miércoles, 4 de enero de 2012

Del iraburrimiento por incoherencia

Dice D. José María Iraburu: 
"No escuchen la llamada de quienes declaran extraviados al Papa y a los Obispos. Aléjense de ellos como del veneno. Únanse más que nunca al Papa y a sus propios Obispos en esta hora tan difícil para los creyentes"
Compartimos las palabras y –de acuerdo con el dictamen de nuestra recta conciencia— estamos dispuestos a poner en práctica dichos consejos.

Siguiendo la línea de argumentación moralizante de D. Iraburu, debemos recordar que el pecado de cisma afecta la unidad entre los fieles que es efecto propio de la caridad no sólo en relación con el Papa, sino también respecto de los restantes "miembros de la Iglesia a él sometidos" (CIC, c. 751). Y el cardenal Lluís María Martínez i Sistach es un miembro de la Iglesia sometido al Papa... Por tanto, podría cometerse pecado de cisma respecto del Arzobispo de Barcelona en cuanto cabeza de una Iglesia local, razón por la cual, sin abusar de la paráfrasis deberíamos decir: 
"No escuchen la llamada de quienes declaran extraviado [al cardenal Sistach]. Aléjense de ellos como del veneno. Únanse más que nunca al Papa [y al cardenal Sistach] en esta hora tan difícil para los creyentes"
¿Cómo se explica que Germinans Germinabit arremeta contra Sistach, con justicia o sin ella, con moderación o sin ella, pero en forma sistemática y frecuente? ¿Acaso los curas que redactan esa bitácora pueden invocar un estado de necesidad aprobado por D. Iraburu?

El problema de fondo en el planteamiento de Iraburu es una incoherencia no reconocida. En efecto, si el infocatólico está completamente de acuerdo con la teoría y práctica del ecumenismo, su modo de expresarse respecto de la HSSPX es por completo inactual:  el reloj pastoral de don Iraburu atrasa más de medio siglo. Y si en verdad no está de acuerdo con el ecumenismo vigente, que lo diga sin tapujos, y se dedique a lanzar anatemas con toda tranquilidad. Desde aquí le sugerimos que comience llamando cismáticos y herejes a los representantes de las confesiones cristianas que asistieron al último encuentro de Asís. 

27 comentarios:

Miles Dei dijo...

Juana de Arco debió unirse al obispo Cauchon y a sus jueces, entre ellos el Vicario Inquisidor y un cardenal y toda la comisión de teólogos expertos de la mayor y mejor de las universidades de la Iglesia en lugar de apelar al Papa tratando de pasar por encima de ellos y su autoridad.

Por lo menos, la ignorante campesina debía haber suspendido su juicio y dejarse pastorear debidamente.

Seiscientos años hace ya. Y no menos de veinticuatro se tardó en limpiar su proceso de modo canónico y adecuado.

http://divcomedia.blogspot.com/2012/01/ab-hominibus-apostolicae-sedi-maxime.html

SP5 dijo...

La observación de la Redacción deja en claro lo certero que fue el P. Gleize al observar que estos sujetos pretenden la unidad-continuidad en el sujeto (Iglesia, obispos, Papa, etc.) y no en el objeto (doctrina).

El voluntarismo que proponen estos tipos es una religión para animales sin uso de la razón. El catolicismo es y fue (recordar al Dante, por ej.) otra cosa.

Otra cosa que, ciertamente, no caduca con el tiempo ni se encuentra sujeta a los avatares de una época, ni a mayorías, ni a ninguna de esas macanas.

Digámoslo alto y claro: ¡no somos simios!

Miles Dei dijo...

Sobre la última parte en la que alegan la incoherencia Iraburiana en cuanto al ecumenismo, es una acusación que les lancé directamente hace tiempo en los foros de Catholic.net y que se que les duele. Se la lancé con el Concilio en la mano, tal como les gusta y eso es lo que más le duele, que quedaran como totalmente anticonciliares:

http://es.catholic.net/foro/viewtopic.php?f=172&t=17454&start=40#p318919

Como ven el mismo Luis Fernando salió presto a intervenir con una falacia ad hominem de gran categoría. Se ve que hay que ser alguien o tener un portal de noticias para poder decir la verdad.

Inmediatamente tras ello cortaron toda discusión. Es obvio porque no había respuesta a dicho planteamiento.

Anónimo dijo...

"Siguiendo la línea de argumentación... no solo... sino también" ¿No hay una manera más sencilla de expresarse? Comprendo que se trata de materias de alta complejidad que exigen precisión en los términos, pero no creo que esto sea un obstáculo insalvable si realmente se quiere ser claro. Felicitaciones por el blog que a pesar de todo es tan interesante.

Redacción dijo...

¿Cómo sugeriría la redacción de ese parágrafo?

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

Muy graciosa la aplicación eclesiológica que hace Iraburu del bonum ex integra causa, malum quocumque defectu.

Eso sí, que lo aplique a los Kikos.

Genjo dijo...

Redacción: clarísimo. Y si no, que lo expliquen.

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

Iraburu no atina a decir algo tan fácil. IrAburre y alarga y extiende una especie de garantía a Asís, a los "Padres conciliares", a los Papas, que nadie le pide. O ahora para ser católico hay que creer en la impecabilidad del Papa. Aparentemente, admitir un error o una estrategia equivocada en el Pontífice le parece un punto doctrinario, porque ya varias veces se escandaliza con quienes critican actos de los pontífices.

Lo que está buscando decir Iraburu -y uno se pregunta por qué no lo dice así, simplemente- podría ser algo, por ejemplo así: "Si bien existe una gran confusión en la doctrina, en la liturgia y en la praxis de la jerarquía, nada autoriza a separarse de la Iglesia. Tampoco el estado calamitoso de la Iglesia genera derechos, salvo el de resistencia a los abusos doctrinales y litúrgicos. Y esta resistencia ha de ser provisoria, cuanto duren los abusos, vengan de Lisboa o de Roma. Cualquier decisión prudencial que se tome debe respetar la constitución divina de la Iglesia y no dar pie a un cisma ni a una desobediencia permanente con la excusa de la confusión doctrinaria. En mi humilde opinión, la ordenación de obispos contra mandato pontificio o la instalación de jurisdicción canónica autónoma no es aceptable".

¿Por qué no lo dice así? Misterio.

Maricruz dijo...

Ustedes reparan en las consecuencias para las diócesis en la que existen núcleos lefebvristas?

Han considerado lo que sucederá con los jóvenes de mi país, por ejemplo, que coquetean con el lefebvrismo y que están navegando actualmente a dos aguas?

Qué sucederá con los Una Voce a los que se aproximan tantos de ustedes?

En qué quedarán los sacerdotes religiosos y diocesanos que aman el vetus ordo sin ser lefebvristas así como los laicos que jamás traicionaríamos el Magisterio y al Papa?

Qué sucederá con todos estos católicos, incluso con ustedes, si no existe voluntad de la FSSPX para aceptar el preámbulo doctrinal?

Se lo han preguntado?

No está la misma FSSPX sepultando el la forma extraordinaria y con ella a los fieles que le han dado su adhesión?

Van arrastrándo consigo a muchos hacia el abismo sin medir las consecuencias.

La gravedad del caso es inimaginable para ustedes, eso está clarísimo.

Alejados como están de la despreciable "vida pastoral" es natural que crean que todo se resolverá desde el mundo de las ideas.

Triste realidad la que considera que el mundo se cambia desde un blog.

Anónimo dijo...

IRABURU: "Aléjense de ellos como del veneno. Únanse más que nunca al Papa y a sus propios Obispos en esta hora tan difícil para los creyentes"
PEDRO HISPANO pregunta a IRABURU: ¿También en Austria, también en Canadá? ¿También en París donde el cardenal-arzobispo llamó "idiotas útiles" a los jóvenes que irrumpieron en el teatro en que se arrojaba excrementos al rostro de Cristo? ¡Por favor D.José Mª díganos con quién está Vd y con quien segun Vd hay que estar, con los jóvenes que dieron la cara para que no se ensucie con excrementos la cara de Cristo o con un arzobispo arrodillado ante el mundo!
Vd no se ha enterado todavía de que hay una crisis en la Iglesia.

Redacción dijo...

Maricruz:

Para dar una respuesta a cada una de sus preguntas -algunas indescifrables- haría falta una entrada aparte.

Pero no sabemos si a Vd. le interesa obtener una respuesta razonada de nuestra parte.

Aprovechamos para sugerirle que si pretende presentar argumentos trate de expresarlos con claridad y fundamentarlos.

Maricruz dijo...

Don Redacción, usted verá. O acaso no dedican ustedes entradas aparte para temas incluso de menor importancia que las preguntas que he planteado?

Y, por favor, sean más consecuentes, se jactan de tolerancia y exigen rigurosidad intelectual pero no más aparece alguien como yo la censuran y le ponen obstáculos para publicar.

Procuren no hacerme reír que me despeino.

Procedan como deseen con mis comentarios y mis preguntas.

Sepan que no tengo ningún interés en debatir con ustedes.

Anónimo dijo...

Maricruz: Si desde un blog no se cambia el mundo como Ud. bien dice, entonces nos puede decir ¿dónde está el terrible mal que según Ud. hacemos?

Infocaótico no oficial

Anónimo dijo...

Y si Vd. no quiere debatir, ¿a qué viene sino a sembrar cizaña?


Infocaótico no oficial

Maricruz dijo...

No tengo nada más que decir, jeje. Gracias.

Dios les pague la caridad.

sofronio dijo...

¿Qué cree que haría San Pablo ante una crisis de tamaña extensión promovida por los pastores?

“Pero cuando Cefas fue a Antioquía, me enfrenté a él, porque su actitud era censurable” (Gal2, 11). Si prefiere esta otra traducción más exacta: “Pero cuando Cefas fue a Antiquía, en su misma cara le resistí, porque se había hecho reprensinble”.

Es obvio que Pedro, en su fuero interno tenía los ‘sentimientos’ de Cristo, pero por miedo mantuvo una actitud, que tuvo que ser reprendida.

¿Sería S. Pablo un proto- lefebvrista, al que usted condenaría en nombre del Concilio Vaticano II?

¿Serían los santos Sofronio y Máximo otros proto- lefebvristas, al enfrentarse a 4 de los 5 patriarcados de la Iglesia y a un Papa legítimo, Honorio I, que le mandó guardar silencio sobre la infame herejía del monotelismo?

¿Sería otro proto- lefebvrista San Atanasio, excomulgado, en su lucha incesante contra el arrianismo?
¿Sería otra proto- lefebvrista Santa Juana de Arco que murió excomulgada?

¿Sería otra proto- lefebvrista Santa Catalina de Siena que no ahorró críticas a los sucesivos papas con que les tocó lidiar?

¿Qué cree que dirían hoy S. Pablo, S. Sofronio, S. Máximo, Santa Catalina de Siena, Santa Juana de Arco, ante los siguientes hechos?:

Un papa legítimo que besa el Corán; un Papa que ora con los idólatras en Asís, donde, entre otras cosas se puso un buda encima del Tabernáculo; que visita sinagogas, se descalza en las mezquitas y que no les predica en las reuniones ecuménicas al único Salvador: Cristo. Una reforma litúrgica que impone un rito protestantizado, donde se han introducido todo tipos de abusos: la impuesta comunión en la mano, ya generalizada, monaguillas, , minifaldas, música pop; una fe que no se predica, porque se ha caído en el más puro pelagianismo; las misiones ad gentes totalmente paralizadas porque ‘toda religión es una vía de salvación’; la mayor crisis de las órdenes religiosas de toda la historia de la Iglesia; la perdida de la identidad sacerdotal, escándalos de pedofilia que se quieren tapar con miles de millones de dólares, en vez de recuperar la verdadera identidad sacerdotal, que es donde reside el problema, en fin.

En otro orden: Los que estamos en Una Voce somos, al menos muchos, también proto- lefebvristas, antes que la fraternidad fuese.

Pues bien, si hubiere acuerdo entra la FSSPX y Roma, Dios lo habrá permitido (no me atrevo a decir que querido), si no lo hay, también Él lo habrá permitido (no me atrevo a asegurar que querido).

A nosotros nos cabe sólo la lucha, la Victoria es del Señor. Pero ¡ Ay de aquel que no luchare por la verdad por miedo, obedientismo, por pereza de su razón, necesidad de halagos o de afecto o aplausos, e hiciese como el Patriarca Sergio, hereje porque así sentía la mayoría de la Iglesia entonces.

Sinceramente, es conveniente que ustedes distingan los diversos grados en el magisterio auténtico. Claro que es menos problemático fiarse de Iraburu, que estudiar a los Santos Padres y los Concilios dogmáticos. Con el Con. pastoral es insuficiente para pelear el buen combate por Cristo;

Esta pregunta suya tan tomista, no necesita respuesta:

“Qué sucederá con todos estos católicos, incluso con ustedes, si no existe voluntad de la FSSPX para aceptar el preámbulo doctrinal? “

Bueno, salvo decir que seguirán siendo católicos y que, lo más probable, es que extravíen menos almas con sus devoción al Santísimo y a su virginal Madre, por la gracia de Dios, con su doctrina tradicional, que con la modernista o neoconservadora, incapaz de criticar este falso ecumenismo y que ha dejado las órdenes, los seminarios, y las iglesias vacías y eso que tienen buenos altavoces, portales, web, dineros, etc.

Ya lo gritaba S. Atanasio “ ellos tienen las iglesias, pero nosotros tenemos la fe”. Hoy podría decir: ‘ellos tienen los portales, las web, los blogger, el dinero, la C. Episcopal a favor, pero nosotros tenemos la fe". Por sus frutos los conoceréis.

sofronio dijo...

Esta 'Mari Cruz' que dice, con cierta ironía: "Dios les pague la caridad", ¿no será será la misma que tiene un blog en info..? Pregunto, porque si es la misma persona, no sé de que caridad habla, puesto que ese blog en info.., me ha censurado tantas veces los comentarios que ya me resulta imposible contarlos; no es tampoco de extrañar su afecto a la tijera,porque quien ahí quiera seguir escribiendo debe obedecer marcialmente las directrices ideológicas de su aventajado teólogo al mando y del eximio y erudito director ejecutivo, segundo de abordo mientras no haya expediente de regulación de empleo por causas de fuerza mayor (leáse cambios radicales en la cumbre de la C.E.)¡Todo un paradigma de la libertad del Espíritu, para quienes elevan al grado de Verdad divina y revelada por el Señor a los Apóstoles al CV2!

Anónimo dijo...

MARICRUZ un servidor no tiene reparo en aceptar las discrepancias claras y razonadas. Pero lo suyo es un lio. Supongo que porque no se ha enterado de nada. Dicho sea sin ánimo de ofender pero creo que es así.
Le sugiero que delimite con precisión sus reparos, que se deje de hacer juicios de intenciones y que tenga en cuenta que lo que Vd llama "núcleos lefebvristas" han conservado la Misa de siempre. Lo cual, si se ha estudiado el tema de la destrucción del rito latino tradicional por ejemplo en los folletos de Klaus Gamber prologado por el entonces cardenal Ratzinger constituye en servicio inapreciable al mantenimiento de la identidad católica.
Claro que si Vd está tan féliz con un ofertorio vacío de doctrina, una fórmula de la Consagración que lleva mas de 40 años mal traducida y una segunda anáfora -la de S.Hipólito- que mutila y falsea el original no vamos a llegar a entendernos. Pero la esperanza es lo último que se pierde así que, por lo que a mi respecta, vuelva cuando quiera pero con concreción y claridad y sin querer hacerse la graciosa, que no la sale bien
PEDRO HISPANO

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO dice: Cualquiera que conozca a Iraburu sabe que GERMINANS le tiene que producir horror. Por mucho menos se escandalizaba del SIEMPRE P'ALANTE de D.José Ign. Dallo. ¿Por qué ahora no aplica a GERMINANS su obedientismo ciego y le echa a patadas? Misterio.
Aunque estoy seguro que más de una vez le dará la vara a LF quejándose de GERMINANS.
Y quiero aclarar que dada la situación agónica del catolicismo en Barcelona GERMINANS me parece necesaria y, en general, positiva.

Siderúrgico dijo...

¡Qué gracia me hace que digan que la FSSPX hace daño a la causa de la misa tradicional! ¿Se le ha olvidado a la Srta. Tasies que Pablo VI hizo que se tirara la misa tradicional a la basura de dónde la rescató Mons. Lefebvre y poquísimos más? Si se quiere acabar con una supuesta identificación de la misa tradicional con el "lefebvrismo" lo tienen muy facil: que se celebre en todas las parroquias cada domingo, que los obispos la celebren una vez al mes en su catedral, que se recen víperas tradicionales los domingos, que se hagan adoraciones al santísimo tradicionales, y de paso, que se rescate igualmente el catecismo de San Pío X para las catequésis.

Eagleheart dijo...

Maricruz: ¿no volverás? Gracias.

Salu2. Paz y Bien.

Coronel Kurtz dijo...

Volviendo al tema del post. Creo que la clave para comprender las dos pesas y dos medidas que utilizan en uno u otro caso, es que el "neoconservadorismo" es una ideología fundamentalmente política, donde la religión no es más que una excusa. A Sistach se lo ataca por haber dado rienda suelta al catalanismo. Al Papa se lo defiende porque "es de derechas"... y (¡ojo!) sólo en aquellas causas que son "de derechas" (compruébese sino la total ignorancia que se hace en ese portal de palabras del Papa o de la Curia donde se ha criticado el capitalismo, las finanzas, la economía liberal, etc.) Y, finalmente, al lefebvrismo y al "filo-lefebvrismo" se los ataca porque consideran (y esto está clarísimo en Iraburu) que son algo así como "pacifistas" u objetores de conciencia en tiempos de guerra que no se prestan a combatir o ayudar con la propaganda de las autoridades, y en vez de ello, se la pasan señalando los defectos estratégicos, las brechas en las defensas, etc.

En fin, si uno concibe la Iglesia en términos políticos mundanos, como hacen los neocon, está claro que las críticas "ad intra" sólo pueden hacerse según que favorezcan o no determinada política o ideología. Para ellos, criticar al Papa es como un soldado que criticase al comandante en jefe en medio de la batalla [hay infinidad de comentarios de Iraburu con ejemplos como éste o similares].

Marlon Brando dijo...

“El lefebvrismo y filolefebvrismo es una ideología fundamentalmente marcial, de choque, donde la religión no es más que una excusa”

según se colige de las palabras de un Coronel

Jordi Morrós Ribera dijo...

Me encantan estos debates.

Mi trayectoria vital como creyente es de entrada bastante alejada de lefebrismos y filolefebrismos.

Pero hay un punto en el que sinceramente creo que los lefebristas tienen más razón que un santo (primer dicho popular).

Si los católicos en general nos creemos todo lo relacionado con el ecumenismo no tenemos ningún argumento para marginar a los lefebristas.

Lo que no se puede hacer es promover el diálogo hacia fuera de la Iglesia, y a continuación marginar o señalar con el dedo a los tradicionalistas. Y ya sé que alguno me dirá que los lefebristas se fueron de la comunión, pero que me cuenten a mí lo lejos que están los lefebristas de la Iglesia católica respecto a cualquier Iglesia reformada u ortodoxa.

O sea, o todos moros o todos cristianos (segundo dicho popular), y aquí hablando de religión este dicho popular es muy apropiado.

Marlon Brando dijo...

Tiene verdad lo que dice Jordi.

Enbuenahora

Anónimo dijo...

completamente de acuerdo con lo que dice el Coronel Kurtz:
es que el "neoconservadorismo" es una ideología fundamentalmente política, donde la religión no es más que una excusa.
esa es la razón de atacar al cardenal Sistach, o a Schanborn en ciertos casos y dejar pasar otras tantas burradas, todo es un movimiento político, que es lo que importa , lo que se toca, lo demás ¿qué más da? y a los lefes no se les quiere (y mucho menos a los filolefes) porque no se les controla, no por lo que digan o dejen de decir,

Católico (uno más) dijo...

Tal vez lo que no puede ver Iraburu es que si el modernismo fue cultivado y se expandió en la Iglesia por parte de quienes desde dentro de ella debieran haberle impedido desarrollarse, no es tan pero tan improcedente la situación de la FSSPX, que al parecer vió bastante claro la cosa, desde el nombre mismo que tiene la institución, alusivo al Papa Santo que lo combatió, entre otras cosas con una Encíclica, y procurando proteger a los seminarios, y llamando a cumplir el juramento antimodernista, que dispuso.

Destacándose además, que quienes quisieron poner la levadura de la mala doctrina en la Iglesia vía el gran amasijo que es el modernismo, decidieron hacerlo "desde dentro de la Iglesia", no sin pocos disimulos en los lugares o situaciones en que podrían haber sido amonestados. Como se desprende de la leída novela modernisto-apologética de 1905 "Il santo", inspiración para muchos del movimiento, del modernista Fogazzaro, la idea era permanecer en la institución para introducir secretamente en su interior las nuevas ideas.

Y así, respecto de la FSSPX, ese estar adentro pero no tan adentro (o aún los que digan que “están afuera”), es decir, la comunión “no plena” actual, no deja de ser una respuesta a la paradoja de que algunos, y cada vez más, de quienes deberían haber velado por la integridad de la fe, esos que desde dentro fueron llevando a la autodemolición, por esto o por lo otro, con mayor o menos consciencia, por acción evidente o por omisión oculta, no lo hicieron.