lunes, 16 de mayo de 2011

Curiosidad

Un amigo del blog, antropólogo, estaba buscando por Youtube acerca de cultos-cargo en Melanesia y se topó con este video que colgamos a continuación.

Justamente suele sacarse la fotografía de la Misa de Juan Pablo II en Nueva Guinea junto a una señora -de no muy buen ver, por cierto- con sus ubres al aire, con el regocijo y solaz de friki-tradis variados. No obstante, esa fotografía siempre nos chocó.

El video que aquí os envíamos incluye una misa en Papúa antes del Concilio Vaticano II, y se ve como hombres y mujeres comulgan devotamente... pero escasos de ropa.

No tiene desperdicio. Fijaos a partir del minuto 2.30 hasta el 4.45.




16 comentarios:

tobi, el niño con alas dijo...

Que esta gente con esas caritas se pueda salvar es una tranquilidad para Arraiz. Bien por él.

Anónimo dijo...

FABULOSO. IMPRESIONANTE. El video tira por tierra muchas pavadas dichas por ciertos tradis, pero tambien muestra la unción y devoción de esos mas humildes y olvidados justamente a través de los viejos sacramentos, catequesis y misa de siempre.
Para pensar un buen rato.
Daniel

Anónimo dijo...

Si ustedes equiparan la responsabilidad de ese sacerdote misionero con una tribu anclada en el paleolítico,como bien se ve en el vídeo, con la de Juan Pablo II ante un acto cuyo protocolo ha sido cuidadosamente preparado, es que decididamente han perdido el juicio.

Es alabar la enseñanza de ese sacrdote, que enseñó a comulgar en la boca y de rodillas; así se ve en el vídeo que los indígenas comulgan de rodillas y en la boca, apesar de que aún no están muy inciados.

El vídeo lo que muestra es precisamente lo contrario de lo que ustedes dicen: Un misonero,una monja y una comunidad que van todos en tropel al Santo Sacrificio de la Misa al toque de la campana, dejando toda labor. Así eran las misiones antes; en ellas se anunciaba a Cristo y se ayudaba a las necesidades de la comunidad. La gente creía y luego se la iba catequizando. Pero ahora con la inculturización ¿A quién se anuncia ? Las misiones estásn paralizadas.

Si siguen así terminarán bendecidos por Rouco o quizás por Mons. Nourrichard

Iraburu estará encantado con sus simplezas.

Oígan ustedes, una cosa es atacar una posición por sedevacantista y otra distinta es aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladilid, todo vale, incluso negar la realidad. Los gestos desafortunados, que fueron muchos, del beato Juan Pablo II están ahí para siempre; esos gestos de quien tenía encomendada la misión de confirmar a sus hermanos, crearon una confusión enorme en muchos fieles; eso ni quita ni pone a su beatitud, pues también hizo cosas buenas ¿Quién no ha cometido errores? Pero llegar hasta rebajar la gravedad con esta ridícula prueba que presentas, ya es el como de los colmos.

Aunque el sacerdote en medio de un inhospito lugar, sin medios, ni papamoviles, ni aviones, ni jefes de protocolo, ni comisiones que le asesoran..hubiera cometido error, cosa que no hizo ¿ cómo se puede comparar su responsabilidad con la del Papa, aunque sólo sea por el minículo número de fieles del misionero frente a los millones del Papa?
Ciertamente ridículo. Algo así no lo habría firmado Iraburu jamás; es más inteligente y sobre todo, errado o no, muchos más coherente.

Anónimo dijo...

La "gracia" de la misa de Juan Pablo II en Nueva Guinea-Papuasia es que la lectora estaba acabando sus estudios en la Secondary School local, y que tenía más facilidad para hablar en inglés que en su lengua nativa.

A partir de la Segunda Guerra Mundial, el trabajo apostólico de los Misioneros del Sagrado Corazón en Nueva-Guinea Papuasia fue muy intenso, y produjo abudantes frutos de conversión e, inevitablmente, también de occidentalización.

Así, nuestra lectora de la epístola iba en topless más por "pose" étnica que porque fuera su forma habitual de vestir los días laborables o festivos...

Más bien parece que el encargado de liturgia quería algo de color "étnico", aún a costa del decoro que debería rodear siempre la liturgia de la Santa Misa.

San Antonio María Claret, siendo obispo de La Habana, envió de vuelta a casa a más de un niño que acudía a la Santa Misa desnudo. Y mons. Lefebvre no permitía según qué cosas en las zonas bajo su jurisdicción en África.

En el caso del vídeo traído aquí, se trata de una zona, aparentemente, todavía no occidentalizada.

A no ser que la mayoría de los niños sepan leer y escribir correctamente en inglés, como era el caso de "nuestra" lectora de la epístola, creo que se trata de algo distinto.

Por eso este vídeo no es escandaloso, pero la foto de la Misa con Juan Pablo II sí lo es.

http://radiocristiandad.files.wordpress.com/2011/05/newguinea.jpg

Martin Ellingham dijo...

En el museo de un convento histórico hay fotos de franciscanos que misionaban entre aborígenes, en el siglo XIX y en las primeras décadas del XX. Varias fotos muestran que se toleraba la asistencia a Misa con pocas ropas.

Saludos.

Anónimo dijo...

Una diferencia más, es que la mujer en 'top less' de Papua Guinea fue encargada de hacer una de las Lecturas, que en el Rito tradicional sólo haría el sacerdote o un diácono, cosa que estos indígenas no hacen. Estos fieles no ejercen ningún ministerio extraordinario.Allí estaba el Papa con todos los medios disponibles, aquí unos fieles que aún ni entraron en la edad del bronce.
Los frutos son claros: aquí con al Antigua Misa hay reverencia al Santísimo; los abusos amparados en el novus ordo, son tantos...., porque se ha protastentizado la Misa, y ya se sabe que los protestantes no creen en la transubtanciación.
A mi personalmente el vídeo me ha parecido maravilloso, recordándome lo que hemos dejado en el camino. Se ve palpable aquel ímpetu misionero de antaño, desparecido hoy y sacrficado a lo políticamente correcto y al diálogo interreligioso; se nota la devoción y piedad de los fieles.

Me gustaría que mostrasen una misa novus ordo en una misión ( y que se oíga la homilía o el miting y la reverencia al santísmo, si la hubiere) para ver la diferencia.

Traer este ejemplo contra los frutos de la Misa Tradicional ha sido un gran error; y hacer caer una sospecha sobre los frutos del santo Sacrificio en la forma extraordinaria y Tradicional, es muchísmo más grave de que un error.

Leí este blog con entusiasmo al principio; pero cada vez, la decepción es mayor.

Viendo algunas intervenciones de sus habituales comentaristas en el pasado, fuera de este lugar, es para preguntarse legítimamentes si es un caballo de Troya.

Anónimo dijo...

¡Tomá!
Es para Iraburu y su "elogio del pudor" que lo miran por TV

El Pelau

Anónimo dijo...

Cerrar la pagina y uniros a infocatolica, sois iguales , dais asco.

Anónimo dijo...

Martin Ellingham:

"En el museo de un convento histórico hay fotos de franciscanos que misionaban entre aborígenes, en el siglo XIX y en las primeras décadas del XX. Varias fotos muestran que se toleraba la asistencia a Misa con pocas ropas."

Es cierto, pero no es menos cierto que aquellos aborígenes ni estudiaban en inglés en las Highschool locales, ni "hacían" las lecturas en las misas en las que participa el Papa.

¿Cuántos Papas se han dejado fotografíar al lado de aborígenes angloparlantes desnudas de cintura para arriba?

Creo que sólo uno.

¿No sería delicioso que editaran estampitas con el beato Papa Juan Pablo II acompañado de alguna de las aborígenes semidesnudas...? (O besando en Corán, o rezando junto al Dalai-Lama, o con las gafas de Bono-U2, o con sombrero mariachi, o remedando unos anteojos, o...)

Desde luego, intensificaría el cambio de imagen del Papado.

Si un Papa hace esto:
http://www.josemariaescriva.info/image/john+paul2.jpg

No es extraño que un miserable tenga con él esta actitud en público:
http://romancatholicworld.files.wordpress.com/2011/03/fidel-castro-and-pope-john-paul-ii.png

¿No es "estupendo-chupi-guay"?
http://1.bp.blogspot.com/_XmYOKCf6IcI/TTHEfaVslOI/AAAAAAAAAAU/u6oBhMRyBoA/s1600/pop+john+paul+ii+sunglasses.jpg

Quaerens dijo...

También con la vigencia plena del Misal de Juan XXIII en el año 1965 se compuso una obra tan hermosa como la Misa Luba, congoleña, en la que no hay un ápice de tradición musical occidental.

Me parece hermosísimo el vídeo.

Anónimo dijo...

Pedro Hispano dice:
Comparto la postura de quienes no ven proporcionado el poner en relación las escenas de este video con la de la de la misa de Juan Pablo II por las razones mismas que esos comentaristas exponen.
Lo que sí es para llorar es el contraste entre el ambiente edificante de esa misión del preconcilio con las actuales.

Marcelo dijo...

A la redacciòn:
¿Cual es el objeto del comentario del post y del video?
¿Justificar acaso aquella liturgia, y otros encuentros, de Juan Pablo II con gente con pocas ropas -o casi semidesnuda- difundidas urbi et orbi, como obviamente sucede con los medios masivos actualmente disponibles?
¿Demostrar que eso viene de la "tradiciòn" en las misiones, y nada menos que con el mismo rito tridentino?
¿Atacar cierto puritanismo vigente en algunos medios tradicionalistas y conservadores?
Seria bueno que precisen, con fundamento y doctrina, la cuestiòn y vuestro pensamiento. Porque asì como està, lo ùnico que se logra es aumentar la confusiòn y generar mas escàndalo.

Anónimo dijo...

A mi me parece que el vídeo es un montaje con otros fines.

No soy experto, pero hasta para un analfabeto como yo, es obvio que esa definición de líneas y colores no pertenece a la década de los sesenta (comienzo del tecnicolor), ni a los de los setenta, donde ya habían extingudo todo reflejo de la Misa Tridentina; tampoco a la de los ochenta;

El antrópologo no se si sabrá algo de antropología, pero de definción es seguro que no sabe nada. Como se deje engañar de esta manera, es muy probable que confunda un occipal con un arpón magdelaniense (cosas de la Logse).

Un vídeo así sólo se habría podido grabar en vhs, por ejemplo, a finales de los noventa, pero nunca conservaría esa calidad al digitalizarlo. Para esa época, ya los modernistas habían arrasado con todo vestigio de lña Misa Tridentina, y en primer lugar en los paaises de misión, donde se introdujo el veneno de la inculturización rapídamente.

No me parece nada serio esto, señores de infocaotica; si así son el resto de las pruebas en sus artículos..., más vale que no se dediquen a escribir.

Es lamentable que se use este montaje, hecho con otros propósitos, para atacar los frutos de la Misa Tradicional.

Anónimo dijo...

Martin Ellingham:

"En el museo de un convento histórico hay fotos de franciscanos que misionaban entre aborígenes, en el siglo XIX y en las primeras décadas del XX. Varias fotos muestran que se toleraba la asistencia a Misa con pocas ropas."

Eso es cierto, pero no es menos cierto que aquellos aborígenes ni estudiaban en inglés en las Highschool locales, ni "hacían" las lecturas en las misas en las que participaba el Papa.

¿Cuántos Papas se han dejado fotografíar al lado de aborígenes angloparlantes desnudas de cintura para arriba?

Creo que sólo uno.

¿No sería "fantástico" que editaran estampitas con el beato Papa Juan Pablo II acompañado de alguna de las aborígenes angloparlantes semidesnudas, besando en Corán, rezando en Asís al lado del Dalai-Lama, con las gafas de Bono-U2, con un sombrero mariachi, con plumas en la cabeza, siendo "bendecido" con un falo de toro, remedando unos anteojos, etc...?

Desde luego, intensificaría el cambio de imagen del Papado.

Si un Papa hace esto:
http://www.josemariaescriva.info/image/john+paul2.jpg

Es porque es "mega-guay":
http://1.bp.blogspot.com/_XmYOKCf6IcI/TTHEfaVslOI/AAAAAAAAAAU/u6oBhMRyBoA/s1600/pop+john+paul+ii+sunglasses.jpg

Como diría el Bart Simpson de Matt Groening: "¡Mola...!"

Martin Ellingham dijo...

Anónimo 10:42:

Contra los hechos no valen los argumentos. De las fotos que menciono se infiere que los franciscanos toleraban faltas de pudor de unos aborígenes misionados. La tolerancia es una conducta omisiva, buena, si hay causa proporcionada; mala si no la hay. Ignoro si hubo causa proporcionada en el caso. Es la doctrina tradicional de Pío XII en su célebre alocución Ci Riese (1953).

No hablé del caso de Juan Pablo II. Y en verdad ignoro si consideró que había causa proporcionada para tolerar la semi-desnudez de la mujer de la foto.

Juzgar moralmente una conducta positiva es más fácil que hacerlo respecto de una conducta omisiva

Saludos.

Redacción dijo...

Estimados,

Dado que soy el responsable de la introducción de tal video, y habida cuenta de las reacciones manifestadas por los benevolentes y sufridos comentaristas, mis sodales en la co-redacción de este humilde blog, me piden que os dirija una respuesta. Lo haré de la manera más sintética posible para que podáis dar vuestros pareceres con la habitual mesura, y así no tener que volver sobre mis propias aclaraciones.

1) Me ha parecido que podría ser muy interesante introducir el video en cuestión por establecer una comparación con la susodicha misa de JPII, y de ahí poder extraer algunas conclusiones.
2) Se podría incidir, por ejemplo, en que hay actos y actitudes públicas cuya naturaleza confusionaria no está tanto en su propia naturaleza plástica, "in re", sino más bien en las motivaciones, las circunstancias y las condiciones objetivas que la prudencia pudieran aconsejar. Al analizar el problema, podríamos incidir que el problema no está en que una nativa esté escasa de ropa en una Misa, pues a través de este documento, como de otros documentos escritos de misiones en épocas pretéritas, conocemos que no era algo inusual. Por lo tanto no podemos concluir que tal situación sea intrínsecamente perversa.
3) Por ello, esperaba que pudiéramos pensar que acaso lo que antaño se presentaba como prudencia pastoral, con la noción de que la fe es gradual y de que los esquemas culturales no son de suyo revelados, contrasta en la actualidad con una mera adhesión a la moda de un "multiculturalismo" mal entendido, meramente escénico y que tampoco responde a las circunstancias actuales de un pueblo determinado.
4) Así, vemos un pueblo con una devoción notable, tanto en la asistencia a esa Misa como en el momento de la sagrada comunión, en contraste con esas modas a las que me refería antes que -como alguno ha indicado más arriba- no responde más que a unirse a las modas interculturalistas del momento.
5) Precisamente de tal comparación podemos -si pensamos un poco- extraer lo que en este video hay de real y motivado por las circunstancias, y reconocer que en tales misas papales -como la de Papúa a la que me refería- excluida la necesidad de la ausencia de atuendo -y también la devoción que podemos observar en ese vídeo- llegamos a ver que en lo que en un caso es necesidad, pruedencia pastoral - y una celebración digna, dicho sea de paso- en el otro caso contrasta la artificiosidad, la teatralidad y la adhesión a una moda, pero ya sin la devoción al sacramento que podríamos extraer de tal video.
6) Hay quien expone dudas sobre la realidad de tal vídeo, proponiendo un montaje. Esto puede ayudar a pensar que de la tesis "una misa con una señora en tetas es diacrónica y comparativamente impensable" a pensar en términos de circunstancias, necesidad y prudencia.
Y por el momento nada más.