sábado, 2 de julio de 2011

Un personaje siniestro


En 1975, Andrea Riccardi, fundador de la “progresista” Comunidad de San Egidio, visitó al Arzobispo Roberto Ronca, una influyente voz conservadora de la Iglesia italiana en las décadas precedentes, y le pidió su opinión acerca de Pablo VI:

“Me respondió con severidad: Montini, salva reverentia –era el Papa en ese momento- siempre ha sido un personaje siniestro [un personaggio sinistro]”. Sorprendido con un juicio tan duro de un obispo acerca del Papa, le pregunté en qué sentido fue “siniestro”, y me respondió secamente: “en el sentido de ´sinistra´[izquierda] y de ´sinistro´ [siniestro]”.

Es sólo una de las centenares interesantes notas al pie de página (p. 149, n. 170) del delicioso libro de Roberto de Mattei: Concilio Vaticano II: Una storia mai scritta (Turin, Lindau, 2010), sobre la historia no escrita del Concilio.

Fuente: rorate-caeli.blogspot.com/2011/07/sinistro.html



15 comentarios:

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO dice: Abordar con sano sentido crítico la persona y obra de Juan Bautista Montini en los ambientes católicos está, a mi juicio, aún por hacer. Y es necesario hacerlo porque su influencia en lo que estamos viviendo y muriendo actualmente fue enorme.
Lo que digo se refiere especialmente a España donde el tema no es que no se aborde. Es que es un tabú. Hay incluso un insensato de un lugar cercano a Madrid que propone nada menos que su beatificación y después la canonización.
Y desde luego que así no salimos de la crisis porque no se estudian los factores que la provocaron.
Claro que la historia de este personaje puede ser verdaderamente siniestra si se confirma lo de su comunicación con regímenes comunistas y filtración de datos de eclesiásticos actuando clandestinamente tras el telón de acero. La realidad supera la ficción.

Anónimo dijo...

Continuamente escuchamos historias de santos incorruptos. Por lo que leí, el papa Paulo VI ya olía muy mal a las pocas horas de muerto, no sé si falló la técnica, porque Juan XXIII fué conservado con una solución que le preservó muy bien.
El ataúd de SS Paulo VI no llevaba ningún tipo de crucufijo o imagen religiosa.

Anónimo dijo...

«Sant'Egidio» en español se dice San Gil. Así que Comunidad de San Gil es como hay que llamarles: los Giles.

Anónimo dijo...

En español peninsular los "giles" no dice mucho... sería más expresivo "los gilis", supongo que es equivalente,
Y sí; es incomprensible la crisis conciliar y post-conciliar sin introducir la cuestión de la personalidad de Pablo VI. De algún modo la crisis conciliar y post-conciliar se podría enfocar también como una "hipóstasis" de las propias luchas internas de Pablo VI, su concepción del mundo, de la relación de éste con la teología, y del propio papel de la Iglesia en el mundo, como el modo de desempeñar el Pontificado. Una herencia nada ligera que alguien debiera abordar, aunque ya hay trabajos muy interesantes, como el citado del profesor De Mattei, o el mismo Iota Unum.

Fray Juan de Santo Tomás

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO dice: Gracias Fray Juan.

Tamariz dijo...

Podrá haber sido siniestro o un mal papa, pero recordemos que hablamos del autor de la Humanae Vitae, con la que se enfrentó, y de manera irreconciliable, a la Antiiglesia.

Hermenegildo dijo...

Pedro Hispano: el proceso diocesano de beatificación del Siervo de Dios Pablo VI comenzó el 11 de mayo de 1993, ordenado por Juan Pablo II.

Anónimo: el ataud de Juan Pablo II tampoco llevaba ningún tipo de crucifijo ni de imagen religiosa. Desconozco si es tradición entre los papas o si se trata de una moda reciente.

Anónimo dijo...

Gracias por el comentario, Hermenegildo. Por supuesto que un papa del vaticano 2 tiene que defender en algun momento parte de la doctrina catolica, no puede todo ser demolicion. Tiene que ser un vals, dos pasos adelante, un paso para atras, un, dos, un, dos. Asi tenemos la incapacidad de la Iglesia para ordenar mujeres, autoreada por el turbomagno JP 2. Si no, se perderia la imagen de infalibilidad. Es como el premio a Olegario Gonzalez de Cardedal, se le da el premio nobel de la herejia, tanto para aplacar a los progresaurios, como para seguir en el vals. El hombre se conoce por la compañia que se busca y SS Paulo VI era superamigo de Maritain. Todo esta dicho.

Tu Es Petrus dijo...

Está bien la crítica en general, pero hay que evitar la conspiranoia.

También SS Pío XII lo protegió a Maritain; es más, amonestó a quienes lo criticaban (Meinvielle, Garrigou-Lagrange, La Revue Thomiste) y pidió a De Gaulle que se lo mandara a Roma como agregado cultural de la Embajada francesa. Lo mismo hizo con un personaje, en realidad mucho más peligroso: Teilhard de Chardin, al que Pío XII protegió casi como un hijo, impidiendo la promulgación del Monitum que recién salió con Juan XXIII. Por otro lado, este mismo Papa persiguió a sacerdotes de indudable ortodoxia como los jesuitas Feeney o Castellani.

Si queremos buscar "suciedades", desde el beato Pío IX hasta Benedicto XVI felizmente reinante, no hay Papa que se salve. Quizá no hay uno que se salve en 2000 años de historia de la Iglesia.

Pablo VI hizo una gran cantidad de cochinadas, pero sin alguien como él, gran parte de la Iglesia hubiese terminado marxista. Ese es un hecho concreto que se desprende claramente del contexto histórico. Fácil es mirar desde el 2011, pero los que peinamos canas, sabemos cómo estaba el patio a mediados de los '60.

Anónimo dijo...

Una cosa es lo que Pablo VI escribía y otra muy distinta lo que hacía. Con los políticos pasa lo mismo. En ambos casos, el meollo de la cuestión está en los actos, no en las palabras. Lo que en Pío XII fueron actos excepcionales, en Pablo VI fueron casi la regla. Inversamente, lo que que en Pablo VI fueron actos excepcionales, en Pío XII fueron casi la regla.

Del mismo modo que no parece adecuado no distinguir las palabras de los actos y las excepciones de la regla, tampoco parece adecuado sugerir semejanzas en el ejercicio los pontificados de Pío XII y de Pablo VI. Nadie duda que la época del pontificado de Pablo VI fuera convulsa. Sin embargo, la época del pontificado de Pío XII no fue más tranquila.

Los actos de Pío XII siempre fueron consistentes con sus palabras y con la Tradición. Por desgracia, no puede decirse lo mismo de muchísimos de los actos de Pablo VI, tal y como el mismo p. Iraburu afirma, con muchas precauciones y no menos circunloquios, en "Infidelidades de la Iglesia".

Tu Es Petrus dijo...

Justamente, lo que digo más arriba son actos, no palabras.

¿Actos excepcionales de Pío XII? Dígaselo a Meinvielle, o a Castellani.

La época de Pío XII no fue más tranquila "ad extra" de la Iglesia. Pero sí lo fue "ad intra", notoriamente más tranquila. De hecho, el único problema interno grave que tuvo fue el de los curas obreros franceses... y no lo resolvió demasiado bien que digamos.

¿Actos "siempre" consistentes con la Tradición? De nuevo, porqué no se lo dice a los colaboradores de la Revue Thomiste o a Garrigou-Lagrange.

Bueno, y por caridad, no voy a meterme en algunos documentos del siervo de Dios, Pío pp. XII, como "Benignitas et Humanitas" que parece escrito por Maritain en su peor momento.

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO dice: Pablo VI diría una cosa en sus encíclicas pero hacía otra en su gobierno, y lo de gobierno es un decir. Y una cosa son las turbulencias sobrevenidas y otra las provocadas.
Y es la primera noticia que tengo que "Teilhard de Chardin, al que Pío XII protegió casi como un hijo"
¿Y esto:? "Pablo VI hizo una gran cantidad de cochinadas, pero sin alguien como él, gran parte de la Iglesia hubiese terminado marxista. Ese es un hecho concreto que se desprende claramente del contexto histórico"
TU ES PETRUS ¿no se habrá Vd. equivocado con las yerbas del mate y habrá echado otra cosa más o menos alucinógena?
HERMENEGILDO agradezco su interés pero el dato que aporta no me sirve gran cosa. Recuerde que el mismo Papa que inició ese proceso propuso públicamente a Maciel como modelo para la juventud.

Tu Es Petrus dijo...

Pedro Hispano: En vez de insinuar que me drogo, mejor sería que tome un libro y lea. El Monitum que prohibió a Teilhard publicar es del beato Juan XXIII, pero había sido preparado por el Santo Oficio muchísimo tiempo antes y si no fue publicado, fue debido a la intervención directa de Pío XII. Este Papa, como es sabido, llamó a Teilhard a Roma para protegerlo.
Respecto a su pregunta en cuanto al contexto en el que tocó el pontificado de Pablo VI, lo reenvío a la colección de "Verbo" y ahí verá de qué se habla.
Antes de hablar de oídas, sería mejor informarse.

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO dice a TU ES PETRUS:Le ruego me disculpe por la broma. No pretendía ofenderle. Pero la afirmación de que Pio XII "protegió" a Th. de Chardin representa una total novedad para mi y el "como es sabido" que Vd. aduce no me parece una prueba sólida de algo que hubiera supuesto un fenomenal traspiés de un Papa por tantos conceptos grande. Y autor de la Humani generis. Si bien de esta se ha dicho que no tuvo resultados disciplinares por la nefasta influencia de Bea. ¿Influencia también aplicada a T. de Chardin?
Parece que debería probarse por algo más sólido que un "como es sabido"
En lo que creo que se equivoca de medio a medio es en esto: "sin alguien como él -Pablo VI- gran parte de la Iglesia hubiese terminado marxista" La percepción que tenemos por aqu es justo la contraria, que sirvió con su política a la expansióm de marxixmo y mucho. Aquí tenemos la colección de Verbo y si Vd. me diera una pista para estudiar los números en que apoya su afirmación se lo agradecería.

Tu Es Petrus dijo...

Pedro Hispano: Disculpas aceptadas. Perdone si me excedí en mi reacción.

Bibliografía:
1) "Un maître en théologie: Le Père Marie-Michel Labourdette, O.P.", Revue Thomiste 92, Nº 1 (1992).
2) Aidan Nichols O.P., "Thomism and the Nouvelle Théologie", The Thomist 64 (2000).
3) Monitum "Certe opere del P. Pietro Theilard de Chardin...", AAS, 30/VI/1962.
4) Michael Marrus, "The Ambassador & the Pope: Pius XII, Jacques Maritain and the Jews", Commonweal, 22/X/2004.
5) Gustavo E. Ponferrada, "A treinta años de la desaparición de Jacques Maritain", comunicación a la Acad. Nac. de Cs. Morales y Políticas 26/XI/2003.
6) Pierre Leroy, Lettres familières de Pierre Teilhard de Chardin mon ami, 1948-1955 (1976).
7) Henri de Lubac, Memoria en torno a mis escritos (orig. 1992).
8) Gary Potter, After the Boston heresy case (1995).

Entre otros.