jueves, 26 de mayo de 2011

Messori se pregunta: ¿un rito?

Vittorio Messori es un renombrado periodista y escritor italiano. Con el fin de la era juanpablista, se ha eclipsado su puesto de entrevistador pontificio. Neocon [¿de tomo y lomo?], en el texto que traducimos a continuación, se hace una pregunta que muchos compartimos:


"Estoy contento [con la instrucción Universae Ecclesiae], ciertamente. Aunque también aquí habría algo que decir. La primera: de la nueva instrucción, que he leído atentamente, surge que el antiguo rito preconciliar y el nuevo surgido de la reforma postconciliar deben ser considerados con igual dignidad y puestos en el mismo plano. Pero si el rito antiguo era bello y bueno, como ahora se reconoce, ¿por qué ha sido sustituido? ¿Por qué, mejor dicho, ha sido trastornado? Si sólo se quería cambiar la lengua, ¿por qué no ha sido traducido del latín con algunos retoques, aquí y allí, como ha ocurrido otras veces en la historia de la Iglesia? Por otro lado, pienso que esta comprensión del Papa Ratzinger, esta mano tendida, este intento de reconciliación no disuadirá a los herederos de Lefebvre. De hecho, estoy convencido que el verdadero problema no es para ellos la liturgia, la Misa en latín. Hay dos perspectivas diversas de la Iglesia, dos lecturas diversas del Evangelio."

9 comentarios:

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo con calificar a Messori de "neocon de tomo y lomo". Su postura crítica ante Juan Pablo II ante el pedido de perdón pontificio del 2000 ("carta a un papa penitente") creo que ya lo excluye de la mencionada categoría.

M.M.

Redacción dijo...

M.M., tal vez fuera mejor decir neocon desencantado.

Anónimo dijo...

El problema está en los motivos que, desde 1969, llevaron y siguen llevando a los sucesores de los apóstoles a rechazar de forma tajante y casi universal el único rito válido hasta entonces.

Un rito calificado por el Papa como "bello y bueno". Un rito reclamado por los fieles. Y una reclamación reconocida y aceptada por el Papa pero resistida "de facto" por la inmensa mayoría de obispos.

Tiene razón Messori: lo que pasa, sea lo que sea, no es algo circunscrito al rito gregoriano.

Tras mostrar lo contradictorio de la situación actual a través de una serie de preguntas, Messori parece terminar sugiriendo que la clave de esa contradicción está principalmente en el deseo del Papa de integrar a "los herederos de Lefebvre".

Desde este punto de vista, parece como si Messori insinuara que sólo los "herederos de Lefebvre" ha pedido el rito gregoriano.

Si eso fuera así, todo quedaría explicado: el rito gregoriano sólo sería una "concesión" caritativa del Papa a unos fieles anclados en el pasado. Ahora bien, no está del todo claro que eso sea así.

Por un lado, no creo que el card. Ottaviani, Dietrich von Hildebrand, Romano Amerio, mons. Gherardini, o mons. Malcolm Ranjith estuvieran de acuerdo con esa hipotética conclusión de Vittorio Messori.

Por otro, lo que aún es más interesante, no creo que el Papa mismo estuviera de acuerdo. Por eso no habría desautorizado las palabras de mons. Kurt Koch:

"The pope's long-term aim is not simply to allow the old and new rites to coexist, but to move toward a "common rite" that is shaped by the mutual enrichment of the two Mass forms"

http://www.catholicnews.com/data/stories/cns/1101922.htm

Así pues, aquí se estaría ventilando algo más que el deseo del Santo Padre de integrar en la estructura canónica de la Iglesia a los "herederos de Lefebvre" por medio de la liberación canónica de la celebración del rito gregoriano.

Como Messori sólo quiere mirar la situación de los "herederos de Lefebvre", no puede mostrar la parte más importante del fenómeno en el que está inmersa la Iglesia: una nueva reforma litúrgica que sólo el Papa parece querer llevar adelante.

Capitán J. Sparrow dijo...

A lo mejor este señor lo que quiere es mantener su imagen de prestigioso infovaticanista, generando reflexión-basura que es el equivalente intraeclesial de las noticias-basura.

Porque aportar, lo que aporta no es mucho ni viene a cuento, y flaco favor nos hacemos al reflejar semejante tontería que, de paso, es una puñalada trapera a las verdaderas intenciones del Papa.

Anónimo dijo...

Redacción,

"neocon desencantado" le sienta mucho mejor. (el prólogo de Messori al libro de Nicolo Bux creo que va en ese sentido)

M.M.

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO dice:
El insistir en lo absurdo de la afirmación de "dos formas de un único rito" es positivo. No es el primero que lo hace porque, si no me equivoco Mons. Nicola Bux ya ha escrito sobre esto, pero no deja de ser una aportación más. Y también creo injusto llamarme neo-con de tomo y lomo, porque mostró discernimiento y sano sentido crítico con algunas iniciativas juanpablistas -como que asistiera el Papa a un concierto de rock- cosa inconcebible en un neocon hispánico, por ejemplo.

Anónimo dijo...

Para mi si aporta, lo de "dos modos del mismo rito" es la salida elegante que ha encontrado el Papa para, de alguna manera , deshacer el entuert....no puede decir después de cuarenta años y cuatro papas que la celebraron como única opción... "la Misa nueva no sirve; volvamos para atrás todo de un plumazo"...no creo que sea bueno para los sencillos, los cambios no deben ser "de repente"

Yo coincido bastante con el análisis que hace Messori.


Güalichu

Capitán J. Sparrow dijo...

Aportará. Pero poco menos que reduce el SP y la UE a una mano tendida y generosa para la reconciliación, etc, etc. Siendo éste solo unos de los puntos, y mencionados en la instrucción no así en el Motu.

La reforma de Benedicto XVI es para toda la Iglesia y aquí sacar a los lefes es tirar piedras contra ella.

Un ronin católico dijo...

"De hecho, estoy convencido que el verdadero problema no es para ellos la liturgia, la Misa en latín. Hay dos perspectivas diversas de la Iglesia, dos lecturas diversas del Evangelio."

____________________________________

Por eso precisamente existe el problema litúrgico. Y por eso hay que empezar a unificar la Iglesia desde la unidad de la oración oficial de la misma.