lunes, 5 de diciembre de 2011

Texto clásico: "Los dos poderes" (Jean Ousset) V

CIUDADANO VERGONZANTE QUE NO PUEDE TITULARSE CATÓLICO…

¿Es para compensarle, para consolarle, por lo que se le habla tanto de “promoción”?

Pero promoción ¿en qué orden?

Detalle característico: la promoción contemplada es de orden espiritual y destinada a hacerle participar en el sacerdocio.

Como si una situación más elevada en el santuario pudiera hacer olvidar que, en su terreno, es el peor dotado de los ciudadanos.

Ciudadano vergonzante que no se puede titular católico sin que se le reproche que “compromete”, que “responsabiliza” a una autoridad eclesiástica que, según frase célebre, no quiere en modo alguno “que le indisponga con la República”.

Lo que, paradójicamente, no deja a la iniciativa del seglar cristiano sino una única vía, cualificada de “no comprometedora” para los clérigos. Vía en la que el seglar se halla casi seguro de no tener ningún contratiempo por la parte eclesiástica. La vía de la corriente ideológica moderna, que no es cristiana. En condiciones tales que un seglar católico sufre menos inconvenientes citando a Marx o Lenin que al Syllabus.

Muy grande es el número de los clérigos que al parecer prefieren que no exista un laicado cristiano (dueño de su justo poder temporal) para no tener más problemas que el poder político-social (no cristiano, sino anticristiano) de un laicado heterogéneo prácticamente conducido por indiferentes, hasta por enemigos del catolicismo. Todos los esfuerzos de la Acción Católica, a pesar de su gran éxito tal vez en el plano apostólico, no han podido dar la vuelta ni parar la corriente de un naturalismo político y social hasta tal punto victorioso que algunos eclesiásticos (pese a las enseñanzas de los soberanos pontífices) deducen de ello argumentos para afirmar que ya no es cosa de combatir un estado de hecho tan triunfalmente implantado, que al alistarse en esta lucha el seglar cristiano comprometería a la jerarquía, etc.

En realidad no es posible comprometer a la jerarquía sino en la medida en que resulte manifiesto que ese seglar cristiano es testaferro suyo; que todo lo que él hace (reputado cristiano) en lo temporal es teledirigido por la autoridad espiritual.

Sí, por lo tanto, la teledirección no fuera tan notoria, no resultaría tan fácil pretender que la jerarquía quedaba “comprometida”.

"Las Páginas Musicales" de la Juventud Femenina de la Acción Católica. Nº 4 dedicado a Su Santidad Pío XI, "Himno al Papa" para coro de dos voces iguales con acompañamiento de pianoforte del canónigo Gioacchino Mangone

8 comentarios:

Miguel Serrano Cabeza. dijo...

¡Qué cierto es!

Y si el texto en general es bien cierto, en aquellas comunidades autónomas en las que otrora triunfaran los ideales antiliberales, todavía lo es más. Me estoy refiriendo a Galicia, Vascongadas, Navarra, Cataluña, Valencia y Baleares.

Para un seglar es más peligroso leer a Donoso Cortés o Vázquez de Mella que a Proudhon o Bakunin. Y, en las comunidades citadas, hasta la lengua que uno habla le "delata". Porque a tal lengua, tal misa. Y, como todo el mundo sabe en esas comunidades, la única misa verdaderamente buena es el "novus ordo" celebrado en la respectiva "megalengua".

Sin la acción constante y determinada del clero de esas regiones, el nacionalismo no sería en ellas lo que es hoy: una ideología fascista y totalitaria.

Offtopic:

Lo de la Wikipedia señalando Murcia como uno de los territorios en los que se habla catalán es de auténtica traca.

http://es.wikipedia.org/wiki/Idioma_catal%C3%A1n

Saludos.

Anónimo dijo...

Miguel Serrano Cabeza, hablo catalán y castellano pero mi lengua materna es el catalán. Mis bisabuelos apenas sabían hablar castellano(uno de ellos recluido durante tres meses en una checa y asesinado por las hordas marxistas por ser católico y militar en un partido de derecha, y no era la Liga Regionalista). En mi casa siempre fueron del Barça hasta que empezaron con el rollo (hace unas décadas) de aquello de "somos más que un club". Amenazado por la kale borroka catalana (los llamados "maulets"), menospreciado por el clero de mi ciudad, católico-apostólico-romano y fiel de la Hermandad San Pío X. No admito que diga que la lengua que habla uno ya le delata automáticamente. Debería usted conocer a muchísimos catalanes que dejarían en evidencia una barbaridad como esa.
E igual que le digo esto, también le digo que, el catalán, es como el pijama, que sólo sirve para andar por casa. Soy de los que acentúa sus apellidos (catalanes de pura cepa) siguien las normas de la RAE, pero ahí no ha estado acertado hoy.

Anónimo dijo...

Pues desde Galicia puedo decir que las misas en gallego son una rareza.

A lo más que se llega es algún cántico en gallego o algo por el estilo.

Miles Dei dijo...

En realidad el problema del clero manipulador no es sólo de esos sitios, sino de toda España. En donde antaño había un tradicionalismo férreo ocurre que el clero apoya al nacionalismo, pero en los demás sitios lo más intelectual del clero apoya el juego de alternancia liberal de modo que existe en todo el clero español sus determinadas opciones de corrección política ante el poder secular.

En el nacionalismo, la lengua ha sido secuestrada para un uso ajeno a la misma. No tiene la culpa la lengua, ni lo que las hablan. Si me apuran el fenómeno linguístico está presente también allí donde todos creen hablar la misma lengua española. O no se nota la gnosis en el lenguaje propia de tantos sacerdotes y obispos que hablan la misma lengua que tu y que yo y que hace que sólo les entiendan los iniciados en la misma.

Lo mismo pasaba a la escolástica, pero al menos aquello era según los principios de la lógica y del ser, accesibles a todo el mundo por naturaleza.

Miles Dei dijo...

Creo que un ejemplo moderno de este asunto es la noticia del cardenal Rodriguez Maradiaga que pide no votar a los partidos que no dan una respuesta al cambio climático.

Al final la gnosis del cambio climático se impondrá desde el clero.

Tulkas dijo...

Pues sí.

Una de las frases de la Divina Comedia que cita Benedicto XV en su documento sobre Dante es: "ahí tienes ambos Testamentos, y los Pastores de la Iglesia: con eso te basta para salvarte."

Si un Dante postconciliar subiera al Paraíso (si es que sigue existiendo el Paraíso, que ya no se sabe) con todo derecho preguntaría: ¿Dónde están los Pastores de la Iglesia? o mejor, ¿en qúe están los Pastores de la Iglesia?

Porque hoy día, tal como está el patio, un Pastor vale para poco más que para el estrictísimo ex opere operato, cuando no falte la intención, que no es siempre.

Miles Dei dijo...

Yo creo que tal Dante simplemente repetiría aquello que pone en su Divina Comedia el Dante original:

De vos, Pastores, se acordó el Evangelista,
cuando la que está sentada sobre las aguas
putañear con reyes por él fue vista

Tulkas dijo...

O les diría que suplantan el Evangelio por las Decretales, que traducido al siglo XXI dice: suplantan el Evangelio por el Vaticano II.

Sí.