viernes, 20 de mayo de 2011

Carta de lector sobre marcas idolátricas, gestos equívocos e inculturación

Sin tomar posición al respecto por no ser especialistas en religiones asiáticas, nos vemos, sin embargo, en la obligación de reproducir la siguiente carta recibida por la Redacción. Al Sr. Rodríguez le pedimos un poco más de crédito. Como siempre, esperamos mesura y argumentación en los comentarios.

Estimados señores de Info-Caótica, 
Siendo que, en general, estoy en desacuerdo con vuestro blog, creo haber entendido de Uds. que no realizan censura arbitraria de los comentarios, a diferencia -siempre según vosotros- del blog español Infocatólica. Quizá con vana esperanza, les envío esta carta pidiendo que la publiquen. 
El pasado miércoles 18 de mayo, el Ing. José Miguel Arráiz, uno de los columnistas del blog Infocatólica, publicó el artículo “Juan Pablo II y la marca de Shiva”. En él, el Ingeniero traduce y reproduce una nota de un tal James Akin, “un apologeta católico” (sic), donde este señor afirma que el “Aarti” es simplemente “una forma de saludo indio tradicional… que no tiene ningún significado religioso más que un apretón de manos en la cultura occidental o darle a alguien una corona de flores como bienvenida en Hawai”. A continuación, cita un párrafo de una carta, del 22-11-94, del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales, donde se explica “la costumbre y su papel en la sociedad india” (Arráiz/Akin) “… cuando un niño vuelve a casa después de recibir la Primera Comunión y cuando una pareja de casados son recibidos por sus respectivas familias. Hoy en día, el ‘Aarti’ se realiza a menudo para saludar al celebrante principal en un importante evento litúrgico… En tales ocasiones, ‘Aarti’ suele ser ofrecido por una mujer casada católica, y no ciertamente por una ‘sacerdotisa de Shiva como se ha dicho’.” 
Apenas leída esta nota, dejé un muy respetuoso comentario en dicho blog que no fue publicado y, ni siquiera, recibió un “comentario del blogger” aunque sea explicando las razones de la censura. Al comprobar, horas después, la supresión del comentario, dejé otro, que esta vez sí fue publicado con la siguiente aclaración del Ingeniero: “Desde el comienzo dejé claro como trataría los comentarios en este post. Y en este blog yo no hago periodismo católico, aquí los comentarios funcionan de manera que los lectores puedan interactuar con el blogger.” Supuse que ese dejar claro se refería a lo que había puesto en su primer comentario: “Advierto que eliminaré cualquier comentario que interprete como un ataque a Juan Pablo II. Este post no es para debate sino informativo y no admitiré tampoco que se desvíe el tema. El caso Maciel nada tiene que ver con este post.18/05/11 11:18 AM” 
Como quedará claro, mi comentario en ningún momento fue “un ataque” al Papa, ni un desvío del tema. Es más, en el mismo dejé claro que, personalmente, consideraba que Juan Pablo II había sido manipulado, dejando a salvo su investidura y buena intención. Volví, entonces, a insistir con un comentario explicativo, dejando en claro que no hay ataque al Papa de entonces, sino tan sólo se intentaba advertir sobre la existencia de refutaciones del argumento del Sr. Akin.  
Es, me ha parecido siempre como periodista de oficio, un deber del periodista (y escribir un blog es ejercer de periodista, aunque se carezca del oficio y se haga sin salario) que se dice católico es dar lugar al derecho de réplica. En fin, como todo el mundo ligado a la prensa sabe, el no hacer esto es una falta a la ética periodística -ya no sólo la moral católica, sino la mera ética laica. En fin, si Infocatólica no da derecho de réplica, aunque más no sea como comentario, suprimiendo o censurando todo aquello que no gusta (aunque haya sido escrito con respeto, cuidado y dando argumentos), va por mal camino. Deja de ser periodismo y se transforma en propaganda. En la peor propaganda, la que justifica cualquier medio -incluso el ocultamiento de la verdad- para lograr un fin, por muy bueno que éste sea. 
Yendo ahora al tema, aconsejo buscar en Internet quién es este Sr. Akin, podemos hacerlo en Google o similar, como Jimmy Akin o James Akin. Irremediablemente aparecerá una lista cuasi infinita de resultados con el mismo texto que reproduce Arráiz. Los que por oficio estamos acostumbrados a olfatear “publi-notas”, “información viral”, trolls, spam, etc., rápidamente detectamos este tipo de operaciones. No decimos que sea el caso, pero nos hizo sospechar cuando por primera vez, hace años, leímos lo de este señor “apologeta católico”. El hecho es que descubrimos que el argumento de Akin había sido contradicho por otros, sin que estas contrargumentaciones recibiesen la misma publicidad que la nota original. 

El caso más notable es el del Profesor Luiz Mascarenhas de la Universidad de Goa (India), quien publicó hace mucho tiempo una nota donde, como indio de tradición portuguesa y con varias generaciones (cientos de años) de católico encima, negaba la existencia de esta supuesta costumbre; no sólo entre su comunidad católico romana indo-portuguesa, sino también entre siro-malankares, e -incluso- nuevos católicos (descendientes de conversos modernos evangelizados por misioneros ingleses o irlandeses). No negaba que pudiese existir algo entre comunidades de base donde se experimenten formas de adaptación del “Aarti” de la tradición hindú con fines de inculturación. Sólo lamentaba que no se hubiese dado el mismo protagonismo a las tradiciones verdaderamente cristianas de los católicos indios. 
Por otro lado, tenemos lo que nos dicen los libros clásicos de orientalismo o hinduismo acerca del “Aarti” que, comprobaremos, no tiene nada de “forma de saludo indio tradicional”, como dice el Ingeniero Arráiz. 
El Profesor Fabrizio Ferrari, de la Univ. de Chester, dice “el aarti (ceremonia ritual en honor de un dios o más) se realiza todas las noches como una costumbre tradicional hindú” (Health and religious rituals in South Asia). En su Breve Diccionario del Hinduismo, Brahmacharini Usha aclara: “aarti: un movimiento ceremonial de luces frente a una deidad o santón hindú”. Desde otro ángulo, The Encyclopedia of Sikhism, de H. S. Singha, lo designa como “una forma de adoración hindú en la cual se encienden 100 lámparas que se mueven en un orden prescripto frente a ídolos de dioses y diosas, y algunas veces frente a personas importantes”. Explica, por ejemplo, el Dr. Shashi Tharoor, en su glosario a La gran novela india, “Aarti: rito religioso hindú que consiste en agitar ceremoniosamente lámparas encendidas frente al objeto al que se pretende adorar o venerar.” 
Lo que recibió el Papa en aquel viaje a la India sobre su frente no está claro por la mala definición de la fotografía. Es posible que se trate del tilak o tilaka (una o varias líneas), que simboliza el tercer ojo, el ojo de la mente, que se asocia -en la tradición hindú- con la iluminación espiritual de los dioses. Otra posibilidad es que sea el bindi (un punto o marca circular, tiene muchos nombres distintos según la región) que representa la sexta chacra del Hinduismo, punto de fuga de la energía libidinosa. 
Claramente vemos entonces que lo que se hizo a Juan Pablo II no fue un “Aarti” y que, aún cuando no fuese la marca de Shiva, se trató de un acto de origen hindú con fuertes connotaciones idolátricas. 
Y para sustentar este argumento sobre el irenismo de la ceremonia, traemos a colación dos testimonios. Primero, el del Rev. Paul Collins, quien, en su libro Christian inculturation in India, explica el uso sincrético de símbolos paganos por neoconversos indios, en este caso anglicanos. Entre ellos, se menciona varias veces al “aarti”, el “tercer ojo”, etc., junto a otras prácticas hinduistas. 
En segundo término, tenemos la nota del ceremoniero del Papa Juan Pablo II y encargado de la organización de esta ceremonia, Misa Votiva de Cristo Luz del Mundo, durante la Visita Pastoral a Nueva Delhi en noviembre de 1999, Mons. Piero Marini. Dice allí: “La Misa en el Estadio contará con tres danzas indias. Dos a la entrada. La primera será una danza tribal que presidirá a los sacerdotes y obispos hasta el podio antes del arribo del Santo Padre. La segunda será una danza de rezo que presidirá a los cardenales tras el arribo del Papa al Estadio. La tercera será una danza de ofertorio que presidirá a las personas que porten las ofrendas hasta el altar. En el momento de la Doxología, cuando el Santo Padre toma el cáliz y la patena con la Hostia, se realizará el “Aarati”, que es un signo de veneración, por un grupo de jóvenes mujeres. El “Aarati” consistirá en lo siguiente: el Pushpa Arati, movimiento de una bandeja con flores con una Deepak (luz) en el centro y la lluvia de pétalos; el Dhupa Aarati – el homenaje del incienso; el Deepa Aarati – el homenaje de la luz, moviendo el fuego alcanforado y sonando campanillas.” (Nota del Maestro de las Celebraciones Papales del 23 de octubre de 1999.) 
Por lo tanto, las palabras que el Ingeniero Arráiz dirige al Sr. Marcelo con el siguiente tenor “en vez de reflexionar y hacer penitencia por no haber verificado los hechos antes de repetirlos persevere… Yo de ser usted estaría haciendo penitencia y quizá incluso gargarismos con agua bendita.”, debería aplicárselas, en primer lugar, a él mismo. 
Sin otro particular, me despido muy atentamente, esperando no haber perdido el tiempo, 
Juan Rodríguez
(Mendoza)


Fotografía de la polémica y la confusión


REDACCION: Hemos hecho algunas mejoras cosméticas para facilitar la lectura. Sin embargo, conservamos la gramática original.-

16 comentarios:

Anónimo dijo...

El hecho es este:

http://www.trosch.org/jpi/jp01c19/shiva-jpii-s.jpg

http://3.bp.blogspot.com/_CYjXL-z01js/SMGFYAx_MHI/AAAAAAAAAao/k8P-fVIJVIA/s320/shiva-priestess-jp2+giving+the+sign+on+his+head+of+the+3+hindu+godss.jpg

http://www.trosch.org/jpi/jp01c19/shiva-jpii.jpg

Parece que el pulgar de la mujer está apoyado en el entrecejo del Papa.

En el pie de la tercera foto se dice que es para pegarle el signo de Shiva.

Que además de parecer cierta, esa afirmación sea realmente cierta, eso ya es otro asunto.

Por desgracia, aunque NO fuera realmente cierta, seguiría teniendo apariencia de serlo.

Mal asunto.

Anónimo dijo...

Che, ojo con el anónimo que pone cosas de www.trosch.org porque es una web sedevaca y friki, de las que te venden pescado podrido. A mí JP2 no me gusta ni por pienso

Martin Ellingham dijo...

No me sorprende que Arráiz haga este tipo de cosas.

Saludos.

Anónimo dijo...

Anónimo 20:56

Gracias por el aviso.

Me he limitado a googlear imágenes con el texto:

"John Paul II" Shiva

Anónimo dijo...

El manejo poco ético de Arráiz es marca registrada de Infocatólica. No sólo suprime comentarios que son respetuosos y están bien argumentados, sino que cuando dice alguna estupidez (cosa bastante frecuente), luego lo corrige sin decir nada.

Anónimo dijo...

Además referirse con esa total falta de respeto a don Marcelo González, verdadero decano de la prensa católica. ¡Qué desparpajo el de este "ingeniero"! Mejor le haría dedicarse a lo suyo.

Anónimo dijo...

La soberbia y la manipulación son la marca registrada de Infocatólica. No sé cómo hay gente que se respeta a sí misma y todavía tiene coraje para entrar en ese portal.

Sofronio dijo...

Yo no soy nada experto en hinduismo. Así que nada puedo aportar.Pero si quiero resaltar la mesura del comentario y la gran investigación que Juan Rodríguez ha realizado. Realmente es asombrosa su aportación y erudición aportada al tema. Sin dudaJ. Rodríguez es el tipo de comentarista que uno desearía encontrase, porque aunque hubiese desacuerdo, su actitud abre la mente de quien le pueda llevar la contraria, y por eso, es capaz de enseñar.

Era de esperar el desprecio, la arrogancia y la soberbia de Arraiz, propias de quien se guía por consignas, carece de la formación teológica indispensable y ejerce una servil obediencia a las directrices de infocatolica, que pueden coincidir con Luis Fernando, pero que hacen un flaco servicio a la Iglesia de Cristo y que sobre todo, se ha significado reiteradamente con un odio teológico a la Santa Tradición. Hasta el punto de manipular, con absoluto desprecio a las mínimas normas cristianas.

Esta actitud se ha vuelto frecuente en casi todos los blogs de info católica. El único sobresaliente y que merecía la pena leerse, el excelente de Miguel Serrano Cabeza , ha anunciado que deja de escribir. El motivo definitivo para no volver a visitarlos.

Respecto al hecho de qué tipo de señal era, sólo recordar que si 'la mujer del César, además de ser pura ha de parecerlo', cuanto más es exigible a un Papa, cuya importancia es muchísimo mayor que la del mismo César

Marcelo dijo...

Hice un comentario a la nota del Sr. Arraiz en infocatólica, recibiendo la reprobaciòn que el Sr. Juan Rodrìguez cita. Allì, el Sr. Arraiz -entre otras cosas- me acusa de haberme visto propagando lo de marca de Shiva sin verificar los hechos,de perseverar en ello, de hacer un juicio temerario, y hasta me recomienda hacer gargarismo con agua bendita (sic.).

No he podido contestar al Sr. Arraiz, por cuanto luego de mi comentario y su aludida respuesta, se cerrò pràcticamente en forma inmediata la posibilidad de hacer comentarios.

Me interesa dejar claro que no conozco al Sr. Arraiz ni me conoce, fuera de comentarios a posts de infocatòlica, en los que mas allà de disidencias siempre me dirigì con respeto. Mal puede entonces haberme visto propagando nada, ya que en ese sitio -antes del post. de Arraiz- sòlo cuestioné la explicaciòn del P. Iraburu, quièn -a diferencia de Arraiz- reconocìa el hecho en cuestión en su VII post de filolefebrianos.

Es muy interesante el post del Sr. Juan Rodriguez, que me lleva a repetir ahora algo parecido a lo señalado al Sr. Arraiz. Para controvertir lo que fue pùblicamente informado en febrero de 1986, y luego repetidamente cuestionado, generando la perplejidad de muchos catòlicos, y sostener que sòlo fue un saludo "cultural" (ojalà fuera asì !!!), deben traerse elementos mas fehacientes que los indicados en el post de Arraiz. Entiendo que decir esto no es un juicio temerario, mas cuando Juan Pablo II ha realizado actos semejantes con otras religiones, por ej.el beso al Coran.

Aclaro tambièn respecto al anònimo de las 22:58 que no soy Marcelo Gonzalez.
Saludos

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO dice:
Agradezco el excelente estudio que nos ofrece el post. Destacaría lo que señala alguno de los informantes que se lamenta de que se acogieran tradiciones paganas y no tradiciones indias cristianas que tiene que haberlas después de tantos siglos de presencia cristiana allí. Señalo la responsabilidad que tuvo en la inclusión del ritual pagano en la Misa del Papa el ceremoniero PIERO MARINI que, por motivos que más tarde diría, es un tipo siniestro. Y la obsesión papolátrica de Arraiz y cía. que quieren hacernos tragar como sea que hemos tenido durante 26 años un papa grandioso por más que el estado de los seminarios, la vida religiosa y el catolicismo en general sea, por desgracia, decadente.

Martin Ellingham dijo...

Si Arráiz se tomara la molestia de leer Pastor Bonus (nn. 169-170) sabría que el Pontificio Consejo de las Comunicaciones Sociales no tiene competencia para dar una interpretación autorizada acerca del punto que se debate.

Claro que si cualquier papel que viene de un funcionario de la Curia se lee como si fuera el Shemá Israel...

Saludos.

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

El problema con Arraiz no es el contenido de lo que defiende, sino cómo lo defiende. Es ese tipo de argumentadores que uno nunca querría tener de su lado.

Marcelo dijo...

Al Sr.Juan Rodriguez y a la Redacción:

Repito en general el comentario que mandè, y no saliò publicado (supongo que por error informàtico).

Yo hice el comentario que motivò que el Sr. Arraiz me hiciera la reprobaciòn que el Sr. Juan Rodrìguez cita. El Sr. Arraiz me acusò tambièn de haberme visto propagar lo de la marca de Shiva sin verificar los hechos, de perseverar en ello, y de hacer un juicio temerario basado en una difamaciòn.

No pude contestar allì al Sr. Arraiz por cuanto inmediatamente despuès de su respuesta y reprobaciòn a mi persona, se cerraron las posibilidades de hacer comentarios en su sitio.

Me interesa puntualizar aquí lo siguiente. Mi ùnico contacto con el Sr. Arraiz fueron comentarios que hice en infocatòlica, por lo cual se equivoca –en orden a pensar bien, sino diria que miente-- cuando dice que me viò propagando lo de la marca de Shiva. En ese sitio, sòlo me referì marginalmente a esa cuestiòn cuando cuestionè la explicaciòn y defensa que sobre tal hecho daba el P.Iraburu en su VII post sobre lefebvrianos, por cuanto el P. Iraburu reconocìa allì el hecho.

Dado el interesante artìculo del Sr. Juan Rodrìguez que uds. publican, creo que se puede decir algo parecido a lo que dije al Sr. Arraiz. Ante hechos informados públicamente en febrero de 1986, y luego repetidamente cuestionados, generando la perplejidad de muchos catòlicos, si se los quiere negar y sostener que sòlo constituyeron un inocente saludo "cultural" (¡ojalà fuera así!), deben traerse elementos mas fehacientes que los que el Sr. Arraiz trae en su post.
Entiendo que eso no es juicio temerario, mas cuando el protagonista, Juan Pablo II, ha realizado --guste o no-- otros actos semejantes con otras religiones, como el famoso beso al Coran.

Al anònimo de las 22:58, le aclaro que no soy Marcelo Gonzalez.

Saludos

Martin Ellingham dijo...

Ludovicus:

Es el modo de argumentar y la falta de respeto de un mínimo fair play.

Saludos.

Anónimo dijo...

Ludovicus dijo,

La "apologética" sin honestidad intelectual es propaganda, un antitestimonio. No difiere de lo que hace un propagandista de cualquier ideología, secta o partido. En todos ellos, nunca falta un Arraiz.

Casi prefiero un ateo honesto.

Hermenegildo dijo...

Sres. redactores de Infocaótica: no entiendo bien por qué piden más crédito al Sr. Rodríguez. ¿Quizá porque en general está en desacuerdo con este blog?