sábado, 7 de enero de 2012

Otra arremetida del bolivariano



José Miguel Arráiz, como paquidermo en el bazar de las conciencias, arremete con su habitual impericia contra la FSSPX. Rebatir sus tópicos es una pérdida de tiempo. Lo hicimos en el pasado y nunca dio una respuesta consistente. 
Pero vamos a concentrar nuestra atención en un punto delicado, en el que las expresiones del bolivariano demuestran su ignorancia —la “apologética” que cultiva es la teología lo que el curanderismo a la medicina— y un rigorismo moral y sacramental ajeno a la letra y el espíritu de la disciplina eclesiástica vigente.
A la luz de lo ya expresado por la Pontificia Comisión Ecclesia Dei (PCED) —antes de la remisión de las excomuniones de 1988— y del Código de Derecho Canónico de 1983 (CIC), expondremos a modo de simples preguntas y respuestas lo que al día de hoy puede decirse acerca de la asistencia a las misas de la FSSPX. Al final de la entrada dejamos los enlaces a los distintos documentos:
- ¿Las misas de la FSSPX son válidas? Sí, siempre que se cumplan las condiciones generales de validez.
- ¿Son lícitas? No, porque el celebrante es un clérigo no incardinado.
- ¿Qué significa ilícitas? Contrarias al derecho de la Iglesia.
- ¿Es un acto cismático asistir a esas misas? No. Los actos se especifican por su objeto y de suyo ir a Misa no es un acto cismático. En cuanto a la intención subjetiva podría serlo, o no, dependiendo del consentimiento del sujeto que asiste.
- ¿Es delito canónico ir a una de esas misas? No.
- ¿Es pecado? No.
- ¿Es ocasión próxima de pecado? No. Sabemos —porque es doctrina moral común— que es pecado colocarse en ocasión próxima de pecar. Si la asistencia fuera ocasión próxima la PCED lo habría indicado claramente. Por tanto, cuando se dice que el peligro de pecar es muy grande y la comisión del pecado casi segura se hace una afirmación temeraria, rigorista e implícitamente calumniosa para los integrantes de la PCED.
- ¿Se recomienda? No se recomienda (consejo negativo, que no es un precepto).
- ¿No se recomienda porque la FSSPX es un grupo cismático? Al día de hoy la FSSPX no está en cisma formal (el cisma material no es cisma, ya lo hemos explicado), por lo que no se puede decir con propiedad que sea un grupo cismático. La excomunión a los obispos ha sido remitida lo que significa que se ha cancelado el delito y no sólo se ha levantado la pena.
- Entonces, ¿por qué no se recomienda asistir? Por diversas razones que la PCED expresa o insinúa en sus cartas. Vistos los cánones citados por la Comisión, la principal razón de tipo disciplinar es que los sacerdotes de la FSSPX tienen prohibido ejercitar sus funciones sacerdotales (CIC, c. 1383). Sin embargo, como la ley suprema de la Iglesia es la salvación de las almas, y los fieles tienen derecho a recibir los sacramentos para tal fin, basta una justa causa para que sea lícito a los feligreses recibir sacramentos en la FSSPX (CIC, c. 1335, 2).
- ¿Qué se entiende por justa causa? En el caso concreto que nos ocupa, la PCED ha considerado suficiente la devoción hacia la Forma Extraordinaria del Rito Romano. Otros motivo suficientes podrían ser la existencia de graves abusos litúrgicos en las misas lícitas disponibles para el fiel (Redemptionis Sacramentum, califica como actos graves numerosos abusos litúrgicos en los números: 48-52, 56, 76-77, 79, 91-92, 94, 96, 101-102, 104, 106, 109, 111, 115, 117, 126, 131-133, 138, 153 y 168) o la predicación de doctrinas contrarias al Magisterio definitivo de la Iglesia (negación de dogmas como la existencia del infierno, la virginidad de María, etc.).

- ¿Se cumple con el precepto dominical en una misa de la FSSX? Sí.
- ¿Se puede dejar dinero en la colecta? Sí, se puede dejar una contribución.
- ¿Pero el sacerdote de la FSSPX no comete un pecado? Cometa un verdadero pecado o no, el fiel cumple con el precepto dominical y recibe lícitamente el Sacramento (hay jurisdicción de suplencia). Lo mismo habría que decir del fiel que asistiera a una Misa de un sacerdote amancebado cuya suspensión no hubiera sido declarada.
- ¿Es correcta la comparación que hace entre la asistencia a misas de la FSSPX y la Divina Liturgia de las iglesias ortodoxas? No es correcta porque las diferencias son mayores que las semejanzas. Compárese la disciplina que regula la comunicación en lo sagrado con los orientales separados (CIC, c. 844) con las pautas que ha suministrado la PCED (CIC, c. 265 y concordantes) y se verán las diferencias. 


En español:
http://secretummeummihi.blogspot.com/2008/07/pced-fsspxsspx-no-est-en-cisma-formal.html

43 comentarios:

Miles Dei dijo...

Tan cierto como inútil para el debate con Arráiz.

Arraiz no está interesado en la verdad teológica (disciplinar y canónica en este caso) más que las juventudes de las SA en el debate de ideas con sus adversarios. Lo que le interesa, tal como a las SA, es limpiar las calles de adversrios.

Otra cosa es que Arraiz crea en conciencia que así contribuye al bien de la Iglesia, tal como los matones de la SA estaban convencidos de contribuir al bien de Alemania.


Claro que luego hay más semejanzas: la baja y ruda formación callejera de un SA y su desprecio de lo burgués y acomodado que no baja a esa lucha no es muy distinta al desprecio de Arraiz por la labor teológica, que reduce a pura dialéctica apologética. Esto nos debe poner sobre aviso de la existencia de una desviación grave por asunción del mismo principio idealista o inmanentista: la voluntad de poder que se muestra cada vez que ondea un texto magisterial en defensa del golpe que debe darse al contrario sin distinguir modos ni otros elementos necesarios.

Al final lo que el llama ideología, funciona según el método teológico y lo que el cree que es una defensa de la fe no es sino la negación metódica de todo debate teológico y por ende, al final y en la calle, de la caridad que se debe a todo contrario en tal tipo de debate.

Ricardo dijo...

Arráiz se apoya en la autoridad del R.P. Miguel Fuentes, IVE.-

Anónimo dijo...

El chamo no se entera. O está de broma. Dice: "Si alguien les recuerda que el Papa habla continuamente de la hermenéutica de la continuidad, ellos alegan que dicha hermenéutica es imposible porque no se puede ver continuidad en textos que para ellos son contradictorios".
Si el Papa habla de hermenéutica de la continuidad es para evitar dos cosas: a) la interpretación rupturista vigente en la Iglesia hasta hace ocho años; b) Para superar una dificultad real, ya no sólo textual, sino pastoral, teológica y espiritual. Sin dificultad real, estaría de más plantear ninguna herramienta hermenéutica. Por otra parte, esa linealidad incorrupta sólo la ve Arráiz y su parranda.

Fr. Juan

Miles Dei dijo...

El mismo padre Fuentes no puede llegar a negar la legitimidad de la asistencia en caso de necesidad, lo que no logra explicar ni cuadrar con su visión rigorista del asunto es la concesión de poder aportar en la colecta.

La aportación en la colecta no se ve como caso de extrema necesidad y podría fácilmente impedirse por aquello de aportar materialmente al cisma el soporte económico, sin embargo no se impide ¿Por qué?

Podría ser por aquello de dar limosna sin mirar a quien, lo que hace que nuestra intención sea más pura en todo. O podría ser porque la misma comisión considera que es lícita la petición de esta porción de la Iglesia (que no sería cismática formalmente) de mantenerse y mantener sus obras de piedad mientras se provee de un medio canónico al respecto.

Pero Ecclesia Dei no dice nada, sino que sólo permite aportar limosna, lo que en ninguno de los motivos por los que se autoriza cuadra con la mentalidad rigorista al aplicar la norma.

Pero supongo que con el padre Fuentes se podría entablar un debate de algún modo. Con Arraiz seguro que no.

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO dice: Lo más antipático de la postura de Arraiz, Iraburu, etc..es su ceguera voluntaria ante la situación actual de la Iglesia. El consejo de Iraburu de seguir a los obispos sin discernimiento alguno es proprio de un fanático irresponsable que olvida voluntariamente situaciones como la de Austria. O la de Barcelona que tanto Arraiz como Iraburu CONOCEN PERFECTAMENTE por la información que ofrece regularmente GERMINANS en su mismísimo portal.
Y pasando de la irresponsabilidad a la injusticia concentran sus tiros en la FSSPX supongo que para descargar sus conciencias del silencio culpable ante todo el que ostenta -en estos casos inmerecidamente- poder en la Iglesia.
No es menos grave la mitificación del Papado cuyo titular sería prácticamente siempre infalible e impecable. Y esto si que puede tener consecuencias desastrosas cuando la realidad acabe imponiéndose. Porque la realidad católica es que el Papa no es impecable e infalible lo es en contadas ocasiones. No lo es, por ejemplo, cuando alaba públicamente "la experiencia religiosa de Lutero" y no hacerlo notar, e incluso aprobarlo con pretextos de variado pelaje, puede acabar en indiferentismo sin más. O en sedevacantismo como alguno les ha profetizado.
Este es el VENENO que dan Vds D.José Mª y cia de INFOCATOLICA.

Anónimo dijo...

Jajajaja, Miles Dei no conoces la historia de Fuentes y Tolkien

Miles Dei dijo...

La conozco, pero aún así y dentro de esas iluminaciones de la obediencia que hoy dicen blanco y mañana negro, creo que hay una diferencia entre alguien que ha estudiado teología y Arraiz. Por eso digo que de algún modo.

Y bueno, no caigamos en su mismo juego y tratemos de comprender su postura exacta. Cuando hablan de no separarse de los obispos no se refieren obviamente a seguirles en las cosas equivocadas, sino en que no se rompa la jurisdicción de la Iglesia. Un obipo, aunque sea un auténtico demonio encarnado, sigue siendo obipo mientras la Santa Sede no diga lo contrario.

Eso es lo que exponen.

La falsedad está cuando aplican a los que califican de filolefebvristas la intención, sin distinción alguna, de querer romper la jurisdicción de la Iglesia por el hecho de criticar lo que está mal (por ejemplo que el Papa deje a un brujo arfricano invocar a Olokun en sagrado).

Sigue habiendo una falsedad al no distinguir suficientemente este punto tampoco cuando lo aplican a la misma Fraternidad o a los obispos y clero de la misma. La resolución del proceso canónico no está resuelta todavía y ellos actúan como si hubiera una provisión de oficio o ya hubiera sido resuelta desfavorablemente para la fraternidad.

Su intención es clara: mientras que el proceso se alarga, cada vez hay más voces resonando a favor de la Fraternidad y resonando con más fuerza (el debate sobre el Concilio y su valor magisterial no es moco de pavo al respecto) Ellos tienen miedo de esto. Las razones son las que tantas veces se han expuesto: si se les hunde su modo de comprender el magisterio se les hunde, no una visión peculiar de la obediencia, sino la misma eclesiología y con ello la Iglesia Una y Santa.

En ese miedo influye también, y no dudo que existe, un perceptible miedo a la ideología política profesada por los tradicionalista. En eso les falta distinguir tanto como en lo otro y es aún más difícil que lo hagan que en lo otro porque se les cae, no ya una idea, sino su mismo entorno de bienestar social.

Miles Dei dijo...

Luego tienen una concepción peculiar de que es una obra de caridad el proceder cortando e impidiendo todo lazo con la fraternidad. Esto es un feedback sobre los puntos anteriores ya que a la vez se alimenta de ellos mismos no sin cierta contradicción, como la que lleva a Luis Fernando a poner de cerdos, chusma y demás a los que precisamente se quieren savar para la Iglesia (palabras de Iraburu ultimamente que reconoce que la mayoría de los lectores de infocatólica son filolefevristas)

En el fondo es el miedo y su manifestación más clara como odio.

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

Hay un punto de hebetudo mentis o estupidez liberal. Si justamente lo que defienden es una versión moderada pero versión al fin del ecumenismo y de que la Iglesia sólo subsiste y otras iglesias son iglesias y contienen elementos de santificación, sirviendosr el .Espíritu de dichos elementos, deberían ser extremadamente lenitivos para con quienes están mas cercanos. Es la estupidez neocona, aplicar el ultramontanismo formal para defender el liberalismo moderado; decir que fuera de la Iglesia no hay salvación para aquellos que sostienen que fuera de la Iglesia no hay salvación. Estupidez neocona.

Miles Dei dijo...

Sin el factor político sería una actitud ciertamente irracional, concedido. Con el trasfondo de ideología política todo cobra un sentido siniestro. Tontos útiles al servicio de la idea liberal de lo que debe ser la función sociopolítica de la Iglesia como moderación de todo radicalismo político.

Aunque ahí también se podría hablar de habitudo mentis al ser gente no demócrata que acaba defendiendo a los que ponen la democracia como única forma de gobierno qurerida por Dios para estos tiempos.

Martin Ellingham dijo...

Una perlita que se le escapó a Arráiz en su artículo: la "ilicitud" de las celebraciones litúrgicas ortodoxas...
Si lo leyeran los "ecumenólogos" de Roma. Si me no censurara comentarios le preguntaría si los matrimonios ortodoxos son nulos por falta de jurisdicción...

Saludos.

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

Te va a contestar que son validos porque son "Iglesias particulares" según la doctrina posconciliar, en cambio los lefes no, porque no están en cisma. Caramba, pero si en el artículo dicen que están en cisma. Bah, tampoco seamos tan rigurosos, la cuestion es desahogarse y como dice Miles, hacer de tonto útil del liberalismo, función primordial de todo neocon. Y si no fíjense en la felicitacion que le encaja en un comentario Iraburu, que no puede desconocer los groseros errores de Arraiz.

MIGUEL25 dijo...

El tal Arraiz no es tonto, su perorata no deja de ser un triste panfleto remachando el neoconismo del P. Iraburu.

Claro está, como no es tonto, el levantamiento de las excomuniones a los obispos de la FSSPX, lo dice de pasada, y evita traer a colación el documento del Papa del levantamiento de las excomuniones y la carta del Papa a los obispos explicando tan trascendental paso.
En cambio insiste, en las "condenas" de Juan Pablo II.

Arraiz, no es el peor que nos combate, el más acérrimo es el Padre Iraburu, Arraiz no es sino un bufón y un palmero.

Veamos entonces algunas falacias del Padre Iraburu:

–El artículo del profesor Gleize, participante de las recientes conversaciones de la FSSPX con la Santa Sede, acusa gravemente al Vaticano II y a Benedicto XVI y sus antecesores. Lo hace apoyando sus acusaciones en fundamentos débiles y engañosos. Alega ciertas frases de «discursos» pontificios en favor de sus tesis, y oculta «encíclicas» y otros importantes documentos en los que los Papas conciliares y postconciliares enseñan de modo amplio e inequívoco la doctrina católica.

Fíjense que habilidad y astucia:

Presenta las críticas al CVII, como algo subjetivo y personal de la FSSPX y de Monseñor Lefebvre, cuando está claro, que los tradicionalistas, acusamos al CVII, del desvio de la Iglesia-objeto, es decir, del Magisterio y Tradición constantes o de siempre
y está claro que hay disonancias a la luz del magisterio anterior.

Mete en el mismo saco las críticas al CVII, con las del Magisterio de los Papas posconciliares..
falso, la hermeneutica de continuidad de los Papas la valoramos en incluso a falta de otra cosa la consideramos necesaria

Pero el objeto de la Iglesia, prima sobre el sujeto de la Iglesia. Y en la medida que el CVII, hizo renuncia expresa al carisma de la infalibilidad, no se puede aducir luego ningún "carisma de la Verdad" en el sujeto de la Iglesia conciliarmente.

La crítica que hace acertadamente el P.Gleize, es que la necesaria hermeneutica de continuidad, si bien necesaria está viciada de raiz, toda vez que nace del supuesto "carisma de la Verdad" de la Iglesia sujeto y no de la Tradición y Magisterio constante de la Iglesia-objeto.

Pero claro esto último obligaría a una REVISION del CVII, a luz de la Tradición, cosa que ni los modernistas ni los conservadores están dispuestos a hacer, porque una hermeneútica de continuidad que naciera de Iglesia objeto (Tradición y Magisterio constantes)
obligaría a un Magisterio infalible bien "ex cáthedra" o bien conciliar que revisaría la literalidad del concilio Varticano II.

Al final la Iglesia iraburiana, Arriziana y de los conservadores, es una IGLESIA-CORPORACIÓN, el "carisma de la Verdad" subjetiva justifica toda obediencia y anula todo discernimiento, justifica y ampara al CVII, y niega el ejercicio del sentir común de los fieles cristianos, impidiéndonos defender nuestra Fe católica tradicional frente a los pastores herejes modernistas y frente a la falsa obediencia irracional y sectaria de los pastores conservadores.

Todo esto conduce a una Fe gnóstica y al grave error soteriológico de la salvación por la sola obediencia.

sigue ..

Miles Dei dijo...

Si Arraiz supiera metafísica sería capaz de decirte que ha encontrado una parte de la substancia de la Iglesia católica que no subsiste en la Iglesia.

A la objeción de que toda parte determinada de la substancia necesariamente ha de ser subsistente en la Iglesia, diría que la Fraternidad es un accidente de la Iglesia y no parte de su substancia.

A la objeción consiguiente de que todo accidente inhiere en una substancia y por tanto "subsiste" en la Iglesia Católica determinándola, aunque sea de modo accidental, negaría también la substancia en ese accidente.

Al final habría que coincidir con él en que una de dos: o lo del subsistit no furula y debe abordarse de otro modo puesto que partes formalmente cismáticas pueden tener parte en la substancia de la Iglesia mientras se le niega a las materialmente cismáticas o estamos ante el mayor de los milagros junto a la eucaristía: una porción de fieles que subsiste por sí mismos en Cristo sin estar unidos a substancia alguna de Cristo.

MIGUEL25 dijo...

continua del post anterior:

Otra afirmación del P.Iraburu:

–Por la vía del debate doctrinal parece, pues, que es muy difícil lograr la unión de la FSSPX con la Iglesia católica.

Ahí el Padre Iraburu, da en el clavo, modernistas y conservadores están de acuerdo en lo mismo:

"el CVII, no se toca y teneis que aceptarlo plenamente (en otras palabras teneis que tragarlo sí o sí)"

más claro ya no nos lo pueden decir:

Los fieles católicos recibimos el sagrado Concilio Vaticano II, XXI ecuménico, con la misma veneración, y con los mismos grados de aceptación según los grados magisteriales de los distintos documentos, como lo hacemos con los XX Concilios anteriores.

Pues nó, el CVII, no está en el mismo rango que los anteriores, toda vez que renunció expresamente al carisma de la infalibilidad, es la primera vez en la historia de la iglesia que se hace una renuncia tan grave y de tan nefastas consecuencias y fue una ruina y una calamidad para la Iglesia, la eclosión del modernismo y del neoprotestantismo.

Aseguran que son los paladines de la defensa de la ortodoxia de la Fe:

–Lo que sí es posible y necesario es que las Autoridades apostólicas combatan hoy con una fuerza mucho mayor y más eficiente las innumerables herejías y sacrilegios que persisten impunes con demasiada frecuencia en la Iglesia. En InfoCatólica, como en otros medios católicos, y concretamente en este modesto blog mío, se han denunciado muchas veces (Índice 39-55 et passim). Pero es evidente que han sido los Papas, ya desde Pablo VI, los más lúcidos y valientes impugnadores de esos terribles errores y abusos: «Se han esparcido a manos llenas ideas contrastantes con la verdad revelada y enseñada desde siempre. Se han propalado verdaderas y propias herejías en el campo dogmático y moral» (Juan Pablo II, 6-II-1981)

Bobadas, los Papas post-conciliares no excomulgaron públicamente ni a Hans Küng, ni a Leonerdo Boff, ni a tantísimos herejes notorios..sí que se les dieron duras reprimendas...pero de excomulgarlos nada de nada..

Iruburu Arraiz, infocatólicos y conservadores en general..disertan y dicen que hace "apología católica"...pero no dicen nada de los criptoherejes neocatecumenales y carismáticos, ni denuncian sus aberraciones y sacrilegios litúrgicos, sus nefandas prácticas y supercherías, sus heréticas doctrinas, miran para otro lado y ..listos.

Al final los tradicionalistas católicos lo tenemos muy claro, desde las enseñanzas del nuevo San Atanasio, nuestro pastor valiente Monseñor Lefebvre, es posible limpiar a la Iglesia de modernismo y neoprotestantismo.

Genjo dijo...

A mí lo que más me sorprende en todo el rifirrafe, -porque debate no hay-, es que a Gherardini lo tienen sepultado. Y, en este tema del Concilio Vaticano II, habría que contar con lo que dice.

MIGUEL25 dijo...

Para Genjo:

Pues no te extrañe que a Gherardini,
lo tengan sepultado.

Forma parte del combate contra la Tradición es la famosa estrategia del "divide y vencerás".

La estrategia de la Roma modernista y neoprotestane, la famosa "trampa de Roma", que magistralmente definiera nuestro valiente Arzobispo Monseñor Lefebvre, es domesticar y silenciar a "los de dentro" (comisión Ecclei Dei, Fraternidad Sacerdotal San Pedro..etc), para separar y demonizar a "los de fuera". (Fraternidad Sacerdotal San Pio X)

De esta forma el creciente e imparable movimiento de simpatía hacia la Fraternidad, que va calando cada vez más y en mayor número entre los fieles católicos de a pie (entre los que me cuento)
es presentado como un movimiento hacia fuera (hacia el cisma), cortándonos de raiz todo el apoyo jerárquico que tendríamos desde dentro...

Si te fijas en infocatólica, es la estrategia, que siguen.

No les interesa Gherardini, por que es una voz jerárquica en plena comunión con Roma a nuestro favor..

Les daríamos en los morros presentándoles a Gherardini, pero claro los infocatólicos, quedarían desautorizados, por las voces disidentes de los de dentro.

Se rompería así la falsa imagen de la obediencia monolítica de la falsa IGLESIA-CORPORACION que nos quieren vender e imponer...

Muy listos, ...pero la Gracia está con nosotros los que seguimos la Tradición y no los cambios modernistas ...y la Gracia que actua en nosotros los vencerá...

Anónimo dijo...

Lo dicho: ni el más escrupuloso del mundo tiene de qué preocuparse asistiendo a las misas de la FSSPX, si entiende de qué va la cosa.
No peca, ni levemente, cumple con el precepto y recibe un sacramento válido.
Y si no lo entiende, como en todo, lo mejor es callar evitando así hacer el tonto.

Ahora bien, pasemos a la sutileza: el riesgo del "ánimo cismático". Esto es tan reprochable en un lefe como en un neocatecumenal o en alguien que asiste a "su" parroquia diocesana. Si esa persona entiende que "ese" es el gueto donde se salvará el mal ánimo lo tiene, es un gil y más grave que cismático sería que posiblemente sea hereje. Pelagiano, para ser más exacto: me salvo "porque voy a tal misa". Ya no es la gracia, sino las patitas del feligrés que lo llevan a una u otra capilla... Un suerte de versión remix de la herejía de Pelagio.

Ahora bien, hablemos de los fieles de la FSSPX que fueron los atacados y los que más conozco: de entre ellos no conozco a uno solo que habiéndolos tratados no tenga cariño, estima, cuando no franca amistad con varios sacerdotes que no son de la FSSPX, y ningún problema tienen en ir a sus misas (es verdad, no son misas nuevas - hay que guardar la coherencia). ¡Pero ni a uno conozco!

Asimismo, no conozco ningún caso de curas de la FSSPX que no tengan afecto por los buenos curas de fuera que llegaron a tratar. Ni uno y soy testigo de muchos casos.

Podrían ser la excepción algún feligrés y cura loquito (no lo aseguro), pero éstos, del grupo "antiacuerdista", no son la FSSPX. No lo son no solo porque no deben llegar al 1 %, sino además porque expresamente son críticos en esto y en otras cosas hacia la FSSPX.

Pero nos queda un plano más: las autoridades de la FSSPX.
¿Puede haber ánimo cismático o similar en quienes gastaron tantas horas antes, durante y después de las conversaciones doctrinales con la Santa Sede?
¿Se puede inferir tal ánimo?
¿Se puede ser más gil?

El Carlista.

Anónimo dijo...

Exacto: el mismo M. Fellay dijo que sin ceder a lo que se considera erroneo sería deseable un acuerdo con Roma, pues existe el riesgo que un ánimo cismático se meta en algunos fieles con la perpetuación de la actual situación.

En realidad no tiene mucho que temer. Van varias décadas y ese espíritu no ha ingresado aun en la FSSPX.

MIGUEL25 dijo...

Arraiz olvida que la remisión de las excomuniones, significa la unidad jerárquica de los obispos de la Fraternidad en la cabeza visible de la Iglesia. (otra cosa es la FSSPX como institución) luego de cisma nada de nada.

la suspensión a divinis, es una pena canónica, que les priva de la administración lícita de los sacramentos, y misiòn canónica pero en el plano doctrinal, no les impide el legítimo ejercicio de enseñar la correcta doctrina católica y la Fe tradicional de siempre.
(Algo así como un jugador de fútbol, que pertenece a un equipo pero por orden del entrenador no juega y está condenado a esperar en el banquillo)

Y eso es lo que está haciendo hoy la Fraternidad..nos advierte que de seguir la orientación modernista del CVII llegamos entre otros errores a la configuración de una Iglesia sincrética, de compartimentos estancos, donde no hay unidad en la Fe, y donde cada "chiringo o chiringuito", define su propio "magisterio".
Este diseño lo ponen los modernistas, los conservadores, ponen, el brazo ejecutor, la ciega obediencia, la Iglesia-corporación
y la falsa idea de que en esta Babilonia que se está construyendo en la Iglesia católica está el "carisma de la Verdad", porque según ellos la Verdad nace de la Iglesia corporaciòn-sujeto y no de la Iglesia objeto.

(Esto está demostrado, baste ver el "magisterio" propio de algunas conferencias episcopales y el "magisterio" propio de los podridos frutos del CVII, como los neocatecumenales y carismáticos)

El Padre Gleize lo explica magistralmente:

6.–La nueva idea de «continuidad» en el Magisterio de la Iglesia lleva inevitablemente al «relativismo». «En esta nueva óptica ya no se dice que la función del magisterio es conservar y transmitir en el nombre de Dios el depósito de las verdades reveladas por Cristo y los Apóstoles. Se dice que la función consiste en asegurar la cohesión de la experiencia comunitaria de los orígenes, de tal modo que la comunión de hoy continúe la comunión de ayer. El magisterio está por tanto al servicio del sujeto Iglesia y su misión consiste en explicitar en fórmulas autorizadas las intuiciones preconceptuales del sensus fidei»… «Esto implica que una proposición del magisterio sería infalible solamente en la medida en que fuera aceptada (incluso previamente) por el Pueblo, lo que contradice formalmente la definición enunciada infaliblemente por el Concilio Vaticano I».

Así las cosas ya no hay problema, rota la unidad de Magisterio, tendríamos no un Catolicismo sino un menú a la carta de Catolicismos..

Cada quien y cada cual puede escojer el "magisterio" y la "liturgia" que más le apetezca..

y va al chiringo, que más le guste.

Eso sí, ningún chiringo puede acusar a otro de desviación ya que en nombre del CVII, hay "libertad religiosa" y "respeto" y todos los chiringos están en la verdad, porque según Arraiz, son "distintas formas de decir lo mismo" (P.Iraburu por Dios, dele un tirón de orejas al tal Arraiz, ..oh..soñaba, olvidaba que son de la misma cuerda)

Nace así la falsa Iglesia universal y sincrética.

La gran Ramera que describe San Juan en el Apocalipsis.

Martin Ellingham dijo...

He leído los comentarios de Arráiz y me encuentro con que al hablar acerca de la libertad religiosa flasifica la historia doctrinal del tema:

- Desde Pío VI hasta Juan XXIII el Magisterio no reconoció libertad religiosa a las religiones falsas sino tolerancia;

- Ninguno de los testimonios patrísticos que cita Arráiz se refiere a la libertad religiosa sino la conveniencia de tolerar por motivos superiores (justicia legal, caridad social, etc.) y a la incoercibilidad del acto de fe.

Y eso se puede verificar incluso en autores serios (como Victorino Rodríguez, OP) que sostienen que la Dignitatis humanae es un desarollo homogéneo.

Saludos.

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO: Aunque se que no es el tema aprovecho para dejar caer de nuevo que en Barcelona hay distritos enteros en los que no se puede asistir a misa porque son arziprestazgos donde sistemáticamente se ataca a la Fe católica con la Teología de la Liberación , en mi caso el que mas conozco es el del distrito o arziprestazgo de Sants-Montjuic, no hay confesionarios , los curas se niegan desde confesar individualmente hasta bendecir un rosario, cambian las palabras de la consagración, la homilía la ceden a la señora de turno que hace una loa a las ONG's etc...Yo ya rezo por que se muera pronto el arzipreste neoprotestante y venga uno católico, mientras tanto cada Domingo carretera y manta hacía una Misa decente. Sistach te odio como se odia al pecado o al mismísimo satanás.

Miles Dei dijo...

No hay que olvidar la falacia del tema doctrinal, que consiste en presentar lo doctrinal como una cuestión de verdades de fe católica, de modo que el cisma quedaría avalado por una supuesta herejía.

A esto se responde que no hay absolutamente ninguna verdad de fe que esté en juego. La Fraternidad asiente a todo lo que la Igleisa exige como verdad de fe o que hay que tener como tales por su conexión con el dogma. Por tanto no hay herejía alguna ni desviación en la regla de la fe.

Lo que está en juego son verdades que pueden mantenerse en discrepancia en el ámbito privado si no se las ve congruentes y aparte una cuestión jurídica sobre el estado de necesidad de la Iglesia y la salvación de las almas que compele a obrar contra iure sin intención pecaminosa. Es precisamente esta falta de intención pecaminosa de separarse del Primado de Pedro en los obispos ordenados la que posibilitó el levantamiento de las excomuniones y abre la resolución del estatus canonico de la Fraternidad.

En tal caso, y como mucho y extremando el ánimo disidente, y siempre que el proceso terminara quitándole toda razón teológica a la Fraternidad y prohibiéndoles a los clérigos formalmente obrar contra derecho, lo que habría es una oposición temeraria al magisterio en verdades que no son de fe ni tenenda, sino que se acatan por obsequio religioso a la voz del magisterio. Eso no supone una desviación doctrinal propiamente dicha, sino secundum quid y que a lo más conlleva un pecado de desobediencia o imprudencia y hasta una pena canónica ferenda sententiae en casos de grave desobediencia (sobre todo por el tema jurídico), pero jamás dará pie a un cisma ni a una excomunión latae sententiae ya que no se pone en juego la regla de la fe sobre la que se asienta la comunión eclesial ni el Primado de Pedro al cual debe sujetarse todo hombre para la salvación.

Anónimo dijo...

MILES DEI dice: "Y bueno, no caigamos en su mismo juego y tratemos de comprender su postura exacta. Cuando hablan de no separarse de los obispos no se refieren obviamente a seguirles en las cosas equivocadas, sino en que no se rompa la jurisdicción de la Iglesia. Un obipo, aunque sea un auténtico demonio encarnado, sigue siendo obipo mientras la Santa Sede no diga lo contrario"
PEDRO HISPANO: Lo siento MILES pero esto es una interpretación que Vd hace sin más fundamento de su deseo de que sea eso "lo que quiere decir Iraburu" Porque desde luego lo que dice en el texto Iraburu no es lo que Vd dice que dice sino la barbaridad ya comentada. Pero que conste que si Iraburu tuviese a bien aclarar las cosas en el sentido por Vd indicado un servidor sería el primero en felicitarle.

Miles Dei dijo...

Pedro, lea bien el texto iraburiano.

A un extremo situa a "los los progre-modernistas, que las falsifican (las enseñanzas) en favor de sus errores"

Al otro a los que critican la Iglesia "desde un alejamiento cismático"

Es obvio que desde lo que ellos entienden que no es ni uno ni otro extremo se puede criticar a los obipos que no cumplen con la cita que da del canon: el Papa "con todos los demás Obispos que, fieles a la verdad, promueven la fe católica y apostólica"

Si no sería de persona irracional el decir lo que ha entendido mientras mantienen páginas como Germinans y toleran todo tipo de críticas contra lo que no les gusta. Creo recordar que incluso hace poco Luis Fernando dijo algo despectivo sobre el valor de los documentos de la curia que no eran firmados por el Papa. Por tanto no son tan reacios a la crítica. Lo son sin embargo a lo que califican de crítica cismática.

Anónimo dijo...

¿Qué opinan de la admiración que don Iraburu ha manifestado últimamente por Sarkozy?

MIGUEL25 dijo...

A un extremo situa a "los los progre-modernistas, que las falsifican (las enseñanzas) en favor de sus errores"

Al otro a los que critican la Iglesia "desde un alejamiento cismático"
-----------------------------------

Pedro y Miles, no os engañeis,
yo aquí veo una visión política de la Iglesia, y la formación hegeliana del Padre Iraburu..

Es decir para este cura hegeliano, la Iglesia sería como un partido político, sintesis de una derecha y un izquierda, donde ellos se situarían en el centro.
Su Iglesia-corporación, quiere ser monolítica y no se toleran desviaciones por la "izquierda" ni por la "derecha".

Entonces se trataría de sintetizar lo algo bueno que a su juicio tendrían los "filo-lefebvrianos" con lo posible y algo bueno que tendrían los progre-modernistas.

Entonces la apologética católica, se trataría de corregir "extrmismos".

Por supuesto que alojan en su portal críticas hacia el modernismo, pero.siempre que sean consensuadas y moderadas

Si os fijais buen Luis Fernando, y en menor medida Arraiz pueden elevar alguna voz crítica ante graves abusos y escándalos...pero
!!que curioso¡¡ el Padre Iraburu, no sale de su escondite a poner verde a ningún sacerdote u obispo ni conferencia episcopal.

En cambio en la lucha contra los "filo-lefebvrianos", lleva la voz cantante y ahí sí ahí pone toda la carne en el asador y ataca con saña a sus hermanos sacerdotes de la FSSPX, y los pone a caldo y le secundan sus palmeros Luis Fernando y Arraiz.

Desenganémonos, las críticas hacia el modernismo en infocatólica, son palos de amigo,...para cubrir el expediente..y se queda todo en papel mojado.

Miles Dei dijo...

Claro que hay política (eclesial y social) por medio, mezclada con cierta piedad y con el prejuicio falaz que comenté arriba sobre lo cismático.

Luego en cada blogger se dan más cosas. Por ejemplo, en Luis Fernando su condición de puritano protestante desborda por todos lados y en Arraiz su apolojética subida a la cabeza en desprecio de la filosofía y la teología. En Maricruz su estilo peculiar sentimental de tratar la realidad con independencia de la verdad del juicio. En casi todos (hay que fijarse en algunos de los que más callan) mucha ignorancia de cosas importantes (por ejemplo el poco aprecio a la liturgia de la Iglesia manifestado por algún blogger y la justificación de los abusos menores como si fueran cosas legítimas) y un presidente (Iraburu) que sabiendo lo importante, debería formarles mejor pero que queda atrapado en ese grupo por la necesidad de tener su fundación para dejar poso en la vida y porque realmente coincide con esa línea política que hemos dicho al principio. Un padre Iraburu también un tanto acomplejado por haber sido puesto de ultraderechista falangista y contrapuesto a Ladaria por los medios (por eso no sale a debate, creo yo).

Si seguimos dándole a la sin hueso en el límite de la caridad podemos hablar de financiación y ambición. ¿Quien pone la pasta en Infocatólica? ¿Con quien conviene estar a bien? ¿Por qué ese desarrollo sistemático agrediendo a todo portal que pudiera hacerles sombra y en concreto el cambio contra lo filolefe?

Y podemos seguir y seguir y acabar como ellos, hablando de piaras, foie gras y chusma para acabar mostrando sin ser cierto lo que es su petición de principio: la intención cismática en todo el que no es infocatólico, que es en el fondo la ilusión que mantienen sectariamente.

Anónimo dijo...

IRABURU dice: "No escuchen la llamada de quienes declaran extraviados al Papa y a los Obispos. Aléjense de ellos como del veneno. Únanse más que nunca al Papa y a sus propios Obispos en esta hora tan difícil para los creyentes"
PEDRO HISPANO a MILES: Iraburu dice lo que dice y esto es lo que va a entender la gente normal que le lea que, además, no tienen por qué entender otra cosa. Y decir esto en las actuales circunstancias -Austria, Canadá, Barcelona, etc, etc, etc- es una barbaridad irrealista e irresponsable. ¿Que leyendo el resto del artículo se puede matizar lo mucho que hay que matizar en esta afirmación, si es que admite matices una afirmación tan rotunda? Pues no lo sé porque no le he leido pero sí he leido otros productos de Iraburu como su artículo sobre unas declaraciones de los obispos italianos acerca de la conversión -más bien la no-conversión- de los judíos en el que decía que los obispos no podían decir lo que de hecho decían porque entonces habría que reescribir todo el Evangelio. El problema es que los obispos italianos SI lo dicen. Vamos que el personaje es caótico y todas esas consideraciones sobre su formación hegeliana -que me parece no es el caso en absoluto- me parecen bizantinismos y pérdidas de tiempo. Y más que ocultas consideraciones políticas -que tampoco me parece que es el caso- creo que es la deriva fatal de todos aquellos que ejercen de críticos inmisericordes de Mons. Lefebvre y de la FSSPX: tienen que o negar la crisis de la Iglesia o reducir sus dimensiones a la mínima expresión para que su postura pueda "colar" de alguna manera.
Y, por mi parte me despido de este tema al que creo damos demasiada atención y demasiadas vueltas.

Miles Dei dijo...

Pedro, si confiesa que no ha leído el artículo de Iraburu más que uno de los enunciados en negrita, que es lo que cita, pues entonces no se a que discutir.

Esto es la cita del final de la parte en cuestión, la parte donde se suele resumir la idea expuesta a modo de recordatorio:

No es la hora de calumniar a la Iglesia actual, que es la única Iglesia de Cristo –no hay otra–. No es la hora de declarar «extraviados» al Papa y a los Obispos, distanciándose de ellos «para salvar la Iglesia», sacramento universal de salvación, desde un alejamiento cismático.

Está claro a lo que se refiere. A los que llaman desviados doctrinalmente a los obispos en la enseñanza del magisterio auténtico. Eso es lo que entiende cualquier católico normal que lea el artículo.

Que luego hay una idea que se transmite por ósmosis que es que cualquiera que critica al propio obispo en su línea pastoral-doctrinal es un cismático, pues no es eso lo que dice, porque entonces como bien se le recrimina, y no es ninguna cuestión bizantina, el primer cismático es el que da pie a un blog crítico con un arzobispado como el de Barcelona.

De la formación hegeliana de Iraburu no ha hablado nadie. Otra cosa es que el voluntarismo tenga una base ideológica hegeliana. Pero parte de esa misma base, antes de Hegel, está ya en Suarez y antes que en Suarez en un gran escolástico como Escoto si me apuran. Y si apuramos más es un tema de desarrollo de las bases metafísicas en las que se ancla la filosofía perenne ad usum de cada escuela, que no es necesariamente lo que la Iglesia entiende por filosofía perenne en sus documentos. Pero si empezamos por decir que el olvido del ser en la metafísica y ese punto o cúspide de luz que es Santo Tomás de Aquino dentro de una línea en deriva inmanente del pensamiento teológico que desemboca en todos los problemas de la modernidad es una cuestión bizantina, pues entonces saquen los palos y los crucifijos y resuelvan el asunto a Cristazos, que diría Unamuno. En forma más refinada pueden resolverlo como Infocatólica, usando del poder y de grupos de presión vinculados a obispos. Pero la auténtica reforma de ideas, que es la que se debe dar en el debate intelectual y teológico brillará por su ausencia por incapacidad de analizar las ideas que mueven a las causas y las motivaciones teoréticas en las causas personales más allá de la letra de la ley. Al final es un voluntarismo de ser de una manera contra el de serlo de otra y eso se llama guerra de opuestos. Y ahí, como decía Heráclito, al cual resucitará Hegel tras siglos de sueño, "La guerra es el padre de todas las cosas". Serán ustedes entonces tan hegelianos como los otros.

Miles Dei dijo...

Ni que decir tiene, que en sano magisterio pasado y actual, el padre de todas las cosas no es la guerra, sino que es el LOGOS.

Creador, Padre y Señor nuestro, para más rentintín.

Y de Logos va la cosa, aunque no atinan a ver las causas últimas de porqué el Logos se ha escondido de la gente, incapaz de salir de su inmanencia a la realidad de la creación. No hay ni más ni menos que eso en toda la filosofía moderna y en el planteamiento que hace el actual Papa al mundo contemporáneo.

El problema viene cuando el actual Papa ha sido formado en la filosofía moderna y lejos de lo que era la filosofía perenne o en una versión ad usum de la misma demasiado extaña a la de los documentos de la Iglesia. Pero eso, bueno..., es otra cuestión bizantina que dejamos para los que quieran entender lo que hay por debajo de los farragosos documentos del magisterio contemporáneo.

Juan Francisco Cornejo Moreno dijo...

Este niñito de Arraiz es un sofista que solo deja los comentarios que le convienen, es un embustero intelectual.

Resulta que decidí escribirle -me di la lata- un comentario en su ultima perorata anti-FSSPX sobre el Breve Examen Critico, mencionando que nadie, pero nadie ha tenido la valentía de refutarlo.

Y como se evidencia actualmente la vigencia de este examen.

Y que no sea capaz de responder eso, me lo dice todo.

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

Es curioso, pero Arráiz da diversas explicaciones contradictorias entre sí sobre la DH. A veces arguye que hay plena continuidad y ninguna discrepancia con la doctrina anterior, que condenaba un particular liberalismo decimonónico que ya no está en vigencia. Otras, que hay "desarrollo" de la doctrina "viva" y por tanto, cambio en algunos aspectos accidentales. Otras, que ha habido un cambio fundamental - no de otra manera puede interpretarse su teoría de que la Iglesia sostuvo la libertad religiosa en la época martirial y patrística, y que luego se produjo un oscurecimiento de varios siglos en que reinó la Inquisición y la coacción contra el error religioso por parte del Estado. En esta última opción, la cosa es gravísima, porque la Iglesia habría convalidado por pràcticamente un milenio una doctrina errónea, que conllevó la muerte injusta de mucha gente. El liberalismo y particularmente la masonería habrían tenido razón en sus acusaciones históricas.
Da la impresión de que no tiene mayor interés en optar por alguna de estas posiciones, como bien dice Miles es todo propaganda.
El apologeta-propagandista se ha comido toda pretensión de dilucidar la verdad.

Siderúrgico dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Redacción dijo...

Para Siderúrgico y demás comentaristas:

El criterio de nuestra bitácora es no responder casos de conciencia. Nos parece que internet no es un medio adecuado para hacerlo.

Rogamos que no lo tomen a mal pero vamos a borrar los mensajes que llegan en su concreción a plantear casos de conciencia.

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

Otra paradoja más: que Arráiz, convertido en apóstol de la libertad de cultos y de conciencia, sea el más feroz censor de comemntarios y el "moderador" más grosero y violento de Infocatólica. Un Inquisidor del liberalismo católico. Es interesante imaginárselo en el siglo XVI de qué lado estaría. Yo que Bartolomé Carranza, Teresa de Jesús o Juan de la Cruz me hubiera cuidado con semejante "liberal" con poder.

Coronel Kurtz dijo...

Es interesante el caso de las dubia presentadas por el arzobispo Lefebvre y la respuesta (parcial) de la CDF. Pero, claro, hay que leer cientos de páginas mecanografiadas en francés y latín. Cosa que un apologeta / propagandista no va a hacer. Además, porque la respuesta de la CDF contradicen la tesis de Iraburu, Arráiz y cía., cualquiera sea ella (cosa que, como bien señala Ludovicus, no terminan de definir en concreto).

Lamentablemente, esta línea de debate teológico por escrito no prosperó por motivos de política eclesiástica que constantemente buscaban sabotear las discusiones y por el apuro que urgía a Mons. Lefebvre a encontrar una solución canónica urgente que asegurara la continuidad de su obra.

Pero quizá, de haber tenido 10 años menos Monseñor y haber contado con teológos mejor preparados, hubiésemos estado ante una disputa escolástica como las mejoras de la Edad Media.

MIGUEL25 dijo...

su teoría de que la Iglesia sostuvo la libertad religiosa en la época martirial y patrística,

(Arraiz dixit)

Muy "listo" ahora pretende que traguemos el gazapo que Dignitatis Humanae, ya existía entre los Apóstoles y primeros cristianos..

Resulta que los apóstoles y primeros cristianos acometían con valor a las falsas religiones, declaraban vano y ridículo su culto, ponian en evidencia los embustes de sus sacerdotes...las imágenes de los falsos dioses..

Por eso eran perseguidos y muertos..y no proclamaban como en DH, la libertad religiosa y de culto, como un "derecho" del hombre
proclamando el derecho de la humanidad al acceso de todos al mercadillo de religiones.

Bueno el panfletario-bloguero Arraiz, dice que seguirá más adelante con la famosa "libertad religiosa"...

Veremos que falacias, tonterias y errores suelta...

Coronel Kurtz dijo...

Miles: Parece que te leen. Benedicto XVI acaba de nombrar al P. Bonino consultor de Doctrina de la Fe. El dominico Bonino es un reconocidísimo tomista en la línea de la Escuela de Toulouse, miembro de la Leonina, director de Revue Thomiste, etc.

Miles Dei dijo...

Santo Tomás dice algo contrario a la doctrina de la Iglesia cuando claramente expone que:

Hay infieles que en algún tiempo recibieron la fe y conservan aún cierta profesión de la misma, como los herejes o cualquier otro tipo de apóstata. Este tipo de infieles deben ser forzados, incluso físicamente, a cumplir lo que prometieron y a mantener lo que una vez aceptaron.

¿O la Iglesia y los Santos Padres, de donde Santo Tomás saca esta doctrina se ha equivocado hasta que llegó el Concilio?

Miles Dei dijo...

Bueno, me imagino que algo tiene que ver el nuevo obispo suizo en este nombramiento. Una línea de hondo debate teológico con la Fraternidad en clave tomista sobre el acto magisterial no estaría nada mal para el año de la fe.

Eso suponiendo que el nombramiento tenga relación con el tema, lo cual excita mi curiosidad por saber que documentación habrá entregado la Fraternidad a la Congregación para la Doctrina de la Fe para andar sacando tales reservas.

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

es una pena que Infocatólica no sólo haya perdido interés al no querer debatir honestamente este problema, sino que corra ahora el riesgo de quedar atrapada en una dialéctica que la va a aniquilar. Por un lado y como ratifica Iraburu, muchos de sus lectores han sido estigmatizados por ellos mismos como filolefebristas. Por el otro, la oficialidad eclesial exigirá que se corte con Germinans y el tono faltón con la jerarquía de Luis Fernando, con los mismos argumentos de Iraburu. De hecho, la incoherencia es flagrante, es imposible reducir a principio la argumentación de Iraburu sin advertir que Infocat. es la principal violadora de dicho principio. ¿O criticar al Ordinario es cualitativamente distinto a criticar a Roma?

Por un dicho venerable, sabemos que a la hora de pagar, Roma no paga mal, o nunca. Especialmente a los que traicionan sus propias posiciones con incoherencias caprichosas.

MIGUEL25 dijo...

Así es como dice Ludovicus y quisiera recordar algo que dijo Miles
"que esta bitácora no siga sus mismos pasos".

Desde aquí le doy gracias a la moderación-redacción, por permitir que católicos de distintas tendencias vengan a postear aquí..

desde Maricruz de infocatólica hasta un neocatecumenal que dijo que el camino era obra de Dios..

Me encanta que todos vengan aquí, y equivocados o no participen.

Justamente, esta era la idea en el plano eclesial de Monseñor Lefebvre, nuevo san Atanasio de estos tiempos, y que expone en su artículo "porqué voy a Roma".

Monseñor Lefebvre, decia que la Tradición es un tesoro para toda la Iglesia, y no sólo para Ecône,
esto aplicado al mundo virtual de internet, es así..debemos dar cuenta y razón de nuestra Fe tradicional de siempre a todos..
debemos debatir y argumentar con todos..

ya lo decía San Pablo:

Tito, 1,9
9 También debe estar firmemente adherido a la enseñanza cierta, la que está conforme a la norma de la fe, para ser capaz de exhortar en la sana doctrina y refutar a los que la contradicen.