sábado, 7 de mayo de 2011

Carta de un demonio a su sobrino

Mi querido Orugario:

Luego de hacer creer a los humanos que nuestro padre no existe, y que nosotros somos seres mitológicos, de un estadio mágico en la evolución cultural de la humanidad, nuestra mayor conquista desde la década de 1960 ha sido que los asquerosos católicos perdieran el sentido de lo sagrado y se hicieran incapaces de elevarse hacia los misterios de su religión.

Tomo nota de lo que dices acerca de un motu proprio de ese mago blanco al que esos desagradables llaman papa. Ese anciano alemán quiere destruir lo que con tanto trabajo hemos construido en las últimas décadas. ¡No podemos permitirlo!

Ya sabes que el mago blanco es un germano terco por lo que no merece la pena que le tientes para que cambie de parecer. Deberás concentrar tus esfuerzos en los cardenales, los monsignori de la curia romana y particularmente en los obispos. Sí, esos idiotas mitrados que nos son tan útiles cuando creen que su función es hacer política, ser buenos administradores diocesanos y convocar a multitudes de jóvenes para las JMJ. De todos ellos tendrás que lograr una silenciosa pero eficaz oposición a las iniciativas de venenito/16.

Y si a un obispo se le ocurre aplicar ese horrible motu proprio, le susurrarás alguna de las ideas que te propongo aquí:

- Admitir dos misales significa alentar las elecciones subjetivas, los caprichos de singularidad de grupos insignificantes, que dañan la unidad litúrgica de la Iglesia, conquistada con tanto esfuerzo después del vaticano II.

- Los tradicionalistas quieren el rito antiguo sólo por folklore. No son más que un puñado de nostálgicos, fascistas, enemigos de la democracia que supimos construir.

- Admitir la misa gregoriana producirá divisiones y contrastes en las parroquias, para satisfacer a un pequeño sector de la iglesia que está interesados en el rito tridentino sólo por curiosidad, por cambiar un poco. Es una forma ritual arcaica.

- La misa antigua es para los ancianos, alejará a los jóvenes -que no la entienden, pues ya no estudian latín en la escuela- y hará disminuir las vocaciones.

- Se trata de un rito pobre, que no está abierto al enriquecimiento de la liturgia de la palabra, que no tiene la oración de los fieles, con todas sus peticiones de progreso temporal.

- El papa ha concedido el motu proprio sólo para hacer entrar en comunión a los cismáticos lefebvrianos, no para difundir indiscriminadamente la misa de trento. Como los grupos que la piden no son cismáticos lefebvrianos, no es una opción válida para ellos.

- La misa gregoriana no podrá ser admitida en esta diócesis por razones pastorales. No se adapta a las necesidades y aspiraciones de esta iglesia particular. No hay demanda suficiente de parte de los fieles y carecemos de sacerdotes idóneos que estén dispuestas a celebrarla.

- La misa antigua expresa una eclesiología y una teología que ha sido abandonada por el vaticano II. Es algo incompatible con los grandes logros conciliares.

- Los interesados en la misa antigua son cismáticos materiales o filo-cismáticos. Si se les concede la misa gregoriana se sentirán fortalecidos en sus posiciones.

Nuestro departamento de publicidad está trabajando para mejorar las tentaciones contra ese motu proprio. En mi próxima epístola, te pondré al tanto de las novedades.

Tu cariñoso tío,

ESCRUTOPO.


26 comentarios:

Anónimo dijo...

Las victorias del Demonio, por más apabullantes que puedan parecer, nunca son completas.

Así, hasta quien puso en duda el que alguien pudiera llegar a experimentar el estado teológico del Infierno hubo de reconocer las causas de la creación de l'Ecône.

Hans Urs von Balthasar: "The True Background to Ecône."

http://www.sspxasia.com/Documents/Archbishop-Lefebvre/Apologia/Vol_three/Chapter_5.htm

Tras leer el texto de von Balthasar quedan bien claras las falacias de nuestro estimado enemigo, el tío Escrutopo.

richdad dijo...

Siempre me gusta narrar el nacimiento de Econe, en el año de 1968, cuando la revuelta estudiantil que de París se contagió al mundo. El seminario Francés de Roma, puso en sus balcones la bandera roja de la hoz y el martillo para apoyar la rebelión marxista. 6 de los seminaristas salieron ése día para no volver jamás. Buscaron a msr. Lefebvre y le pidieron un imposible: fundar un seminario donde se pudiera seguir aprendiendo la doctrina católica de las edades, lo más tradicional posible. Marcel Lefebvre era un hombre en el retiro, cansado, sin dinero y sin influencias. Y con mala fama de "integrista". Pero comenzó a rodar la pelota y obra de Dios, se fundó el seminario. Y hoy día está por comenzar el sexto seminario de la FSSPX en Virginia, EEUU. Lo que falta es espacio para las vocaciones. Acaso será brujería? O será el Espíritu Santo?

Anónimo dijo...

Es una historia muy bella.

"The Beginning of Ecône"
http://www.sspxasia.com/Documents/Archbishop-Lefebvre/Apologia/Vol_one/Chapter_2.htm

Un ronin católico dijo...

Este tipo de textos queda bien para mover a los convencidos, pero en buen discurso no demuestran nada porque de la misma manera se pueden redactar en muchas formas distintas y situaciones variadas.

Y si no pregunten a la otra parte que les puede hacer uno similar pero de signo opuesto.

A lo más que se puede llegar con este tipo de textos es a constatar que hay gente opuesta al Motu y gente a favor del Motu pero poca cosa en cuanto a la verdad del mismo y su autoridad.

Anónimo dijo...

Me parece que el texto, en la línea de las Cartas de Lewis, quiere expresar lo que de hecho sucede en la Iglesia. No pretende demostrar propiamente una tesis teológica. Por cierto, si cualquier desobediencia fuera cismática, como se insinúa en el mundillo iraburrita, habría que decir que un nutrido grupo de obispos europeos y americanos están en “cisma no declarado”.

Un ronin católico dijo...

Propiamente el cisma es el rechazo de la sujeción al Sumo Pontífice o de la comunión con los miembros de la Iglesia a él sometidos.


Por tanto no toda desobediencia es cismática, del mismo modo que uno puede mostrarse obediente y sujeto al Romano Pontífice, pero cismático en cuanto niega la comunión con los miembros de la Iglesia a él sometidos.

A efectos prácticos no me gusta hablar de cisma mientras que no haya sido declarado como tal por aquel que tiene la potestad para ello, por mucho que la pena sea latae sententiae y por mucho que se vea un cisma encubierto en personas o actitudes.

Anónimo dijo...

A Richard; siempre me gusta narrar el nacimiento del Islam, hubo una vez un pobre hombre llamado Mahoma.......y ahora son millones. Acaso será brujería? O será el Espíritu Santo?

Anónimo dijo...

Ronin católico

Lo que tí no te gusta hacer tampoco lo hace el Papa actual, a la luz de un Vaticano II y un Código Canónico, que Iraburu dice acatar.

Anónimo dijo...

¿Quién habló de demostrar nada?

Los textos descriptivos describen, aportando datos y testimonios. Nada más. Por eso decimos de ellos que son (o no) exactos, y que nos parecen (o no) bellos.

El texto de Michael Davies sobre el origen de l'Ecône no demuestra nada. Se limita a narrar unos hechos desde su perspectiva, tal y como todos hacemos aquí.

Lo que pasa es que cuando coinciden las descripciones y los datos presentados por observadores de opiniones contrarias, tienen bastante más valor testimonial que cuando no lo hacen.

De ahí el valor informativo y testimonial del texto de von Balthasar, que desde luego no era un filolefe. (¿O sí...?)

En cualquier caso, parece que todos los testimonios son unánimes al afirmar que los filolefes nunca han asesinado en nombre de su "filolefeidad".

De hecho, ni siquiera han llamado a la policía para que detuviera a un sacerdote progresista mientras oficiaba un rito canónicamente ilícito, llevándoselo a rastras.

https://lh3.googleusercontent.com/_q-KeV6g4ZHY/TXoo7sRmaKI/AAAAAAAAITE/X3X98LcuV_8/s512/1987_Versailles_Bishop_calls_Police_to_arrest_priest_in_traditional_Mass.jpg

Por otra parte, todavía no ha habido que vender ningún bien filolefe a causa de la bancarrota provocada por millonarios acuerdos extrajudiciales de pago de indemnizaciones a las víctimas de casos de abusos sexuales a menores.

http://en.wikipedia.org/wiki/Abuse_by_members_of_Roman_Catholic_orders

http://en.wikipedia.org/wiki/Roman_Catholic_sex_abuse_cases_by_country

http://www.traditioninaction.org/HotTopics/a01Pedophilia_crisis.htm

http://www.traditioninaction.org/bev/120bev03-05-2010.htm

http://www.traditioninaction.org/bev/133bev04_29_2011.htm

¿Acaso será brujería? ¿O será el Espíritu Santo?

Miles Dei dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Un ronin católico dijo...

Desde luego, que en un seminario católico se coloque la bandera de la hoz y el martillo y seis seminaristas tengan que marchar de la disciplina de la diócesis para poder formarse sí que se puede calificar de demoniaco.

Anónimo dijo...

Si sigues leyendo el vol. 1 de la "Apologia", verás algunas cosas más que sólo pueden calificarse como demoníacas.

richdad dijo...

Al diablo hay que correrle, Ronin.
Mientras que el seminario de Econe se fundó con todos los permisos de la diócesis y recibió inspecciones de Roma, alcanzando altas marcas en todos los órdenes. Cuando vieron que los demás seminarios perdían alumnos o se cerraban por falta de vocaciones, les dió envidia y quisieron cerrar Econe. Y allí comenzó la épica batalla.
No pequemos de ignorancia, Ronin. La prensa secular siempre ha atacado a Monseñor Lefebvre: pura artillería pesada. Lo han tildado hasta de nazi, cuando el padre del arzobispo murió en un campo de concentración alemán, por sus actividades en la resistencia. Pero él nunca se anduvo adjudicando el papel hipócrita de víctima.
Lo que es católico, la prensa lo ataca rabiosamente. Veamos el caso del papa Pío XII. En cambio, al turbobeato lo han mimado inconsumerablemente, saliendo en las portadas con su agradable sonrisa y su carisma. Pero a sus pies dejó un cataclismo de proporciones bíblicas. La Iglesia en ruinas.

Anónimo dijo...

Las órdenes religiosas, los seminarios y las iglesias se van vaciando , abusos, escándalos sexuales y homosexuales. El Espíritu Santo? No! Es brujería. Hay que exorcizar toda la Iglesia, para echar fuera el humo de Satanás.

Anónimo dijo...

En 1965, como Obispo de Cracovia, Karol Wojtyla discute con un amigo el fenómeno de la inculturación, diciendo:
«Ciertamente preservaremos los elementos de base: el pan y el vino, pero todo el resto será cambiado según las tradiciones
locales: palabras, gestos, colores, vestimentas, cánticos, arquitectura, decoraciones…
¡El problema de la reforma litúrgica es inmenso!
».
Cf: Chiesa Viva AÑO XL - N° 430
SETIEMBRE 2010

Anónimo dijo...

Juan Pablo II, en su libro “Varcare la soglia della speranza”, tiene otras bellas páginas, aunque con pasajes erróneos y materialmente “heréticos”.
Como ejemplo:
Según JPII, Jesús es Hijo consustancial del Padre, pero también se puede rechazar. «Puede rechazarse todo esto, escribir con letra mayúscula “Dios no tiene un Hijo”
». «Jesucristo no es Hijo de Dios, sino solo uno de los profetas» (pag. 9).
¿Juan Pablo II habla de la posibilidad física o moral de este rechazo de la Revelación de la Divinidad del Verbo?
Es como que al disculparse, agrega: «¿Pueden extrañarse de tales posiciones cuando sabemos que el propio Pedro tuvo a ese respecto, dificultades?» (pag. 9).
¿Pero Juan Pablo II se vale del pecado de Pedro para no asombrarse del Judaísmo y del Islam, que creen que Jesús era apenas un hombre? De hecho, prosigue:
«¿Es de extrañarse que, igual que aquellos que creen en el Dios único… encuentren
difícil aceptar la fe en un Dios cruficado?. Así, pues, en el propio centro de la gran tradición monoteísta se introdujo esta profunda laceración» (pag. 9).

Resistamos al juanpablismo

Redacción dijo...

Anónimo:

Una herejía es la negación o duda pertinaz de una verdad de fe divina y católica. Para probar una herejía, no basta con citar textos ambiguos, ni con tomar frases aisladas, fuera de contexto, y así "demostrar" lo que de antemano se cree una verdad evidente por sí misma.

La ideología delirante de sujetos como los hermanos Dimond o Radio Cristiandad es mucho más peligrosa que el juanpablismo.

Un ronin católico dijo...

Tiene lereles la manipulación del texto de Juan Pablo II. Desde luego que sí. Esto es más peligroso que cualquier otra cosa.

El texto entero:

Esta Iglesia confiesa: «Tú eres Cristo, el Hijo de Dios vivo.» Esto confiesa la Iglesia a través de los siglos, junto con todos los que comparten su fe. Junto con todos aquellos a quienes el Padre ha revelado al Hijo en el Espíritu Santo, así como a quienes el Hijo en el Espíritu Santo ha revelado al Padre (cfr. Mateo 11,25-27).

Esta revelación es definitiva, sólo se la puede aceptar o rechazar. Se la puede aceptar, confesando a Dios, Padre Omnipotente, Creador del cielo y de la tierra, y a Jesucristo, el Hijo, de la misma sustancia que el Padre y el Espíritu Santo, que es el Señor y da la vida. O bien se puede rechazar todo esto, y escribir con mayúsculas: «Dios no tiene un Hijo»; «Jesucristo no es el Hijo de Dios, es solamente uno de los profetas, aunque no el último; es solamente un hombre.»

¿Se puede uno sorprender de tales posturas cuando sabemos que Pedro mismo tuvo dificultades a este respecto? Él creía en el Hijo de Dios, pero no acababa de aceptar que este Hijo de Dios, como hombre, pudiese ser flagelado, coronado de espinas, y tuviese que morir luego en la cruz.

¿Cabe sorprenderse si hasta los que creen en un Dios único, del cual Abraham fue testigo, encuentran difícil aceptar la fe en un Dios crucificado? Éstos sostienen que Dios únicamente puede ser potente y grandioso, absolutamente trascendente y bello en Su poder, santo, e inalcanzable por el hombre. ¡Dios sólo puede ser así! No puede ser Padre e Hijo y Espíritu Santo. No puede ser Amor que se da y que permite que se Le vea, que se Le oiga, que se Le imite como hombre, que se Le ate, que se Le abofetee y que se Le crucifique. ¡Eso no puede ser Dios...! Así que en el centro mismo de la gran tradición monoteísta se ha introducido esta profunda desgarradura.

En la Iglesia -edificada sobre la roca que es Cristo- Pedro, los apóstoles y sus sucesores son testigos de Dios crucificado y resucitado en Cristo. De ese modo, son testigos de la vida que es más fuerte que la muerte. Son testigos de Dios que da la vida porque es Amor (cfr. 1 Juan 4,8). Son testigos porque han visto, oído y tocado con las manos, con los ojos y los oídos de Pedro, de Juan y de tantos otros. Pero Cristo dijo a Tomás; «¡Bienaventurados los que, aun sin haber visto, creerán!» (Juan 20,29).


Juan Pablo II habla de la dificultad para asimilar que el Hijo de Dios es verdadero hombre y puede ser crucificado y morir siendo Dios entre los judíos tal como fue en los apóstoles en su flaqueza durante la Pasión antes de Pentescotés. Hace muy bien la redacción en señalar estas posturas que son las que tanto daño hacen a los defensores de la tradición y que nada tienen que ver con ellas.

Anónimo dijo...

Hablando de peligros, el de los catozombies no es precisamente menor.

http://devocioncatolica.blogspot.com/2010/12/el-decalogo-del-zombi-catolico.html

El que haya tenido que sufrir a alguno de estos "angelitos" sabrá de lo que hablo...

Cipitria dijo...

A ‘redacción’ y a un ‘ronin católico’

Leyendo a Anónimo de 9 de mayo de 2011 14:12 y de 9 de mayo de 2011 14:03, quien al parecer es el mismo y pega unos textos tomados de ‘Chiesa Viva’ y la reacción de ustedes, quisiera hacer algunas precisiones, luego de releerlos:
1.- Parece evidente que Anónimo ha dejado de lado el contexto, faltando así a la verdad.
2.- La crítica de Redacción no está correctamente formulada, porque la definición de herejía que hace se refiera a la formal, imposible de definir en el supuesto de que un Papa incurriera en ella, mientras que Anónimo, más preciso en la termología para no cogerse los dedos, sólo habla de herejía material. Por lo tanto comete Redacción el mismo error que ‘Anónimo’; sin embargo, acierta un ‘ronin católico’, que sin entrar en la definición de herejía, bien formal, bien material, bien pública o privada, se limita a pegar el texto íntegro para que se aprecie el contexto.
3.- No obstante, en mi humilde opinión, el lenguaje y la redacción de la cita de Juan Pablo II, cuando menos es bastante confuso para la fe de los sencillos.
4.- Nada dice ‘ronin católico’ del contexto del otro mensaje, que parece del mismo anónimo al estar copiados del mismo sitio, referido a la ideas de inculturización de Juan Pablo II. Desde luego podrá haber también un contexto distinto, pero sus hechos por cientos no apoyarían una explicación distinta.
5.- Desde luego la manipulación es clara, como ‘ronin católico dice’, pero no creo que tenga ‘lereles’ considerando la enorme persecución que durante el papado de Juan pablo se ha hecho a la Tradición y la Santa Misa, que fue abrogada de hecho en todo el orbe.
6.- Personalmente desconozco al sujeto que Redacción cita y, por supuesto su ideología. Deduzco que será sedevacantista, pero no lo sé. Contra esta postura sedevacantista, que no comparto, lo mejor he visto escrito no es precisamente un documento de Juan Pablo II, sino un texto del Arzobispo Lefebvre, a quien él excomulgó. No comparto la posición sedevacantista, pero ciertamente han tenido que sufrir mucho con ese largo papado, para llegar esa penosa decisión.

Una cuestión a debate, cuya postura defiende un amigo sacerdote que celebra el novus ordo, como parróco y el Rito Extraordinario. Él dice que en el C.I.C. de 1917 había un canon que contemplaba la circunstancia de ‘Sede moralmente impedida’. Esta situación que no sé se alguna vez se aplicó, estaba contemplada cuando un Papa no podía ejercer sus funciones, V. Gr. Cuando estaba por largo tiempo preso no pudiendo regir, ni dictar normas en la Iglesia, con lo cual, siguiendo siendo Papa otros debían ejercer lo propio del ministerio sin serlo ellos, hasta que el impedimento desapareciese. Aunque éste sería sólo un ejemplo, el sacerdote cree que esta situación sería aplicable a los Papas del postconcilio y no la sede vacante, si bien no sería acción válida ni legítima que alguien usurpara sus funciones.

¿Conocían esta circunstancia de sede impedida?

Redacción dijo...

Hermenegildo:

1. Hay casos en los que citar textos fuera de contexto no es más que la alocada búsqueda de premisas para una conclusión que se quiere justificar de cualquier manera.
2. No, la crítica está bien formulada porque: a) se debe señalar la verdad de fe divina y católica negada o puesta en duda; b) el texto debe negarla o ponerla en duda, no bastando alguna ambigüedad. Probado eso, sólo en tal caso se puede hablar de herejía material (que es la que se pronuncia sin culpabilidad). La acusación de herejía material tiene demasiada gravedad objetiva para que cualquier iluminado la arroje a los cuatro vientos.
3. La ambigüedad del lenguaje es un punto sobre el que podemos debatir en el presente caso.
4 y 5. Dejamos la respuesta a Ronín.
6. Los hermanos Dimond son sedevacantistas tan frikis que hasta los sedevacantistas los repudian por sus disparates y heterodoxias. Llegan a ir contra la interpretación de Pío XII del "fuera de la Iglesia no hay salvación" y acusar de herejía a los obispos de la HSSPX. Radio Cristiandad es una combinación de lecturas aisladas de Lefebvre, mal asimiladas, con una mentalidad sectaria de iluminados, propia del pasado carismático de sus promotores, que hace gran daño en la fe de la gente sencilla y de poca formación. Sobran ejemplos en sus publicaciones habituales.
Su pregunta final merece algunas aclaraciones que, en este momento, no podemos hacer por falta de tiempo.

Redacción dijo...

El anterior era para Cipitria, no para Hermenegildo.

Anónimo dijo...

El blog este parecía gracioso, pero huele a "filo-ratzingeriano" que tira para atrás. Maldita la hora de la mierda del "motu proprio" y la mierda de los pseudotradicionalistas liberales. De verdad que o sois ciegos o sois faltos de entendederas... Ya podéis rezar a vuestro nuevo "beato" JPII, tan venerado por Benedicto XVI...

Anónimo dijo...

Anónimo:

Cuídese de las infiltraciones a la HSSPX, de los conspiradores, de los extraterrestres y, sobre todo, de los analfabetos funcionales termocéfalos, que haberlos haylos, y terminan en palmares de Troya.

Anónimo dijo...

Rectificación de Anónimo de 9 de mayo de 2011 14:12

Seguramente a mi precipitación, debida a que me encontraba en el lugar del trabajo y no me era posible contrastar la cita copiada de Chiesa Viva, auque hice unos insuficientes intentos, y después de la copia del contexto que tan gentimente hizo ronin católico, ruego a la Redacción que elimine mis comentarios para que nadie más pueda ser engañado, pidiendo a los que lo hayan leído perdón por mi atolondramiento.

Igualmente ruego a la Redacción que elimine también mi comentario de 9 de mayo de 2011 14:03, porque aunque es evidente el derrumbe litúrgico producido en la época de Juan Pablo II y las centenares de Misas que 'presidió' donde permitió todo tipo de abusos, no tengo la certeza moral de que el texto copiado sea auténtico, dada la metedura de pata de mi otro comentario.

Gracias anticipadas y reitero mi solicitud de perdón.

Nota: podrán comprobar que la autoría de este comentario coincide con los dos referidos, al ser la misma I.P.

Redacción dijo...

Cipitria:

El CIC de 1983 tiene un canon (c. 335) sobre la sede romana totalmente impedida. Pero no hay elementos de juicio objetivamente serios que permitan decir que los papas del postconcilio han estado impedidos de ocupar la sede romana. Por el contrario, sobra evidencia de que han ejercido el pontificado, no de modo infalible ni impecable en todos sus actos.

Si como dicen los sedevacantistas, Pío XII fue el último papa, hoy no hay cardenales vivos, válidamente designados, que estén en condiciones de elegir papa en un cónclave. La Iglesia estaría acéfala y la situación no podría solucionarse salvo un milagro.