martes, 13 de enero de 2015

¿Un Islam bueno?

¿Un islam bueno… y otro malo?
Por Javier Ruiz Portella
Antes de los «terribles acontecimientos de estos días en París»… No, esto es Neolengua. Antes de las primeras escaramuzas de la guerra que nos acaba de ser declarada —una nadería al lado de lo que nos espera—, las cosas ya estaban bien claras. Pero la mayoría se empeñaba en no verlas. Ahora, más que claras las cosas ya están translúcidas  —y, sin embargo, los ojos seguirán cerrados. Una sola diferencia: disminuirá el número de los ciegos, y si hoy mismose hiciese  un sondeo, ya serían quizá un 30% los que dijeran «Keep calm and vote Le Pen».[1]
Después de cada escaramuza, después de cada nueva batalla, los ciegos, es cierto, serán un poco menos numerosos. Pero lo serán sobre todo entre la buena gente, entre el pueblo. Por lo que a nuestras pretendidas «élites» se refiere… Hablemos de ellas, de estos escogidos ciegos en cuyas primeras filas figuran los medios de comunicación del sistema. En ninguno de ellos se enterará uno, por ejemplo, de que las redes sociales se incendiaron estos días con mensajes que festejaban la matanza de Charlie-Hebdoi («¡Estos hijos de puta lo tienen bien merecido!», «Soy Muslim y amo a mi Profeta», etc.) Tampoco es en los medios oficiales donde se informa de que, una vez abatidos los tres terroristas, «los jóvenes de los barrios en dificultad» siguieron practicando «el vivamos juntos» (así habla la Neolengua) mediante mensajes del siguiente tenor: «¡Gloria a los hermanos caídos!», «¡Muertos como mártires!», «¡Que Nuestro Señor Alá les abra las puertas del Paraíso!», etc.
Ni en Le Monde, ni en Libération, ni en Le Figaro leerá uno tales cosas. Figura, sin embargo, en este último periódico un artículo sobre el eco que el minuto de silencio del pasado jueves obtuvo en los centros docentes de los «barrios sensibles». Su sensibilidad es tal que el minuto de silencio se convirtió a menudo… en un minuto de odio.
«“Te la pego con el kalash" (abreviatura para  kalashnikof), le soltó a su profesora  un alumno de 14 años.», leemos en Le Figaro. El cual sigue diciendo: «En una colegio elemental de Seine-Saint-Denis (suburbio parisino de alta concentración inmigratoria), al menos el 80% de los alumnos de una clase se negaron a efectuar el minuto de silencio». A ello se le podría añadir que en muchos centros el minuto de silencio fue interrumpido por los mismos gritos que resonaron en Charlie-Hebdo:«¡Allahu Akbar!» («¡Alá es grande!»). Lo anterior, sin embargo, ya no lo dice el periódico: me lo han contado unos amigos profesores. Hubo también alumnos que se intentaron razonar…. Por ejemplo, ese que, con sus 11 añitos a cuestas, le soltó a su maestro: «Usted no lo comprende [en Francia, hasta en tales sitios aún se habla de usted al profesorado]. Esa gente no hubiera tenido que dibujar al Profeta. ¡Está por encima de los hombres!». ¡Criatura!… También cabe destacar el caso de una profesora que en su página Facebook explica que fue acogida a las 8 de la mañana con gritos de «¡Viva los que los han matado!», después de lo cual pidió ser mutada a otro centro.
Quienes lean en francés encontrarán aquí otros ejemplos. Pero hay que leerlos sin hacer caso del titular: «Minutos de silencio para Charlie-Hebdo. Algunos patinazos en los colegios». Punto. ¿En los colegios… de dónde? ¡En los de toda Francia, cielo santo!, concluirá el lector que, horrorizado, sólo podrá recuperarse del susto al leer el texto del artículo. No fue, por supuesto, en el conjunto de Francia donde se produjeron tales «patinazos» (traducción: tales boicots). La islamización aún no ha llegado a tales extremos. Los boicots sólo tuvieron lugar ahí donde la Gran Sustitución de poblaciones ya ha producido las más profundas sustituciones.
El día en que los alumnos de la inmigración musulmana respondan con emocionado respeto a semejante minuto de silencio; el día en que esa misma inmigración exprese en las redes sociales su profundo desprecio por los asesinos que dicen actuar en nombre de su religión; el día en que decenas de miles de musulmanes bajen de los suburbios para manifestar un horror que, por ello mismo, aún debería ser más considerable en su caso: sólo ese día podré empezar a tomar en serio a quienes pretenden que hay un buen islam profundamente opuesto al malo. Hasta entonces seguiré pensando que hay, por supuesto, dos islams, todo lo distintos que se quiera, pero uno de los cuales es, por así decirlo, como la vanguardia del otro: como la avanzadilla de ese otro islam, pacífico y mayoritario, no cabe duda, pero que, además de sus ritos, practica un bien conocido proverbio: El que calla otorga.
_________
[1] Tal fue el tweet que lanzó papá Le Pen el día de la toma de rehenes.

Visto en:
http://elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticulo=4964


P.S.: Un recomendable artículo de Luis Mª Sandoval sobre los males del Islam, aquí.




10 comentarios:

Pasquino dijo...

El liberal Gabriel Zanotti cree que conviene "secularizar" al Islam.

http://gzanotti.blogspot.com.ar/2014/08/carta-abierta-los-islamicos-liberales.html

Favila dijo...

Estáis muy raros últimamente :) Ya he visto que algunos blogs tradis citan sin el menor reparo a Oriana Fallaci, Zemmour, Pérez-Reverte, Hitchens, etc. Pero no me esperaba que citaseis por aquí al neopagano Javier Ruiz Portella. ¿Sabéis lo que piensa de la Religión cristiana?

Rafael Siècle dijo...

CNN (en inglés) ha hecho maratones dedicadas al atentado. Por supuesto, todos eran Charlie. El "Yo no soy Charlie" de aquellos que, rechazando los atentados, no se identifican con los valores de ese pasquín, no apareció nunca (por lo menos, yo no lo vi ni una sola vez, ni siquiera para relacionarlo con Le Pen papá). Los medios ocultan los mensajes que muestran la violencia islámica, así como los mensajes cristianos que rechazan la basura blasfema amparada en la libertad de expresión.Para ellos lo único que existe es la falsa religión de los valores liberal-progresistas

Redacción dijo...

Favila:
El artículo de Ruíz Portella es una simple columna de opinión, de esas que uno puede comentar mientras toma un café con amigos. Para una visión más profunda –y católica- sobre el Islam hemos divulgado un excelente libro de Rubén Calderón Bouchet:
http://info-caotica.blogspot.com.es/2012/12/mas-de-islamologia.html
EL MANIFIESTO es una publicación vinculada la Nueva Derecha, una corriente de pensamiento pagana, que seguramente todos sabemos lo que piensa sobre el cristianismo.
Dios mediante, en próximas entradas, publicaremos algo más interesante sobre el Islam.
Saludos.

Favila dijo...

Gracias, Redacción. Temía que os tomarais a mal mi comentario un tanto irónico.

Sobre lo que comenta Ruiz Portella, me parece pura demagogia para arrimar el ascua a su sardina. Muchas autoridades musulmanas han condenado el atentado, quizá más que neoderechistas condenaron el atentado de Breivik (en Francia la ND incluso publicó un libro defendiendo a Breivik). Y en las manifestaciones también se ha visto a muchos musulmanes. De hecho, en España la concentración más importante en repulsa fue de un colectivo de musulmanes.

¿Que no son del todo sinceros y lo que buscan es evitar la caza al musulmán? Pues probablemente, pero tampoco podemos entrar en sus conciencias.

¿Que algunos musulmanes franceses se han comportado mal y han hecho burla del atentado? Cierto, pero muchos de ellos están detenidos y ya han sido condenados a varios años de cárcel. Por cierto, también está detenido el cómico de religión católica y origen camerunés Dieudonné, por hacer una pequeña broma en las redes sociales. Parece que aquí sólo se puede reír Charlie. Para esta gente no hay nada sagrado, salvo la idea misma de que nada es sagrado.

Ruiz Portella parece pedirles a los musulmanes que se coloquen el cartelito de "Yo Soy Charlie" para que no se les considere el eje del mal. Y yo creo que a los católicos no se nos ha perdido nada en esa batalla. En el fondo, está más cerca de nosotros un musulmán que un pagano o un ateo. Aunque eso no quiere decir que nos quedemos de brazos cruzados ante la inmigración musulmana.

Un saludo y gracias por dejar expresarme.

Anónimo dijo...

Para colmo de males, tenemos que escuchar al portavoz de la Conferencia Episcopal Española, Josemaría Gil-Tamayo, diciendo: “Como periodista me duele enormemente este atentado a compañeros que lo que hacen es ejercer un servicio, en este caso desde el humor satírico pero necesario también en las sociedades democráticas y libres en la libertad de expresión y el derecho a la información.” Cabría preguntarle a este propiciador de blasfemias si alguien publica caricaturas de su madre y hermanas siendo sodomizadas, se reirá y considerará que esto es un "necesario servicio a la democracia".http://nacionalismo-catolico-juan-bautista.blogspot.com.ar/2015/01/charlie-hebdo-y-el-nuevo-orden-mundial.html

Juan Argento dijo...

Copio algo que acabo de escribir en infocatolica, porque considero que es una discusión pendiente ad intra.

No es trivial armonizar este texto de Monseñor Jesús Sanz Montes:

"En nombre de un dios inexistente que se les aparece en el fantasma de su fanatismo para pedirles que maten al infiel a sangre fría o a sangre caliente, se alejan del verdadero Dios clemente y misericordioso,"

con estos otros del Cardenal Francisco de Toledo (1532-1596)
en su libro "In Summam theologiae S. Thomae Aquinatis enarratio" publicado en Roma, 1969, en edición de José Paría, S.J.

Quaestio X. De infidelitate. Articulus VIII. An infideles sint ad fidem impellendi. Quaestio II, pp. 109-111.

Prima conclusio. Haeretici pertinaces iure optimo et rationabilissimo afficiuntur ultimo supplicio. Ista est catholica, et contraria est haeretica.
...
Quarta conclusio. Infideles, qui coacti susceperunt baptismum, sunt cogendi etiam poena mortis servare religionem Christianam.
...
Quinta conclusio. Parvuli ante usum rationis baptizati, quum ad rationis usum pervenerint, sunt cogendi prorsus servare fidem, etiam sub ultimo supplicio.

Una armonización trivial podría lograrse a partir de observar que Francisco de Toledo se refiere a infieles por haber abandonado la fe católica, no por nunca haberla tenido. Pero en ese caso no podría condenarse la práctica musulmana de ejecutar a los que se convierten al cristianismo. Por lo que habría que agregar un segundo criterio de que es "óptimo y racionabilísimo" ejecutar a infieles a la fe verdadera, y malo ejecutar a infieles a una fe falsa.

Otro camino posible sería observar que el poder de coacción que la Iglesia tiene para compelir a sus miembros la fidelidad a las promesas bautismales - poder de coacción cuyo alcance más allá de la separación de la participación de la Eucaristía y demás Sacramentos es de fide, según el canon 14 de Trento sobre el bautismo - no incluye la pena de muerte, o por lo menos no la incluye como recurso "óptimo y racionabilísimo".

Plantear este tema en este blog parece particularmente apropiado dado que tres artículos atrás se reprodujo un artículo de un blogger argentino en el que éste menciona "la doctrina católica, admirablemente ejemplificada en este punto por aquel apotegma de san Bernardo orientado a la justificación moral de la pena capital contra los herejes contumaces que atentaban contra la unidad de la fe: melius est ut pereat unum quam unitas."

Favila dijo...

Anónimo, el caso es que algunos tradis no difieren en esencia de Gil Tamayo. Acabo de leer en uno de estos blogs que meter en el Código Penal la blasfemia es darle alas a los islamistas. El otro día el abbé de Taouarn calificaba a los viñetistas muertos de "mártires de la civilización europea".

Dejo unos enlaces que creo que os pueden interesar a todos, pues ilustran algunos temas que veníamos debatiendo.

1) Se viene hablando mucho de Putin. Éste es el tratamiento que verdaderamente ha dado Putin al asunto de las caricaturas:

http://www.infobae.com/2015/01/13/1620641-rusia-incluira-una-lista-negra-medios-que-publiquen-las-caricaturas-mahoma

2) Dos interesantes entrevistas a Houellebecq (la primera, traducida al español, fue concedida antes del atentado):

http://cultura.elpais.com/cultura/2015/01/07/actualidad/1420664633_694213.html

http://www.corriere.it/esteri/15_gennaio_14/michel-houellebecq-niente-francia-sara-piu-come-prima-si-ho-paura-anch-io-b2efe122-9bb4-11e4-96e6-24b467c58d7f.shtml

Los que están más sensibilizados con el problema musulmán vienen citando mucho a Houellebecq, pero de esas entrevistas parece deducirse que no tiene una visión tan negativa del islam. De hecho, cree que tiene mucho en común con el catolicismo y ve a ambas religiones colaborando para combatir el iluminismo que Houellebecq rechaza. Pronostica una vuelta a las religiones y una recuperación de la natalidad europea. Habla incluso de un nuevo imperio romano. Aunque imagino que tendremos leer el libro para enterarnos del verdadero mensaje.

Carlo dijo...

Favila, Rusia es un enorme estado multinacional y multireligioso, con una gran minoría musulmana que, diferentemente de la de Europa Occidental, es nativa, miembros de los diferentes estados (Rus, Zarato, Imperio, Unión Soviética) desde hace varios siglos. Por lo tanto, es natural que Putin, o cualquier otro líder político ruso mínimamente prudente, los va a proteger y tratar de que no vean su fe ofendida. Si en Rusia toleraran un medio como Charlie Hebdo, el país caería en guerra civil.
Yo particularmente concuerdo con lo que dijo el Papa en el avión a Filipinas, que no hay derecho a ofender la religión de nadie. Eso no es ecumenismo, podemos y debemos tratar de evangelizar a los musulmanes y traerlos a la fe verdadera, pero ofenderlos gratuitamente debería ser prohibido en cualquier estado con un mínimo de sentido común.

Anónimo dijo...

Marine Le Pen es la salida para Francia.