viernes, 11 de noviembre de 2016

Milicias canadienses prometen proteger las fronteras de estadounidenses ilegales



Una milicia canadiense parece haber tomado muy en serio la victoria de Donald Trump temiendo que cientos de miles de ilegales estadounidenses puedan intentar cruzar la frontera.

La Milicia Activa Permanente (PAM, según sus siglas en inglés) es una asociación rural que se cree que cuenta con aproximadamente 4.500 miembros a lo largo del país con cuartel general en Huntington, Ontario, cerca de la frontera con Minnesota.

"Ésta no es la frontera mexicana. Los ilegales van a enfrentarse a la nieve y a temperaturas frías hasta la muerte, más allá de los ataques de peligrosos depredadores como osos, pumas y lobos. Si eres un estadounidense y cruzas la frontera ilegalmente, las probabilidades de supervivencia son bastante mínimas", dijo John C. McCaullagh, el líder de la Milicia.

“Matar ciudadanos ilegales es un crimen en Canadá y no vamos a alentar abiertamente la violencia en nuestra organización, pero no podemos evitar que haya miembros que disparen algunos tiros en su dirección para que regresen atemorizados. Si accidentalmente eres herido en la rodilla o en una pierna, sin atención médica serás hombres muerto en dos o tres días", advierte.

“Mejor estar vivo en los EE.UU. que muerto en Canadá. Simplemente no será una buena apuesta”, agrega.

La idea de construir un muro para proteger la frontera entre Canadá y Estados Unidos es una temática popular entre los miembros de la milicia.

“Estados Unidos bajo Obama es un país debilitado. Esos demócratas maricones aman a esos ilegales que los votan. Una frontera débil entre EE.UU. y México significa que toneladas de mexicanos también están tratando de alcanzar Canadá ilegalmente, ésa es la razón por la que estamos aquí para proteger la frontera”, explica un miembro de alto rango del PAM que prefiere permanecer anónimo.

“Nos encantaría contar con un muro como el que Israel levantó contra Palestina. Israel está a 20 años de nosotros en este juego”, explica. “Muros reforzados con hierro serían lo mejor para mantener fuera a las ratas”, agrega riéndose.

Los milicianos están principalmente con miedo de los violadores, los criminales y también, sorprendentemente, los progresistas, quienes podrían cruzar la frontera canadiense, poniendo en peligro sus familias, trabajos y forma de vida.

“No son sólo los violadores y otros criminales, también están los progresistas”, explica Jerry Masborough, un veterano miliciano de 40 años. “Esos progresistas, no queremos tener nada que ver con ellos. Debilitarán a nuestro pueblo, no queremos a ninguna de esas mariquitas corrompiendo a nuestros jóvenes. Ya tenemos a un debilucho como Primer Ministro, no necesitamos a ninguno de esos amantes del Islam, bolches raritos en nuestro país", comenta. “Por mí que ardan en el infierno”, agrega.

El ex ministro conservador de Ciudadanía e Inmigración, Christopher A. Alexander, también ha propuesto la idea de un muro entre Canadá y EE.UU. en 2013 y 2014, recibiendo apoyo masivo del Parlamento antes de que el Partido Conservador fuese derrotado en las elecciones de 2015.


12 comentarios:

tiñanlós dijo...

Totalmente de acuerdo.
Aguante el senador Picheto!
Cuándo nosotros haremos los propio con nuestros países vecinos y su gente de indígenas facciones (Chile, Bolivia y Paraguay) ?

bon vivant dijo...

Siempre los que lucen como vikingos son los que están contra la inmigración ilegal, mientras el inmigrante es morocho y nunca supera 1,80 metro de altura. Trae entonces el expatriado el flagelo moral y biológico o, cuanto menos, éste último.
A este paso la Argentina en 30 años dejará de ser un país de gente linda.

Nacionalista dijo...

Dan asco los comentarios.

El día que estos infelices aniquilen a banqueros, financistas y dueños de multinacionales, hablamos.

Saludos

Anónimo dijo...

Los africanos de Once que venden cosas truchas de oro miden casi dos metros. Como siempre, los nazis no tienen ni idea de nada. Reducen a lo biológico (que apenas conocen), cuestiones mucho más profundas.

La Argentina hace rato que dejó de ser un país de gente linda. Al menos que desde que la vulgaridad reina a sus anchas.

Desde hace unos 20 años y cada vez más en progresión geométrica, da verdadero asco andar por las calles de Buenos Aires y GBA, capitales de provincia y demás grandes ciudades del Interior. Como diría I. J. Reilly, en la Argentina hace rato que falta teología y geometría.

bon vivant dijo...

Hay familias donde aún se conserva la belleza de generación en generación. Viejos criadores de caballos, como somos los de mi casa, sabemos de la importancia del pedigree, que luego eleva la gracia.
Lo decía mi abuelo, me lo repetía mi padre y yo se lo digo a mis chicos: para llevar al altar es preferible un hijo de p... de buena familia a un piadoso desgraciado.
Este y otros consejos han sido puntales en el sostenimiento de la belleza familiar y el respeto por la Tradición y las tradiciones.
Nunca falta el fachito que no del todo alerta del resentimiento que le aqueja, se encuentra del todo incapacitado o por lo menos mal dispuesto para comprender ciertas verdades. No hay problema, mientras no se acerquen a mis doncellas.

lucas dijo...

q bien esto q nos dice bon vivant. lastima q sea herejia. pero si sostiene la belleza familiar y las tradiciones es herejia buena.

Favila dijo...

Supongo que saben que la noticia es falsa y procede un periódico satírico.

El Trasto dijo...

Hombre, si es hijo de p... no se puede saber con certeza si es de buena familia.

Isaac Carrillo Espinoza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Siempretiene que haber un meapilas que pretendeexplicarlo evidente. Es obvioque es una sátira. Como lo son muchos comentarios.

Isaac Carrillo Espinoza dijo...

Entre broma y broma la verdad se asoma en fin desgraciadamente creo que mi coeficiente intelectual es muy bajo (¿Será por ser mexicano? Y además no tengo detector de sarcasmo incluído.

Favila dijo...

Don Anónimo, ya que tanto sabe, ¿qué finalidad perseguía la publicación de esta noticia satírica? ¿Fue acaso un experimento sociológico para demostrar que entre los lectores de Infocaótica hay racistas? En ese caso, el experimento habría sido todo un éxito. Aunque, quién sabe, igual los comentarios son también parte del experimento, dado que nadie firma con su nick habitual.