jueves, 24 de noviembre de 2011

El caso Thiberville


El caso del p. Michel ha encontrado una solución. No ha sido un resultado óptimo pero finalmente la resistencia de los fieles ha logrado neutralizar al impresentable obispo Nourrichard. Una amplia cobertura de la noticia se encuentra en este blog del que tomamos el siguiente extracto:  
Una pequeña iglesia en un pueblo pequeño, pero sólo un par de kilómetros al suroeste de la antigua iglesia parroquial. El padre Francis Michel, el héroe de Thiberville , se convertirá en el rector de la iglesia más pequeña de su diócesis, en Le Planquay (a 5 km de Thiberville, Eure/27, Normandía). Su resistencia dio sus frutos. La intervención directa de la Congregación para el Clero, a través del mediador designado (Obispo Boulanger, de Bayeux / Lisieux), aseguró que el obispo local Nourrichard no fuera capaz de alejar al padre Michel más que una corta distancia de su querido rebaño.

31 comentarios:

Miles Dei dijo...

Solución aparentemente salomónica, que dependerá de dos cosas:

1)La perseverancia de los fiels para poder viajar cinco kilómetros. En un mundo de horarios apretados y esto puede ser un gran inconveniente si se suman otras circustancias.

2) La potestad que se le de al sacerdote, porque no es párroco y puede ser fácilmente cohibido.

O sea, que una de cal y otra de arena pero con la esperanza de que al final se termine la mezcla y todo vuelva a como debe ser: pura cal viva.

Anónimo dijo...

Yo creo que los fieles anteriores van a poder viajar a la nueva ubicación del sacerdote, con la buena noticia de que ahora él va a tener llegada a gente nueva.

Coronel Kurtz dijo...

Miles:

Lo que dice es cierto, pero creo que hay suficientes razones para tener esperanza.

Respecto a 1), lo cierto es que fieles que han sabido resistirse al obispo y al nuevo párroco de la forma en que lo hicieron, no se ve qué problema podrán tener en hacer unos pocos kilómetros. Pero, claro, el aburguesamiento es siempre una tentación en todos.

Y en el caso de 2), lo mismo para este gran cura. Si ha sostenido esta guerra "de baja intensidad" contra el obispo durante más de un año, con todos los pronósticos en contra (yo mismo nunca me imaginé que la Curia romana se atravería a torcer la mano a un obispo diocesano, cuando ni siquiera lo hizo en Italia en muchos otros casos similares), no lo veo muy factible el que se pueda ver cohibido por el párroco que le toca en suerte.

Y, creo, lo bueno de todo esto es el ejemplo que nos da a todos, tanto a los sacerdotes como a los fieles de a pie.

Nos quejamos de que los obispos no cumplen Summorum Pontificum, pero si nosotros fuésemos como esos fieles de Thiberville, no hay obispo con los c*** que se nos pudiese oponer. Al final del día, aún los obispos más ideológicamente comprometidos, no están dispuestos a resistir un escándalo que los haga quedar como antidemocráticos, autoritarios, etc. ante la opinión público. Tienen terror a los medios, no lo olvidemos.

Otra enseñanza que nos dan los fieles de Thiberville es sobre ser astutos. Lo primero que hicieron, luego de manifestar sonoramente su descontento al obispo cuando éste "intervino" la parroquia, fue sacar el conflicto del ámbito eclesial y situarlo en un plano político amparándose en la ley de secularizaciones de la III República y exigiendo al alcalde que negociara "políticamente" con el obispo por el usufructo de la iglesia de Thiberville cuya propiedad (como en todas las iglesias francesas anteriores al 1900) es estatal.

Para los sacerdotes también ofrece enseñanzas, acerca de la verdadera obediencia, de resistir la iniquidad de los superiores, de ser astutos apelando a Roma y al Estado si a mano viene, de apoyarse en los fieles, de evitar los maximalismos expresivos, etc.

Seguramente hay otras enseñanzas pero éstas son las que me vienen a la mente con este caso.

Y que, finalmente, Dios siempre escribe derecho sobre renglones torcidos. La ley de secularizaciones de la III República fue vista como una catástrofe por los católicos franceses de ese tiempo. Cuando Mitterrand aprobó la ley de descentralización por la que se pasaron a los municipios numerosas propiedades que pertenecían al Estado central francés, el presidente socialista se burló diciendo que finalmente podían tomar esta bandera (la descentralización) y hacerla ley ahora que el monarquismo que siempre había abogado por ello estaba muerto. Y, en la segunda década del siglo XXI, los católicos de Thiberville hacen uso de estos "instrumentos" para resistir a un obispo ultraprogresista que buscaba aplastarlos.

Martin Ellingham dijo...

Estoy de acuerdo con el Cnel. Kurtz. Era bastante pesimista sobre el caso de este cura. Pero el resultado final ha sido auspicioso. La gran dificultad estaba en que todo obispo siempre puede pretextar que está en su potestad trasladar a un párroco.

Saludos.

Miguel Serrano Cabeza. dijo...

Mons. Christian Nourrichard, obispo de Evreaux, es una persona tremendamente jovial y vitalista, tanto fuera como dentro del templo.

http://tinyurl.com/Mons-Christian-Nourrichard1

http://tinyurl.com/Mons-Christian-Nourrichard2

http://tinyurl.com/Mons-Christian-Nourrichard3

Es una persona accesible para todos. Hasta el obispo anglicano de Salisbury, mons. David Staffurth-Stancliffe, pudo contar con él la mañana del sábado 3 de julio de 2010, antes, durante y tras la celebración de una ceremonia puramente anglicana, no ecuménica.

http://tinyurl.com/Mons-Christian-Nourrichard4

http://tinyurl.com/Mons-Christian-Nourrichard5

http://tinyurl.com/Mons-Christian-Nourrichard6

http://tinyurl.com/Mons-Christian-Nourrichard7

Mons. Nourrichard pudo actuar contra un sacerdote que se mantuvo fiel a la Tradición porque se sentía arropado por sus compañeros del episcopado francés.

Un saludo.

Miles Dei dijo...

Un obispo que no ha dudado hasta en llevar a los tribunales a este sacerdote acusándolo de robar no esperemos que se quede sentadito acatando la salomónica decisión.

Por cierto, como va ese asunto de las cuentas. ¿En que quedó?

Anónimo dijo...

Los que no son capaces de hacer 5 kilómetros para escuchar una misa decente no solo no la quieren realmente, sino que es además dudoso que la merezcan...

No soy ningún santo y sin embargo hago hace muchos años unos 40 kmts. por domingo, con niños pequeños, haciéndolos madrugar porque no hay misas por la tarde, etc. y todo se puede hacer con suma alegría.

No hay excusas ante el soretismo novordista.

Lo contrario es ser un novordista que "preferiría" la misa tradicional, o aldo así.

Anónimo dijo...

Perdón, sería "algo así", no "aldo así". Aldo es Rico, o Bonzi, y nada que ver.

Anónimo dijo...

Gran neologismo éste del "soretismo novordista"...

Lo voy a adoptar sin más.

Hermenegildo dijo...

Coronel Kurtz: creo que a los católicos no les es lícito someter a la jurisdicción del Estado litigios exclusivamente eclesiásticos. Ya lo dice San Pablo:

1 Cor 6, 1.5-6

"¿Y osa alguno de vosotros que tiene un litigio con otro acudir en juicio ante los injustos y no ante los santos?
Para vuestra confusión os hablo de este modo. ¿No hay entre vosotros ningún prudente capaz de ser juez entre hermanos? En vez de esto, ¿pleitea el hermano contra el hermano, y esto ante os infieles?"

Coronel Kurtz dijo...

Pero no se trata de un litigio exclusivamente eclesiástico.

Anónimo dijo...

Conocí una familia chacarera del interior de EEUU que hacías 400 kmts. de ida y otros 400 de vuelta todos los domingos, con la nada cómoda cantidad de diez hijos.

Nunca hay excusas para ir a la misa nueva. Tal vez de vacaciones, aunque...

MIGUEL25 dijo...

En definitiva se trataba de hacer tragar a esos fieles el Concilio Vaticano II, valiéndose de la autoridad de un obispo modernista.

Puede ser que el temor al escándalo mediático haya influido, pero que no se nos dice a los católicos, (los modernistas ya se cuidan bien de ello) es que el CVII, es un sencillo concilio pastoral, que no quiso ser ni es dogmático-doctrinal y por lo tanto no es exigible bajo pena de excomunión, como mucho, se nos pide "obsequio religioso", pero jamás la imposición, que es tanto como imponernos por la coacción un magisterio no infalible..

Luego hacen muy bien los fieles católicos de ese pueblo.

Roma ha cedido, simplemente porque no puede ir más lejos ante la resistencia al CVII, de los files.

Cuando la fe modernista y neoprotestante es impuesta, los fieles podemos desobedecer porque la obediencia que nos exigen los obispos modernistas, arruina la Tradición, demuele nuestra Fe católica, protestantiza la liturgia y lo que es peor ponemos en peligro nuestra salvación.
y nuestra salvación es antes que la obediencia, esa obediencia no es obediencia a Dios, es obediencia al hombre.

Monseñor Lefebvre nos explica muy bien lo que es la obediencia católica respecto lo que es la obediencia al hombre, mundana y pelagiana.


Monseñor Marcel Lefebvre
(Homilía en Poitiers, 2 de setiembre de 1977).


Somos incriminados porque hemos elegido la supuesta vía de la desobediencia. Pero se trataría de que nos entendamos precisamente sobre lo que es la vía de la desobediencia. Pienso que podemos en verdad decir que si hemos elegido la vía de la desobediencia aparente, hemos elegido la vía de la obediencia real.

Entonces pienso que aquéllos que nos acusan han elegido quizás la vía de la obediencia aparente pero de la desobediencia real. Porque los que siguen la nueva vía, los que siguen las novedades, los que se adhieren a unos principios nuevos, contrarios a los que nos fueran enseñados en nuestro catecismo, contrarios a los que nos fueran enseñados por la Tradición, por todos los Papas y por todos los Concilios, esos tales han elegido la vía de la desobediencia real.


Leer más: http://devocioncatolica.blogspot.com/2009/01/monseor-lefebvre-desobediencia-aparente.html#ixzz1eeJ5vYDW

Hermenegildo dijo...

Coronel Kurtz: ¿la remoción de un párroco no es una cuestión exclusivamente eclesiástica?
Ahora me entero.

Anónimo dijo...

El cambio de párroco es eclesiástico. En Francia el uso de bienes públicos municipales no es sólo eclesiástica.

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO dice: HERMENEGILDO no veo dónde ve Vd. el drama. ¿Acaso no acudieron los fieles a la Cong. del Clero? ¿Le parece esta una institución poco eclesiástica? ¿Y cree Vd. que a ese impresentable Suseñor Nourrichard le importa un pimiento el Derecho canónico cuando protagoniza ceremonias como las que puede ver en los enlaces que se le ofrecen? ¿Por qué el derecho canónico es aplicable sola y exclusivamente a los conservadores o tradicionalistas y no al resto? ¿No se da cuenta de que con sus escrúpulos -creo que inmotivados- justifica de alguna manera esta situación en la que la Iglesia no se rige de hecho por el derecho canónico sino por la ley del embudo? Aparte que la situación de los edificios religiosos de Francia hace que cosas como esta difícilmente se puedan arreglar sin contar con la autoridad civil propietaria de los mismos. En resumidas cuentas y sin pretender relativizar nada: la situación de que aquí tratamos es mucho más compleja de la que conoció San Pablo. Para una buena noticia que recibimos en medio de tanto desastre no se ponga a hacer de aguafiestas.

Hermenegildo dijo...

¿Cada vez que un obispo en Francia traslada a un párroco tiene que negociarlo con el alcalde? No lo sabía.

Pedro Hispano: el señor Nourrichard es el Obispo de la Diócesis y llevar al obispo a las autoridades civiles por cuestiones internas de la Iglesia estaba condenado por el Derecho Canónico. Me parece que el Código de 1917 llegaba a castigar con penas canónicas a los sacerdotes que tomaran semejante determinación.
Como decía San Ignacio de Antioquía, "nada sin el obispo".

Hermenegildo dijo...

Y, por cierto, entramos en una dinámica muy peligrosa si consideramos que las enseñanzas de la Sagrada Escritura no son aplicables hoy día porque la situación actual es mucho más compleja que la que conocieron Cristo o San Pablo.

Por lo demás, que nadie dude de que me alegro de que el "caso Thiberville" haya tenido un final no del todo malo.

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO: Los ejemplos de familias tradis numerosas desplazandose muchos kilometros para asistir a la Misa tradicional en Francia en concreto, que es lo que conozco más, son abundantes y ejemplarizantes. En la primera etapa inmediatamente posterior al CVII se dio el caso de aunténticos contingentes de fieles que se hacía con la lista de sacerdotes diocesanos ancianos que, por su edad les habían más o menos respetado el guardar la Misa de su ordenación y consumían el domingo en asistir ora a la parroquia del uno ora a la del otro y asi sucesivamente para animar a estos sacerdotes que muchas veces estaban muy solos.
Y se plantea la tristísima cuestión de por qué en España NO HUBO NADA DE ESO. Porque en España hemos tenido y tenemos conservadores, que no conservan nada, en vez de tradicionales. Conservadores ciegos (¿voluntariamente?) para apreciar la ocasión que abría el Motu proprio para la recuperación de este tesoro secular que es la Liturgia tradicional. Esos conservadores sí que tienen gente, y en general muy buena, que hubieron podido aportar el contingente humano necesario ante el que los obispos hubieran tenido que ceder. Pero sus guías no les han suscitado la mínima inclinación al respecto. Incluso les han predispuesto en contra. ¿Y quién ha ido a los obispados a pedir la Misa? Pues grupúsculos beneméritos pero marginales y en numero irrisorio.
Y así nos va. Se puede decir que el Motu proprio en España ha fracasado, mientras -para más INRI- se ceden iglesias de la diócesis a rumanos cismáticos.
No creo equivocarme y estoy dispuesto a ser corregido o matizado cuando afirmo que la responsabilidad del fracaso del Motu proprio es no tanto de la hostilidad de los obispos, aunque tambien en parte, sino del abstencionismo masivo de los católicos conservadores españoles cuya ceguera -¿voluntaria?- les ha llevado al más olímplico desinteres por la recuperación del secular patrimonio litúrgico. Opus Dei, Schola Cordis Iesus, Cursillos y otros menores pero activos han dado la consigna y se ha seguido con eficacia digna de mejor causa.
¿Ve alguno de Vds. alguna brecha en esta muralla china de desinterés que contrasta con lo que es un movimiento mundial -salvo aquí- y que constituye un auténtico signo de vitalidad religiosa católica. Pero vitalidad de la buena porque va a lo esencial de la religión: el Culto divino. Y no se despita en macroeventos que son pan para hoy y hambre para mañana, que no son sino castillos de fuegos artificiales que una vez concluidos sólo dejan humo. Y en definitiva dejan todo como estaba antes.

Edgar dijo...

Que no fue el obispo el que llevo al padre Michel por una acusación de mal uso/manejo de los recursos de la parroquia? y el apoyo del alcalde de Thiberville fue mas bien politico y de permitirle el uso de la rectoria del templo mas que un asunto judicial o ¿estoy equivocado?

Anónimo dijo...

HERMENEGILDO vuelve a caer Vd. en la abstracción. Su Señor -porque Mon no lo es- Nourrichard es un impresentable que puede Vd. comprobar como se carga normas litúrgicaa y de derecho cacónico. Y ante esa situación caótica promovida em este caso por el propio obispo (vea los you tubes que le ofrecen)Vd. exige a los fieles que se atengan al derecho que su principal responsable en la diócesis no guarda en absoluto. O sea que es Vd. defensor -le guste o no- de la ley del embudo
Y vuelvo a que colocar la Esscritura en su contexto no es relativizarla. En tiepo de S.Ignacio era la comunidad la que elegía al obispo y en ese contesto, en el que Nourrichard no creo tuviera muchas posibilidades, es donde nace esa drase. Que hoy con Setién, Dorado, Echarrén, Fisichella, Schombron y austríacos en generl y muchos más por desgracia habría que tomar cum mica salis y mucho derecho canónico para ver a qué estamos realmente obligados y a qué no.
Y en general tener presente que siendo el derecho importantisimo lo es mas la Fe.

Miguel Serrano Cabeza. dijo...

Nadie en su sano juicio va a "contradecir" la "línea de partido" de sus respectivos movimientos y/o parroquias.

Se trata de una heroica obediencia ciega... por pura comodidad. Es mucho más cómodo obedecer y callar que objetar y desobedecer en consecuencia por motivos de conciencia rectamente formada, y vivir "fuera" del movimiento y/o la parroquia a la que uno siempre ha asistido.

Así, hasta la venta del último número de la lotería de la parroquia ha pasado a ser moralmente vinculante para el pobre feligrés de a pie. Y vinculante hasta el heroismo.

Pero la asistencia a la misa según el Rito Gregoriano no sólo no es vinculante sino que es, además, perniciosísima. Cosa digna de gran sospecha...

Los que acuden a ella son todos unos nostálgicos, soberbios espirituales, unas veces simplemente desconcertados por ese triste error del Papa, Summorum Pontificum. Otras veces, cismáticos radicales vinculados a grupúsculos de extrema derecha que, henchidos de neognosticismo, cual nuevos cátaros, se reúnen para no hacer nada bueno, y a los que es mejor ignorar.

Si esos grupúsculos llegaran a crecer, cismáticos o no, habría que disolverlos del modo y la forma que fueran necesarios, fomentando la división sin descartar ninguna vía de acción. Se empezaría con la concesión de pequeñas prebendas. Y se seguiría con la "acción directa", primero pastoral y después canónica y civil.

Todo por el bien supremo de la unidad comunitaria en la alegría de la celebración del Banquete de la Palabra y de la Caridad Fraterna en el seno de la Asamblea que recorre el Camino de Fe y de la solidaridad con los Hermanos en el Mundo.

Ése es el muro. Levantado por los progresistas y magníficamente rematado, mantenido, reforzado y vigilado por los "conservadores". Su misión es conservar intactas las estructuras de poder diocesano que permiten la existencia de unas Conferencias Episcopales que reflejan delicados equilibrios de poder pastoral al que no son nada ajenos los "movimientos" eclesiales.

Sería terrible que los fieles empezaran a actuar por motivos de conciencia y Fe, abandonando sus actuales "movimientos" y/o parroquias y buscando la Misa Gregoriana. Porque después de la Misa Gregoriana vendría más cosas. El rezo diario de los quince misterios del Rosario en latín, la dirección espiritual y la confesión semanal juntas en el mismo sacramento, la revindicación del Reinado Social y sus consecuencias políticas, y qué sé yo cuántas cosas más. En una palabra ¡la Revolución! Eso sería algo impensable y, desde luego, del todo intolerable.

Lo que está claro es que, si los fieles quieren Misa Gregoriana, tendrán de abandonar sus "movimientos" y/o sus parroquias. Y que eso es algo que hemos de evitar a toda costa.

Mientras tanto, nosotros los conservadores, amantes y seguidores de la obediencia heroica, sólo tenemos que permanecer vigilantes y seguir obedeciendo "a cámara lenta", a ver si hay suerte y el próximo Papa se olvida de ese terrible error, causa de tantas preocupaciones innecesarias, llamado Summorum Pontificum.

Un saludo.

Hermenegildo dijo...

Pedro Hispano: ¿Por qué dice Vd. que el Obispo Nourrichard no se ha atenido al Derecho Canónico? El traslado del párroco y la decisión de que la parroquia fuera absorbida por otra nos podrán gustar más o menos, pero entra dentro de las facultades propias de un obispo.
Y, sin ánimo de polémica, insisto en que eso de colocar la Escritura en su contexto es uno de los argumentos que dan los heterodoxos para defender sus posturas.

Miles Dei dijo...

La suprema Ley de la Iglesia es la Salus Animarum. O sea, la salvación de las almas y el Derecho canónico deja bien claro que es la que debe regir en las causas de traslado en todo el apartado dedicado a ello.

Thiberville antes: catorce iglesias atendidas por el Padre Michel, que constituían el conjunto católico más vivo y misionero de la diócesis de Évreux: la iglesia de Thiberville repleta en las tres misas del domingo, atención rotativa de las otras iglesias, legiones de niños en los cursos de catecismo, participación activa de los fieles, enjambres de monaguillos, cofradías, todas las iglesias de la región magníficamente restauradas, las misas de semana muy frecuentadas, los entierros celebrados por el párroco mismo, etc. En fin, uno de los últimos lugares de provincia donde la comunión de todos los católicos se vivía de manera ejemplar, modelo de aplicación de la voluntad del Papa, con las misas “ordinarias” celebradas de la forma más piadosa que se pueda imaginar, y la misa “extraordinaria” insertada del modo más natural. Volveremos sobre este punto.

Thiberville después: una misa dominical lúgubre que no reúne más de treinta personas: una decena de fieles de la antigua parroquia y una veintena proveniente de parroquias reagrupadas con Thiberville. ¿Las misas durante la semana? Suprimidas. ¿Los niños del catecismo? Cuando mucho, quedan unos veinte. En fin, Thiberville se sumó al montón de las parroquias de Francia y descubre la “crisis de la Iglesia” a la que había escapado hasta ahora gracias al celo de su párroco.

Miles Dei dijo...

Luego aparte tenemos un obispo que asiste revestido con todos sus ornamentos a una ordenación anglicanas de mujeres y al que se le da la razón cuando quiere destruir una parroquia de fieles devotos.

Pero como la curia está podrida pues no pasa nada.

http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=10942

El Papa es débil y está impedido para gobernar la Iglesia con justicia y ejercer el triple poder en libre comunicación, ya pueden decir lo que quieran e inventarse los recursos más píos que puedan para evitar la terrible verdad. Bienvenidos al siglo de Plomo de la Iglesia.

Miguel Serrano Cabeza. dijo...

Hablando de sacerdotisas, hete aquí a Su Eminencia Reverendísima el cardenal Diogini Tettamanzi saboreando una copita de vino blanco espumoso junto a doña Maria Vittoria Longhitano (Nissoria-Sicilia, 1975, maestra, casada sin hijos, residente en Milán) tras haber sido ordenada en la parroquia de Todos los Santos, única parroquia romana de la muy cismática "Iglesia" Veterocatólica de Italia, a las once de la mañana del sábado 22 de mayo de 2010, festividad de Santa Rita de Casia según el santoral preconciliar, que es el único usado por esta "iglesia" de menos de 300 adeptos.

http://tinyurl.com/Tettamanzi


Aquí tenemos una foto de la ceremonia tomada durante el sermón predicado por el obispo anglicano de la Unión de Iglesias Veterocatólicas de Utrech, "mons." Fritz-René Müller.

http://tinyurl.com/Fritz-Rene-Muller


Aquí tenemos tres fotos más de la ceremonia de ordenación.

http://tinyurl.com/suelo1

http://tinyurl.com/suelo2

http://tinyurl.com/suelo3


Y aquí ya tenemos a la señora Longhitano, destinada a una parroquia de Sabbioneta (Lombardía), ejerciendo su "ministerio".

http://tinyurl.com/Longhitano


Curiosamente, ya antes de ser ordenada, vestía cubresotana sobre la sotana que suele llevar, sotana se puede apreciar en el primer vínculo.

http://tinyurl.com/cubresotana


Dado que esta "iglesia" había celebrado antes otras "ordenaciones" femeninas de sacerdotisas italianas (Teodora Tosatti, 2006), la novedad no está tanto en la "ordenación" de otra sacerdotisa "vetero-católica" italiana cuanto en la muy sonriente presencia cardenalicia con ocasión de tal "celebración".

Obispos como mons. Nourrichard y cardenales como mos. Tettamanzi acuden raudos y sonrientes a ceremonias anglicanas de "ordenación" de sacerdotisas que visten de rigurosa sotana pero luego, curiosamente, se niegan tanto a asistir a misas según el misal del beato Papa Juan XXIII (a quien, por otra parte, dicen venerar tantísimo) como a pedir a los sacerdotes bajo su autoridad que vistan según establece la disciplina eclesiástica.

Todo un signo de los tiempos.

Un saludo.

MIGUEL25 dijo...

Siguiendo a Monseñor Lefebvre, entonces el tema de la obediencia está claro:
para que la obediencia sea católica, el obispo, no solamente debe estar en comunión eclesial, sino además (condición sin la cual no) debe estar en comunión doctrinal

El obispo modernista no está en comunión doctrinal, por tanto y siguiendo a San Pablo: "si nosotros o un ángel del cielo os predica un evangelio distinto del que habéis recibido sea expulsado".

Y ello es así porque su falsa doctrina lleva directamente al infierno, es decir ha traicionado su misión de salvar almas como muy bien se ha dicho en estos foros.

Llegados aquí, alguien preguntará
¿y que pasa con el obispo conservador? (opus dei, legionarios de cristo..y otros de la Iglesia diocesana)

Pues a ellos sí los debemos obedecer en la Fe, porque custodian fielmente el depósito de la Fe, siguen la hermenéutica de continuidad del CVII, y sus enseñanzas son buenas y rectas..

Es decir debemos hacer lo que ellos nos dicen pero.....

no debemos hacer lo que ellos hacen, porque fallan, en la obediencia, y me explico, ellos ponen en un mismo nivel al magisterio infalible y al no infalible, con lo que aplican el principio de que quien obedece no se equivoca, y no es así, eso vale para el magisterio infalible pero no para el no infalible.

Para el magisterio, no infalible, quien obedece no tiene problemas, que no es lo mismo y a cambio los modernistas, les ofrecen poder y privilegios.

Esta obediencia es ciega, chusqueril, rastrera, mundana y pelagiana.

Entonces los obispos conservadores custodian fielmente el depósito de la Fe, lo administran correctamente, pero no lo defienden, su falsa obediencia los hace tibios y cobardes, por eso no son capaces de revisar el CVII a la luz de la Tradición, ni de excomulgar a nadie, ni de depurar a herejes y herejías, en una palabra, no son capaces de echar al modernismo abajo y arrancarlos de nuestra Iglesia, no son capaces de depurar la doctrina ni la teología, no son duros ni contundentes en la aplicación de sanciones eclesiásticas, ..en una palabra arrancar el mal de entre nosotros.

Estos son tibios, no son fríos ni calientes, hacen del católico un zombie, que no piensa, ni discierne nada y por cobardes y tibios serán arrojados de la Iglesia, porque una vez que las simpatías hacia la FSSPX, sean arrinconadas y controladas en la Iglesia, por los masones y modernistas, y éstos consoliden el mando en la Iglesia, los siguientes en la lista serán los conservadores y entonces la cantidad de burradas y herejías que tendrán que tragar será tan grande, que tendrán que decidir, o rebelión como lo hizo monseñor
Lefebvre, o seguir con su obediencia cobarde, y seguir a una falsa iglesia y a un falso Cristo, cuando estalle el cisma profetizado.

Miles Dei dijo...

Se une el de aquel obispo poniendo flores a las deidades hindues y el de nuestro soberano Pontífice que asiste impasible al acto adolátrico del babalawo. Lo que acabo de descubrir sobre como se ha transmutado el trato que los obispos de África querían dar a la hechicería desde el Sínodo es abrumador. Lo tienen hoy en mi blog.

Miguel Serrano Cabeza. dijo...

Juan Pablo II fue dos veces (1982 y 1993) y Benedicto XVI acaba de ir. Benin debe ser un sitio muy importante por algo.

Un saludo.

Anónimo dijo...

HERMENEGILDO he estado dudando en contestarle porque creo que ya lo han hecho, y con abundancia, otros comentaristas. ¿Es que no ha mirado Vd. alguno de los muchos videos que le ofrecen aquí? ¿Cómo dice entonces que en qué se carga Suseñor Nourrichard el Derecho canónico? En esa diócesis y con ese obispo no hay Derecho canónico porque su principal responsable lo está violando de la manera más escandalosa.
Además Vd. da la impresión de confundir la Sagrada Escritura con el Corán. ¡Claro que hay determinaciones prácticas en la Sagrada Escritura que con el cambio de circunstancias y el paso de los siglos han dejado de aplicarse por la misma Iglesia. Ejemplo: que el obispo sea marido de una sola mujer. Otra cosa son las enseñanzas doctrinales inmutables.
Y lo dejo porque es tarde y porque me está resultando Vd. un defensor entusiasta de la ley del embudo.
PEDRO HISPANO

Anónimo dijo...

PEDRO HISPANO a HERMENEGILDO: La enseñanza de S.Pablo sobre que el obispo deber ser "unius uxoris virum" la tiene Vd. en 1Tim. III,2.
Y como éste se pueden citar otros ejemplos de enseñanzas o determinaciones de tipo práctico que con el tiempo han sido abolidas. Y esto de tener en cuenta el contexto será peligroso en manos de los progres y heterodoxos en general -protestantes en particular- porque proceden en este tema sin tener en cuenta la Autoridad ni la Tradición de la Iglesia. El remedio no es tomar la Biblia como si fuera el Corán -que es lo que Vd. parece proponer- sino someterse a esos criterios -Autoridad magisterial y Tradición eclesiástica- en la necesaria adaptación de algunas orientaciones prácticas de la Sagrada Escritura cuyo espíritu ha de mantenerse a toda costa pero cuya materialidad puede ser irrealizable en un contexto distinto de aquel en que nacieron.
(Otro ejemplo ilustrativo podría ser el Lucas X, 4 en las instrucciones que el Señor da a los Apóstoles: "No lleveis bolsa ni alforja ni sandalias y a nadie saludeis por el camino" ¿Piensa Vd., Hermenegildo, que esto hoy ha de aplicarse literalmente? Pues eso...)