miércoles, 5 de octubre de 2011

Siguen pulsando el botón de pánico...

La entrevista publicada por el distrito alemán de la FSSPX/SSPX y traducida al español por agencia DICI, con el P. Niklaus Pfluger, primer Asistente general de la FSSPX/SSPX, quien estuvo presente en la audiencia de Sep-14-2011 en la CDF, donde se entregó a la FSSPX/SSPX el famoso «preámbulo doctrinal», sigue despertando ataques de pánico como puede observarse en la diversa manera de titular la noticia por Infocatólica, ReligiónenLibertad y Radio Cristiandad. 

El preámbulo doctrinal es un documento provisional que, Dios mediante, será estudiado y podrá sufrir modificaciones y aclaraciones antes de su aceptación. Lo más sensato a estas alturas es continuar rezando y no dejarse influenciar demasiado por las reacciones de los que se dedican a torpedear el acuerdo.


21 comentarios:

Coronel Kurtz dijo...

Justamente. En el caso de Infocatólica hay algo de malicioso en haber elegido esa frase como título.

Lo importante, que la traducción no transmite bien, es que el preámbulo no era un ultimátum sino un documento de trabajo y, como todo documento de trabajo, tiene idas y venidas. En este caso se pretende proponer correcciones de redacción al documento para "limpiar" ambigüedades que pudiese haber. Nada raro.

Lo demás son opiniones oficiosas que no difieren de lo dicho en otros momentos.

Martin Ellingham dijo...

Ya no comento en las noticias de IC porque si el que modera los comentarios es LF me borra sistemáticamente (cosa que me enorgullece, en cierto sentido). Hay muchos ataques de pánico por lo de la FSSPX.

En fin, Dios quiera que todo sea para bien. Creo que haría bien a la Iglesia una pronta regularización canónica.

Saludos.

Ricardo dijo...

Creo que ya está claro que la Fraternidad seguirá en sus trece.
HAbrá que ver si la Santa Sede los dejará como hasta ahora seguir caminando por la cornisa de la Iglesia, haciendo contorsiones teológicas a la vista y paciencia de todos.

Ricardo dijo...

Y nada de pánico. La Iglesia tiene institutos como el IVE que puede reemplazar a un puñado de soberbios cismáticos.

Redacción dijo...

Al "gracioso" que se hace pasar por quien en Infocatólica firma como "Ricardo de Argentina", le decimos que la "broma" ya cansó y molesta. Está avisado.

Sofronio dijo...

No creo que este personaje que firma últimamente como Ricardo o Ricardo de Argentina en otros artículos de este blog, sea el mismo Ricardo de Argentina que habitualmente firma los comentarios en IC o REL. Éste de aquí más parece ser un esbirro de Arraiz y neocon convencido que ni siquiera sabe de lo que habla. Además si usurpa con conciencia al verdadero firmante con ese nick, está cometiendo grave pecado.

Anónimo dijo...

Con este tipo de post semanales, Infocatólica habilita la temporada semanal de "tiro al pichón" y así se permiten todo tipo de mensajes infamantes por parte de comentaristas que dejan palabras tan inteligentes como:

"¡A obedecer y a callar, P. Fluger!"

"Repugnante arrogancia."

"Da la impresión de que no han entendido nada."

"Si este es el tenor general en la Fraternidad, me busco un sofà comodo para esperar sentado..."

"!Pero hasta cuándo vamos a tolerar esto! Se ríen a la cara de la Iglesia, insultan al Papa, se mofan de un Concilio Ecuménico... !Si esto unido al obispo neonazi es el colmo! Negar el Holocausto Judío, una Lefebvrianada más."

"¿Habla un sacerdote católico o un émulo de Lutero?"

"Soberbia, arrogancia, bochorno, tal cual, más papistas que el Papa..Ay..."fraternidad"..."

"Uf, qué mala pinta. Qué ínfulas, qué planteamientos, qué maneras."

"Creo que ya está claro que la Fraternidad seguirá en sus trece."

"Veo mucho orgullo en estos hermanos, pero para mí ya son hermanos separados."

"¿Sólo ellos han guardado la tradición o más bien han cuidado una momia?"

"¿Pueden estar más lejos de la Iglesia?"

"Lo que tienen que hacer estos es aceptar de una vez la autoridad del Papa."

"¡Me dio naúseas leer esta entrevista !!!! Cuanta soberbia, cuanto aire de superioridad resuman estas palabras de alguien del más alto nivel de la cúpula de esa organización..."

"Pues qué quieren que les diga, me parece una táctica digna del miembro más tonto del Sanedrín."

"Triste y penoso. No hay la menor voluntad (parece) de aceptar la autoridad del Papa."

"En realidad la FSSPX sólo admitiría regresar dando rienda suelta a su espíritu revanchista. No les interesa el regreso salvo si consiste en una revancha."

Al menos una vez por semana se abre la puerta a estos comentarios catárticos. Hagan la prueba, revisen una semana atrás.

El 99% de estos comentarios serían baneados si en vez de hablar de la FSSPX se hablara de los kikos u otra "orga" neocón.

¡Una vergüenza lo de estos pretendidos periodistas católicos!

Miles Dei dijo...

No creo que eso sea periodismo.

Miles Dei dijo...

Tampoco creo que sea católico.

sofronio dijo...

En mi diócesis, cuyo nombre prefiero silenciar, estamos tratnado de buscar una parroquia para celebrar la Misa Tradicional al amparo del Summorum Pontificum. La oposición de los párrocos es aterradora y su concepción eclesiológica casi herética ¿ Por qué no obedecen al Papa, me he preguntado?

Es obvio que unos no se mueven rn favor de la Misa Tradicional para no perder legítimas expectativas ¿

Pero y los otros, la gran mayoría? En pleno diálogo, un párroco dijo algo que me dio la clave, mientras advertimos que casi estaba a punto de llorar, tal vez en una mezcla de impotencia, rabia y tristeza.

Preguntó, sin que nosotros hubiéramos dicho nada respecto al último concilio"¿Entonces es que no han servido para nada estos 40 años?" Huelga decir que se refería a este tiempo tras el Concilio Vaticano II con la frase "40 años", pero es obvio que esa pregunta esconde una razón poderosa para que algunos se opongan a la Misa Tradicional: el reconocimiento de 40 años de fracaso.

Debe ser duro reconocer que se ha fracasado pastoralmente, que se ha errado el camino, pero debe ser más doloroso preguntárselo cuando la vida se apaga y ya no queda más tiempo para pastorear a la ovejas; reconocer eso , es reconocer un fracaso también personal.

Pero en vez de aprovechar el poco tiempo, aunque nadie sabe cuánto le queda, para hacer un acto de contrición perfecta, humillado ante Cristo y lleno de caridad y alcanzar un lumen gloriae mayor incluso que aquél que no erró, el pelagianismo que ha impregnado tanta acción pastoral y el orgullo de los corazones, les impide humillarse y reconocer que somos siervos inútiles.

Muchos neocons simplemente reaccionan así, porque sienten un auténtico vértigo al plantearse esa pregunta. Se niegan a mirar cara a cara al precipicio de la nada teológica y sus terribles frutos durante estos cuarenta años. Debe ser muy triste reconocer el fracaso de todo una vida de ciegos conducidos por otros ciegos y a la vez siendo aurigas de ciegos. La respuesta y hasta la misma pregunta angustia, y sin la humildad necesaria, casi nadie la quiere responder y muchos sacerdotes, ni hacérsela tan siquiera.

Martin Ellingham dijo...

Los comentarios son expresión típica del puritanismo eclesial que se ha comentado en esta bitácora. Puritanismo que no es nada ortodoxo.

Saludos.

Edgar dijo...

Creo que el comentario de Anonimo del 05/10 18:17 da en el clavo acerca de las razones atrás del odio y resentimiento contra la santa misa tradicional y ante cualquier critica que se quiera hacer al CVII o ante la situación actual que vive la iglesia. Saben que hay algo mal pero no son capaces (o no quieren aceptarlo) muchas veces por una falta de honestidad intelectual donde admitan que el camino trazado hace 40 años estaba equivocado y que hoy vivimos las consecuencias de esas decisiones.

No por nada la mayor oposición a los cambios proviene de sacerdotes, religioso(a)s y laicos de entre 50 y 70 a los cuales les tocó vivir y “comprar” lo cambios aceptando las promesas de los jilgueros de la primavera post-conciliar y la nueva iglesia “liberada” de ataduras barrocas y medievales.

don José María (así, separado) dijo...

Al que firma Sofronio:

es muy interesante su reflexión. Así que la usurpación de nicks es equiparable a faltar a misa los domingos o cometer adulterio?

Otra que neocons...

Savonarola dijo...

don Jose María, ¿Acaso el engaño no es pecado según usted? No creo que sea un verdadero neocón, pero si lo es, está confirmando todo lo que siempre se ha dicho en este blog...

Pioquinto dijo...

Ricardo de Argentina, mi petiso amigo, comenzó como filolefe hace algún tiempo, pero Luis Fernando lo convirtió al neoconismo rancio del padre Aramburu. Lástima que le borren sus comentarios en Infoneocónica, Martin Ellingham, usted siempre aportaba buenos comentarios. Que se queden con sus palmeros de siempre y en la mediocridad, que tanto atesoran.

Creo que fué un magnífico plan, el de mantener los textos secretos, porque la maldita prensa es capaz de torcer brazos y doblar voluntades. Yo ya veo sospechoso que Roma insista tanto en la plena comunión, aquí hay gato encerrado. En un mundo ideal , la FSSPX desaparecería en muy pocos años, dado que la grey defendería la Misa Tridentina por sí misma. Pero yo veo a la gente tan indiferente a la forma extraordinaria, que desespero. Y los sacerdotes siguen diciendo, jurando y perjurando que no hay diferencia entre las dos formas.

Existe ya un cisma de las jerarquías de Austria y de
Alemania, donde los obispos mostraron muy poco afecto para con Benedicto XVI. Y la FSSPX hace bien en no firmar cualquiier papel que le pongan, porque ya se sabe lo que ha pasado con Campos, Brasil, donde han ido revirtiendo al Novusordo y de los demás institutos religiosos tradicionales, los han obligado a decir la misa nueva a chaleco. La FSSPX nunca aceptará eso. Porqué conformarse con lo ordinario, teniendo lo extraordinario?

Y hace bien el r.p. Pfluger en criticar Asis III y la turbobeatificacion. Mas del ecumenismo salvaje y canonizar de un plumazo todo lo que hizo el magno. De hoy en mas, besar el coran está bien, "porque lo besó el magno" . Todo esto no es más que especulación. De lo que se trata es que más y más gente tengan acceso a la forma más bella de la Santa Misa. Y a esperar.

don José María (así, separado) dijo...

Savonarola:

el engaño no siempre es pecado.

Miles Dei dijo...

¡Cómo no van a pulsar botones de pánico! Se les cae el mundo encima si el catolicismo pervive tal como era hasta 1962. Basta con ver como abordan hoy el tema de las niñas monaguillas, que defienden, para ver que mal están y cuantos miedos y complejos tienen.

¿Es o no es de tradición apostólica que las mujeres no sirvan al altar en la liturgia? Por ahí podrían empezar para ver que daño ha hecho tal asunto.

Miles Dei dijo...

Y el miedo calve de Sofronio lo encontramos en el discurso del cardenal Piacenza a los seminaristas en Los Angeles, miren a ver si no está explícito el miedo en estos párrafos:

¡No existe un Concilio Vaticano II diverso del que ha producido los textos hoy en nuestra posesión! Y en estos textos nosotros encontramos la voluntad de Dios para su Iglesia y con ellos es necesario confrontarse, acompañados por dos mil años de Tradición y de vida cristiana.

La renovación es siempre necesaria a la Iglesia, porque siempre necesaria es la conversión de sus miembros, ¡pobres pecadores! ¡Pero no existe, ni podría existir una Iglesia pre-Conciliar y una post-Conciliar! Si fuera así, la segunda – la nuestra – ¡sería histórica y teológicamente ilegítima!


Ese es el pánico. Que de algún modo se reconozca la ruptura en el contraste con la FSSPX y los que a ella sean afines, ahora con cartas de legitimidad canónica.

Sofronio dijo...

"Debemos decir sinceramente que hay un desfase entre las estructuras y el Espíritu” (por una parte se admiten ‘nuevos’ experimentos pastorales, se proponen nuevas comisiones: evangelización, jmjs, Asís, contubernios judeo masónicos o islámicos nostreaetatienses, turbobeatificaciones sin la debida prudencia, gestos interreligiosos que escandalizan a los sencillos...y por otra, la generación vaticanosegundista no deja herencia, o tan hipotecada que requiere un milagro divino extraordinario para que surja la Fe: seminarios vacíos, escasez de vocaciones religiosas, iglesias vacías y hasta cerradas y vendidas, paralización de las misión ad gentes, escándalos sexuales sin precedentes, show pastorales y litúrgicos, neo movimientos de dudosa ortodoxia, abandono de la confesión, falta de respeto al santísimo Sacramento, desprecio del Rosario, desprecio de la mortificación interna y externa, escándalo ante la cruz, perdida de la identidad sacerdotal..confusión y más confusión) “ y añado que la verdadera crisis de la Iglesia en el mundo occidental es una crisis de fe y si no llegamos a una verdadera renovación en la fe, toda reforma estructural será ineficaz".

Pero esa crisis de fe ¿no tendrá que ver con la devastación que ha producido el novus ordo? Hasta Ratzinger lo reconoce: “La reforma litúrgica (la misa nueva), en su realización concreta, se ha alejado demasiado de este origen. El resultado no ha sido una reanimación sino una devastación. De un lado, se posee una liturgia que ha degenerado en un ‘show’, donde se ha intentado mostrar una religión atractiva con la ayuda de tonterías a la moda y de incitantes principios morales, con éxitos momentáneos en el grupo de creadores litúrgicos y una actitud de rechazo tanto más pronunciada en los que buscan en la liturgia, no tanto al ‘showmaster’ espiritual, sino el encuentro con el Dios vivo, ante toda cada acción es insignificante, pues sólo este encuentro es capaz de hacernos llegar a la verdadera riqueza del ser”

Sofronio dijo...

Los neocones se están negando a reconocerse responsables de esta situación por haber pactado con los progresistas, habiendo tenido, como es evidente, en sus manos las instituciones. Temen, sobre todo, que la sola posibilidad de que pueda predicarse libremente la verdadera doctrina de la Iglesia y practicado el verdadero culto por la FSSPX u otros y, les señale lo que en sus laxas conciencias no se atreven : “que el Rey va desnudo”; que la cosecha se ha perdido y ellos son responsables, que su fruto está envenado, que su paso es un triste paréntesis y que es necesario volver a la doctrina de Iglesia, de la Tradición Apostólica según antes del Concilio. Que estos años de desvarío conciliar sólo se pueden entender de una manera: “Durante 40 años aquella generación me asqueó y dije: es un pueblo de corazón extraviado que no reconce mi camino; por eso he jurado en mi cólera que no entrarán en mi descanso”.

Triste debe ser para un teólogo neocon y super conservador haber perdido toda una vida tocando las teclas del poder, mientras trataba de enmudecer a su conciencia. No se puede servir a dos señores.

Miles Dei dijo...

En efecto, es la máquina del pecado personal de los que tienen en sus manos cierto poder. Una máquina que se opone a la reforma perenne de la Iglesia. A este punto hay que reconocer cierta generosidad en la generación que antecede al Concilio. Fueron capaces de entregarse con todas sus fuerzas a la reforma, sea bien o mal hecha, pero se entregaron. Esta generación es tibia y tibiosamente tibia. Por eso no hay tampoco grandes intelectuales en uno u otro lado. Todos son de la otra generación.