lunes, 25 de julio de 2011

Vegetarianos «católicos»


No nos interesa en esta entrada detenernos a explicar los complejos del catolicismo frente al mundo moderno. Lo cierto es que desde la tristemente célebre frase de Pablo VI: «Nosotros, más que cualquier otro, tenemos el culto del hombre», la Iglesia parece empeñada en mostrar remedos «católicos» de la mundanidad hodierna en todos sus aspectos.

Una muestra de lo que decimos, la tenemos en el movimiento de los «vegetarianos católicos», asociación privada de fieles. Si hojeamos los estatutos de la asociación, no encontraremos grandes desviaciones doctrinales. Pero como suele ocurrir con los movimientos «primaverales», es la praxis la que revela errores implícitos en la teoría. En el caso de los «vegetarianos católicos», en uno de sus panfletos podemos observar las fotos de unos animales criados para la alimentación de los seres humanos, sobre las que se formulan preguntas retóricas condenatorias: ¿qué hubiera dicho Jesús de esta violencia? ¿qué hubiera hecho? La tergiversación sensiblera del mensaje del Salvador resulta patente.


O tempora, o mores!

9 comentarios:

Martin Ellingham dijo...

En la parábola del hijo pródigo el padre ordena que se coma un novillo cebado. La versión vegetariana sería con una lechuga de invernadero... :)

Tulkas dijo...

Y en la visión de Pedro en la azotea nos imaginamos que se le ofreción alguna que otro bogabante gallego y cochino extremeño de bellota... porque el pobre judío horrorizarse, se horrorizó.

Anónimo dijo...

Pero ese viejo es mucho más marica que vegetariano...

Cesar Augustus dijo...

Vaya, es muy triste pero cierto. Cuando estaba más joven pensaba que eso de ofrecer versiones religiosas de las cosas de moda era propio de los Protestantes, pero con el tiempo me dí cuenta que está ocurriendo también con el Catolicismo.

FEEDLOT dijo...

El movimiento ese debe ser de minas histéricas. Mirá si no te vas a comer un asado porque el novillito...

Anónimo dijo...

«Vamos, Pedro, mata y come» (Hechos, X, 13).

FEEDLOT dijo...

Yo voy a fundar "asadores católicos".

Un ronin católico dijo...

Precisamente porque Dios no es el ser de los entes, no queda amado sólo con amar a los entes, aunque no amarlos sea señal de no amar debidamente a Dios. Es más, cabe un amor desordenado a los entes que se llama "conversio ad creaturas"

¡Como que no hay doctrina en juego en estos grupos! La hay y muy seriamente amenazada, porque amenazan la misma ordenación de la creación. Siempre la Iglesia puso en guardia contra los vegetarianos y llegó a condenar el rechazar comer carne por motivos diferentes a los de mortificación o una repugnancia invencible que no supusiera el rechazo de la misma como alimento.

En algún momento se ordenó que para ser ordenado sacerdote este debía comer carne como pueba ante el obispo. Bien sabía la Iglesia cuantos enemigos suyos (gnósticos y demás) se intentaban infiltrar en ella bajo la apariencia de almas mortificadas que se astenían de carne.

El que se haya bajado la guardia en esto es otra muestra de cuan mal van las cosas. Deberían preguntarse estos pseudoecologístas, que no son sino verdaderos gnósticos contemporáneos camuflados porqué el Papa usa pieles de armiño en sus ropajes.

Anónimo dijo...

El asunto del vegetarianismo es una cuestion de biologia y no de fe. Investigaciones serias como las de Bircher-Benner u otros han llegado a la conclusión de que el organismo humano esta constituido mejor para asimilar el alimento de origen vegetal. Su intestino es mucho mas largo que elde un carnivoro, su acidez estomacal es mas baja que la de un carnivoro y su denticion es parecida a la del orangutan otro vegetariano.Que por razones de costumbre o gusto se haya incorporado la carne a la dieta no significa que sea lo mas adecuado.Repito no es una cuestion de Fe sino de salud.Asimismo hay personas a quienes le cae mejor la dieta animal y a otras la vegetariana por su constitucion interna, por determinadas enzimas y antigenos propios del organismo( aunque parezca extraño influye hasta el grupo sangúineo.