viernes, 27 de enero de 2017

El pasado...


Ya se sabe que el franquismo es uno de esos pecados de incorrección política difíciles de perdonar. Lo correcto es ser anti-franquista. Y si el anti-franquismo ha sido circunstancial, moderado, hay que presentar los hechos para dejar la impresión de radicalidad… para no dar espacio siquiera a la sospecha. Don Angel Martín Rubio pone los hechos en su justo lugar.
Al exponer la trayectoria vital del recientemente designado Prelado del Opus Dei, D. Fernando Ocáriz Braña, en los medios de comunicación se ha dado relieve a la circunstancia de su nacimiento en París por ser hijo de un militar republicano exiliado o, como se afirma más discretamente, por ser hijo de una familia española exiliada en Francia por la Guerra Civil (1936-1939).
El dato ha sido objeto de referencia por parte del propio Mons. Ocáriz. Según el diario izquierdista El País :
Esta tarde, en su primera comparecencia ante los medios, Ocáriz agradeció a Dios y al Papa su nombramiento. Pero ante las preguntas de un periodista alemán sobre los supuestos vínculos del Opus Dei con el franquismo y el régimen de Pinochet, se salió un poco más del guión y quiso desmarcar a la obra y a si mismo de tales relaciones. “Personalmente nací en el Exilio. Mi padre era militar republicano, durante la guerra se tuvieron que marchar a Francia. Nunca he sido franquista, más bien al contrario. Aunque cualquiera puede ser lo que quiera, mientras sea compatible con ser católico”.
La web de la Oficina de Información del Opus Dei en España se pronunciaba en términos semejantes reproduciendo ayer,  25 de enero, un titular (Fernando Ocáriz: “El Opus Dei no es ni franquista ni no franquista. Esta organización no tiene ninguna relación con la política”) y una entrada del periodista Jesús Bastante, que ya no resulta accesible, pero que aún podía consultarse en caché cuando se redactan estas líneas:
El tercer sucesor de Escrivá de Balaguer es hijo de un militar republicano que se exilió en Francia tras la Guerra Civil. Preguntado sobre la cercanía de la Obra con el régimen de Franco, Ocáriz quiso ser tajante: “El Opus Dei no es ni franquista ni no franquista. Esta organización no tiene ninguna relación con la política. Las personas individuales pueden tener las ideas políticas que quieran, siempre que sean compatibles con ser católico”.
Ignoramos las circunstancias que impulsaron al Mayor veterinario D. José Ocariz Gómez a trasladarse a Francia y pocos detalles podemos dar de su carrera militar más allá de su solicitud al Gobierno republicano en virtud de la cual fue destinado a la Jefatura de Servicios Veterinarios del XVIII Cuerpo de Ejército en agosto de 1937 (Diario Oficial del Ministerio de Defensa Nacional, nº 190, pág. 313). Hasta esa fecha se encontraba en situación “Al servicio de otros ministerios” porque, siendo Veterinario 1°, fue nombrado en diciembre de 1931 catedrático de Citología, Genética superior y Endocrinología, de la Escuela Superior de Veterinaria de Madrid.
Ahora bien, aunque pronto los biógrafos de Mons. Ocáriz nos precisarán estos y otros puntos, agradeceríamos también que junto con esta información se diera a conocer cuándo y en qué circunstancias tuvo lugar el regreso de D.José Ocariz a España, como lo da a entender el hecho de que falleciera en Madrid el 17 de septiembre de 1972 y que su esquela se publicara en el diario ABC con los títulos de “Ilustrísimo señor” y “Doctor Veterinario”. Años atrás, en julio de 1957, había firmado como testigo en el enlace matrimonial de su hijo D. José Ocariz Braña, del que se hicieron eco las crónicas de sociedad de la época, y en el que también desempeñó la misma función el entonces Ministro de Comercio, D. Alberto Ullastres, por no citar a otras autoridades.
No sabemos que es “lo contrario de ser franquista”, según se define al parecer Mons. Ocáriz, pero no dudamos que el nuevo prelado del Opus Dei (sin necesidad de acudir a otras referencias históricas) apreciará positivamente el hecho de que su padre pudiera volver a España en plena vigencia del régimen al que había combatido desde las filas del llamado Ejército Popular.
Visto en:

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que lo que dice Ocariz responde a la realidad de la Obra entonces y ahora. De modo corporativo el Opus Dei no defiende ninguna doctrina ni régimen politico en especial. Los miembros tienen la más amplia libertad dentro de los límites exigidos por la Fe católica. En el Opus Dei hubo franquistas y antifranquistas. Ya es un avance y algo políticamente incorrecto decir que la Obra no es antifranquista e implícitamente que un miembro del Opus Dei podía ser franquista y hoy tener simpatías por aquel régimen. Y bien lejos está de lo dicho en páginas web relacionadas con el Opus Dei en las que se habla del "totalitarismo" franquista...

Xavier De Bouillon

Falstaff dijo...

El fundador del Opus Dei, Escrivá de Balaguer, impartió retiros espirituales a Franco, y algunos de los miembros más insignes de la Obra ocuparon carteras ministeriales en la segunda mitad del régimen franquista. Con el advenimiento de la democracia, el Opus renegó de su vinculación con el franquismo. Y mañana haría lo mismo con la democracia si le interesara.

Es verdad que el Opus Dei no es franquista, ni antifranquista porque simplemente es del fuego que más calienta. Lo que es falso es que sea a-político. En sus centros de hoy se respira liberalismo político y económico hasta el empacho.

Anónimo dijo...

GASTON: FALSTAFF tiene razón. El opus Dei no es ni franquista ni antifranquista sino oportunista. Por eso se aprovechó del regimen de Franco. Como se aprovechó del carlismo navarro -lo vampirizó- mientras le convino. Supongo que todo esto tendrá su precio y que sólo los ingenuos o desinformados se puedan tomar en serio a la obra en cuestión.

Favila dijo...

Falstaff, miembros de la Obra ocuparon ocuparon carteras ministeriales durante el franquismo, cierto, pero desplazando a falangistas y siempre procurando liberalizar el Régimen y alejarlo del 18 de Julio.

Hermenegildo dijo...

Xavier De Bouillon: estoy en general de acuerdo con su comentario, pero, viviendo Franco, en el Opus Dei sólo existió un miembro que verdaderamente pueda considerarse verdaderamente antifranquista, y eso con muchas peculiaridades: Rafael Calvo Serer.

Condor Crux dijo...

Mientras Falstaff se encarga de sembrar odios entre católicos, los moros agradecidos invaden España. ¿Serás un zurdo ateo paseándote por páginas católicas?.

Anónimo dijo...

Comparto el comentario de Falstaff. Mi padre decia siempre que no es posible sentarse en dos sillas a la vez....el Opus es la excepción. Pero no demos más vueltas , fuero, son y serán liberales...

Atahualpa Wilkinson ( medio guitarrero y medio apertura )

Anónimo dijo...

GASTON a FAVILA: Posiblemente tenga Vd razón en lo referente al papel de los ministros opusinos en el regimen de Franco. También actuaron como anestésico de las gentes conservadoras españolas -y supongo que, en mayor o menor medida en otros paises- a fin de que no se rebelasen frente a la autodemolición y defendiesen la Tradición católica. Y viendo el estado actual de España y de la Iglesia cada cual puede juzgar hasta qué punto haya sido positiva o nefasta la influencia que tuvieron. Y "tuvieron" está en pasado conscientemente.

Falstaff dijo...

Condor Crux, seguro que usted es capaz de elaborar un argumento algo más elaborado. Ánimo.

Anónimo dijo...

Hermenegildo: No sólo Calvo Serer. También Antonio Fontán del periódico opositor "Madrid" (liberal y democrático), sin olvidar a los católicos de a pie, miembros del Opus Dei que, sin militar activamente en política, eran antifranquistas por ser nacionalistas (vascos, catalanes, etc), carlistas de estricta observancia, demócratas cristianos y demas. De los españoles mayores que yo conocí en la Argentina, había un poco de todo, pero recuerdo solo uno que explícitamente reconocía su simpatía por Franco. No digamos nada de la Argentina, en la que, ya en los 80, había a la par liberales como Alejandro Chafuen, nacionalistas católicos como Juan Luis Gallardo, socialdemócratas como el Coronel Cesio, tradicionalistas como Don Manolo García Verde, además de muchos peronistas, radicales y conservadores. Durante mis casi 17 años como numerario y conociendo mi militancia nacionalista, ni una sola vez se me reprendió por la misma ni se me dieron consignas en uno u otro sentido. Estoy convencido, porque lo viví desde adentro, que la Obra no actúa corporativamente en política y que sus miembros gozan al respecto de una sana libertad, empañada (todo hay que reconocerlo) por una deficiente formación en Doctrina Social de la Iglesia, fruto de los problemas posconciliares y del viento a favor del liberalismo y la socialdemocracia que soplan desde hace 50 años en la Santa Sede

Xavier De Bouillon

Hermenegildo dijo...

Xavier De Bouillon: creo que en la España de Franco, los miembros del Opus Dei, en un 99% de los casos, se identificaban más o menos con el régimen. Esos casos que usted cita eran meramente anecdóticos. Incluso me cuesta considerar antifranquista a Antonio Fontán, que hizo gran parte de su carrera durante el franquismo y que nunca estuvo en el exilio, ni voluntario ni forzoso.

Anónimo dijo...

Juan Luis Gallardo ¿ perteneciente al nacionalismo católico ? mmmmm.....

Atahualpa Wilkinson (medio guitarrero y medio apertura ).

Favila dijo...

Hermenegildo, no se identificaban con el Régimen. Se infiltraban en él para sacarle partido y de paso liberalizarlo. En la España actual también hay ministros de la Obra. Colaboran con cualquier Gobierno en vigor sin importar su signo.

Condor Crux, es absurdo que intente callar a Falstaff porque no habla del tema que a usted le obsesiona. Sepa que no hay ninguna invasión de moros en España. De todos los países de la Europa occidental, España es donde menos porcentaje de inmigrantes musulmanes hay.

Anónimo dijo...

Hermenegildo: Antonio Fontán, que era numerario, dirigía el periódico Madrid y estaba en la órbita de Calvo Serer, a diferencia de otros de la Obra que colaboraban con el Régimen, como Florentino Pérez Embid. Fontán era y lo fue siempre un liberal moderado, que tuvo que enfrentarse al entonces franquista Fraga Iribarne,y después de algunos años sufrió el cierre del periódico por decisión del gobierno. Además alguien que desconozco provocó un incendio en las instalaciones del mismo. Al morir Franco, Antonio Fontán fue uno de los líderes de la Transición y si no me equivoco fue presidente de las primeras Cortes democráticas. La disidencia del grupo Calvo Serer con otros de la Obra a causa del franquismo fue dura, a tal punto que Calvo y Pérez Embid, ambos numerarios, se distanciaron, a pesar de vivir a pocas cuadras uno del otro. Es posible que los miembros del Opus Dei de las clases media y alta fueran superficialmente franquistas, pero eso no tuvo mayor importancia, lo que explica el antifranquismo que de a poco se apoderó de la mayoría de los católicos españoles, incluidos los del Opus Dei. De hecho fueron antifranquistas los intelectuales más conocidos de la Obra en los 70 y 80 como Rafael Gómez Pérez, Alejandro Llano y el propio Antonio Fontán, entre otros. Los miembros del Opus Dei que conservaron la memoria del Caudillo fueron una minoría, representada por pensadores o políticos como Luis Suárez Fernández, Alberto Ullastres y el resto de los llamados en su momento "tecnócratas".Varios terminaron colaborando con la estupenda revista Razón Española, del politólogo conservador Gonzalo Fernández de la Mora. Hay más datos de todo esto,pero traerlos a colacion excederia el formato propio de un blog como Infocaotica

Xavier De Bouillon

Anónimo dijo...

Xavier:
cuando dice "socialdemócratas como el Coronel Cesio", ¿se refiere a Jaime Cesio, el del CEMIDA, que marchaba con las madres de Plaza de Mayo?.

Criollo azoráu

Anónimo dijo...

Si, me refiero a Jaime Cesio. Ni yo me explico que hace en el Opus Dei, pero es supernumerario hace varias décadas

Xavier De Bouillon