domingo, 19 de febrero de 2012

Cinco llagas de la liturgia según Atanasio Schneider

El obispo Atanasio Schneider no le teme al mote de filolefebvriano. En una reciente ponencia (texto completo aquí) presentada en un encuentro por la unidad católica, ha explicado las cinco llagas de la liturgia post-conciliar, que han enfermado al Cuerpo Místico litúrgico de Cristo. Son las siguientes:

1ª. La más evidente, es la celebración del sacrificio de la Misa con el sacerdote vuelto hacia a los fieles, especialmente durante la plegaria eucarística y la consagración, el momento más alto y más sagrado de la adoración debida a Dios.

2ª. La Comunión en la mano difundida por todo el mundo. 

3ª. Las nuevas oraciones del ofertorio. Se trata de creaciones absolutamente nuevas y nunca usadas en la Iglesia.

4ª. La desaparición total del latín en la inmensa mayoría de las celebraciones eucarísticas de la forma ordinaria en la totalidad de los países católicos.

5ª. El ejercicio de los servicios litúrgicos de lectorado y acolitado a cargo de mujeres.


N. de R.: se ha corregido un error en esta entrada gracias a la sugerencia de Urbel.



21 comentarios:

Rafael dijo...

Estando de acuerdo con muchas de las cosas de las lista no consigo ver que tiene de malo que las mujeres ayuden en las lecturas, no estamos hablando de algo q deba ser función del sacerdote o de ayudantes varones. Otra cosa es eso que alguna vez he tenido la desgracia de ver, de "monaguillas".

Anónimo dijo...

La quinta piaga è l'esercizio dei sevizi liturgici di lettori e di accoliti donne, così come l'esercizio degli stessi servizi in abito civile penetrando nel coro durante la Santa Messa direttamente oltre lo spazio riservato ai fedeli. Quest'abitudine non è giammai esistita nella Chiesa, o per lo meno non è mai stata la benvenuta. Essa conferisce alla messa cattolica il carattere esteriore di qualcosa di informale, il carattere e lo stile di un'assemblea piuttosto profana. Il secondo concilio di Nicea vietava già, nel 787, tali pratiche, redigendo questo canone: « Se qualcuno non è ordinato, non gli è permesso fare la lettura dall'ambone durante la santa liturgia », (can. 14). Questa norma è stata costantemente rispettata nella Chiesa. Solo i suddiaconi o i lettori avevano il diritto fare la lettura durante la liturgia della Messa. Al posto dei lettori e accoliti mancanti, sono uomini o ragazzi in veste liturgica che possono farlo, e non donne, essendo un dato di fatto che il sesso maschile sul piano sacramentale dell'ordinazione non sacramentale dei lettori ed accoliti, rappresenta simbolicamente il primo legame con gli ordini minori.

Anónimo dijo...

No es tradicional. El lectorado es un ministerio no ordenado pero que tiene una vinculación simbóilca con el sacramento del Orden. Admitir mujeres a esos ministerios en la Misa, es incentivar las peticiones de ordenación de mujeres.

Cougar dijo...

Las plagas de la liturgia son reflejo de las plagas de la fe del clero. Y eso quienes más lo notan son los conversos.

http://cougarpuma.blogspot.com/2012/02/una-situacion-realmente-extrana.html

Cougar

El Eremita dijo...

Que tipo grande don monseñor Athanasius Schneider.

Quiera Dios que algún día forme parte del colegio de cardenales, por lo menos.

Miles Dei dijo...

Creo que las plagas son muchas más y más profundas que las visibles como meras consecuencias.

Por ejemplo Cougar ha dicho una que llama muy acertadamente "la jibarización de la fe" por parte de los consagrados.

Si se comulga en la mano es por lo mismo que en otros tiempos se obligó al sacerdote a adorar la hostia y el caliz tras la consagración y a mostrarlos al pueblo para ser adorados. Se ha perdido la fe en la Eucaristía y con eso ya no puede haber liturgia real de la Santa Misa.

Y eso es la pescadilla que se muerde la cola.

Genjo dijo...

Mons. Schneider propone desatar ese nudo gordiano mediante la curación de la liturgia, siguiendo la directriz de Joseph Ratzinger que cita al final de su intervención: « Es en el modo de tratar la Liturgia donde se decide la suerte de la Fe y de la Iglesia"

Miles Dei dijo...

Aqui nadie va a desatar nada porque no hay voluntad

Tenemos un Papa débil

Tan débil que los escándalos saltan continuamente a la prensa y no pasa nada.

Los párrocos rebelados siguen de párrocos y no pasa nada.

y el jesuita enfermo que no iba a ser nombrado cardenal lo fue pero sigue anunciado como que no ha sido y será nombrado en ceremonia privada...

La gestión de la Santa Sede a día de hoy es un cachondeo... una decadencia... una astracanada sacra.

Y así vamos a terminar. Con Cristo viniendo a arreglar lo que parece que no tiene arreglo alguno.

Urbel dijo...

No conozco el italiano pero en la versión francesa (ignoro si la original, quizá en inglés) de estas palabras del obispo Schneider no se habla de plagas sino de llagas ("plaies"). Creo que en el uso de ese término (llagas) hay una evocación del célebre libro de Rosmini.

Redacción dijo...

Urbel:

La traducción correcta de "piaga" es llaga y la alusión a la obra de Rosmini sería clara. Como también sucede que "piaga" se usa en sentido figurado como "calamidad", a este redactor le pareció mejor tomarse la licencia de hablar de "plagas" por aquellas Diez plagas de Egipto, calamidad bíblica.

Gracias por su aclaración y sirva esta nota de como pedido de disculpas a nuestros lectores.

F. Sardá dijo...

Pues a mí lo de Rosmini no me gusta nada. El libro de las cinco llagas se incluyó en el Índice de los libros prohibidos durante más de un siglo.

F. Sardá dijo...

Otro sí: libro recomendado por el modernista Xabier Pikaza.

Anónimo dijo...

Miles Dei: ¿un Papa débil? En absoluto. Él sabe bien adonde vá.

http://radiocristiandad.wordpress.com/2012/02/16/sindrome-del-pobre-papa-benedicto/

Saludos.

Cougar dijo...

Anónimo 20 de febrero de 2012 12:18:

El artículo original de Marian T. Horvat, "The «Poor Pope Benedict» Syndrome", publicado el 26 de mayo de 2009, puede leerse aquí:

http://www.traditioninaction.org/religious/m023rpPoorBenedict.html

Cougar

Anónimo dijo...

Cougar: gracias por el enlace, es mejor el original. ¡Qué confusión más espantosa!

Saludos.

Anónimo dijo...

Y es gracioso porque si una llega quince minutos antes y se sienta en un banco tranquila seguro se aparece una señora que te invita a hacer una lectura, asi eligen a cualquiera que aunque sepa leer no tiene idea que la palabra se proclama y no es una simple lectura.
Por eso a algunas lectoras no se les entiende naaa de naa.

Anónimo dijo...

Me parece Genjo que si quieren realmente sanar la liturgia deberían volver al rito codificado por San Pío V. Lo demás solo parche. La llaga del hombro debe ser el N.O., dolorosísima.

Genjo dijo...

Desde luego que Dios todo lo puede y a saber los caminos que escogerá. Pero, visto el panorama, más prudente parece el camino señalado por mons. Schneider. Aunque esas solas cinco correcciones, a la vista del panorama, parecen cosa de ciencia ficción. De liturgia ficción, en este caso.

иван dijo...

No nos engañemos. Der gross Athanasius está aparcado como auxiliar en una diócesis de Asia central y le toleran estas ideas porque piensan que su influencia y su impacto son escasos en una diócesis con poquísimos católicos; además en un medio con una más que suficiente influencia de la ortodoxia rusa, estas ideas del sabio Athanasius caen muy bien. Es simplemente una teoría.
Otra cantar sería si este buen obispo fuera trasladado a Roma o a alguna diócesis de habla alemana.
Salió con sus padres de Kirguistán para regresar a Alemania; ordenado sacerdote, regresó a las estepas de Asia central para ejercer allí su ministerio, cuando la mayor parte de alemanes deportados por Stalin habían regresado a Alemania. Qué hombre tan generoso! Gross ist Gott!!!

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO: Como bien señalan otros comentaristas del trato que se dé en el futuro inmediato a obispos como éste se podrá deducir CON SEGURIDAD si en el Vaticano hay voluntad restauradora o sólo es palabrería.

Anónimo dijo...

Restauración is not enough, hay que volver a lo anterior.