.


Sólo cuando lleguemos al cielo podremos saber por qué el Señor ha dado estos dones a ciertas personas como a la madre Yvonne-Aimeé. Esta mujer no sólo era capaz de saber cómo, quién y dónde se había profanado una Sagrada Forma, sino que además, tenía la increíble capacidad de estar en dos sitios a la vez y ser vista por muchos testigos (este don se conoce como “bilocación”). Su director espiritual (el padre Labutte) ha dejado escritas increíbles anécdotas de esta delicada alma, que para nosotros se han convertido en joyas de la fe.



Una de ellas se refiere a lo que le sucedió cerca del final de la Segunda Guerra Mundial, mientras estaba en Malestroit, Francia. Sin saber cómo, se vio de pronto frente a Hitler, en su despacho de Berlín. Él, sorprendido de ver a una monja aparecer de la nada, sacó un arma y le disparó. Aunque las balas le atravesaron, no la hirieron. Hitler quedó petrificado por el miedo mientras ella, impasible, le dijo unas palabras que el mismo Jesús le había dictado para él. (Desgraciadamente tampoco hay detalles sobre tal mensaje). Se sabe que Hitler no quiso creerle y le rogó que se marchara de inmediato. Ella, antes de desaparecer, se acercó al mapa de Europa que yacía sobre la mesa, y señaló un lugar con el dedo diciendo: “cuando usted llegue con sus tropas a este lugar, perderá su guerra”. Y así ocurrió…



http://www.mariavallejonagera.com/archivos/pdf/Cosas%20de%20santos.pdf

Miles Dei dijo...

Favila, como le han dicho, sus propios odios, inventos y calumnias se los aplica a usted mismo.

Favila dijo...

Gracias a Dios, el abogado de Priebke ha llegado a un acuerdo con las autoridades para que lo entierren en un lugar secreto (aunque me imagino que se conocerá con el paso del tiempo). Así que ya no hay motivo para que sigáis preocupados y enfadados, Miles y Anónimo. Eso sí, que recaiga toda la vergüenza posible sobre Francisco por no haber intervenido personalmente tal como lo habría hecho Benedicto.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Miles Dei dijo...

Tal como lo habría hecho un Papa que se precie de cristiano misericorde.